El Telescopio espacial James Webb de la NASA revelará los secretos del planeta rojo

El  telescopio  espacial James Webb investigará cómo Marte pasó de húmedo a seco.

 Los vehículos exploradores y orbitadores de Marte han encontrado indicios de que una vez Marte tuvo agua líquida en su superficie. Mucha de esa agua escapó con el tiempo. ¿Cuánta agua se perdió y cómo se mueve el agua desde el  hielo, a la atmósfera y luego al suelo? Durante su primer año de operaciones, el Telescopio Espacial James Webb de la NASA buscará respuestas. Webb también estudiará  las plumas misteriosas de metano que insinúan una  posible actividad geológica o incluso biológica.

La historia completa:

El telescopio Hubble tomó esta foto de Marte  el 12 de Mayo de 2016,cuando el planeta estaba a 50 millones de millas de la Tierra, durante su última oposición en 2016. Ver imágen con etiquetas. Casquetes polares escarchados y brillantes, y nubes sobre un paisaje vívido, de color óxido, revelan a Marte como un planeta estacional dinámico en esta imagen. La foto revela detalles tan pequeños como de 20 a 30 millas de diámetro. Crédito: NASA, ESA, el equipo de patrimonio de Hubble (STScI / AURA), J. Bell (ASU) y M. Wolff (Instituto de Ciencias Espaciales). Más información.

El planeta Marte ha fascinado a los científicos durante más de un siglo. Hoy en día, es un mundo helado y desierto con una atmósfera de dióxido de carbono 100 veces más delgada que la de la Tierra. Pero la evidencia sugiere que en la historia temprana de nuestro Sistema Solar, Marte tenía  un océano de agua. El Telescopio Espacial James Webb de la NASA estudiará Marte para aprender más sobre la transición del planeta de húmedo a seco, y lo que eso significa sobre su habitabilidad pasada y presente.

Marte será el objetivo como parte de un proyecto lamado Tiempo de Observación  Garantizado (Guaranteed Time Observation, GTO) dirigido por Heidi Hammel,   Astrónoma Planetaria y Vicepresidenta Ejecutiva de la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía (AURA) en Washington, DC. El programa GTO brinda tiempo dedicado a los científicos que han trabajado con la NASA para crear las capacidades científicas del telescopio Webb a lo largo de su desarrollo. Hammel fue seleccionada por la NASA como Científica Interdisciplinaria del JWST en 2003. Marte será visible para el telescopio Webb de Mayo a Septiembre de 2020 durante su primer año de operaciones, conocido como Ciclo 1.

“El Webb devolverá medidas de química extremadamente interesantes en la atmósfera marciana”, señaló Hammel. “Y lo más importante, estos datos de Marte estarán inmediatamente disponibles para la comunidad científica planetaria para permitirles planificar observaciones de Marte aún más detalladas con el Webb en ciclos futuros”.

“Todos estamos esperando las observaciones del Webb sobre Marte. Sé que serán fantásticas, con el potencial de descubrimientos científicos inmediatos”, dijo Jim Green, director de la División de Ciencias Planetarias de la NASA, en la sede de la NASA en Washington, DC

Ventajas y desafíos del Telescopio James Webb

Marte ha recibido más misiones que cualquier otro planeta en nuestro Sistema Solar. Actualmente está orbitado por seis naves espaciales activas, mientras que dos rovers pululan por su superficie. El Webb ofrece varias capacidades que complementan estas misiones de cerca.

Un activo clave es la capacidad del Webb para tomar una instantánea de todo el disco de Marte a la vez. Los orbitadores, por el contrario, se toman un tiempo para hacer un mapa completo y, por lo tanto, pueden verse afectados por la variabilidad cotidiana, mientras que los rovers sólo pueden medir una ubicación. Webb también se beneficiará de una excelente resolución espectral (la capacidad de medir pequeñas diferencias en las longitudes de onda de la luz) y de estar en el espacio eliminando la interferencia de la atmósfera que afecta las mediciones desde la Tierra.

Dicho esto, observar a Marte con el Webb no será fácil. ” El Webb está diseñado para poder detectar objetivos extremadamente débiles y distantes, pero Marte es brillante y cercano”, explicó Gerónimo Villanueva del Centro Goddard de Vuelo Espacial de la NASA, líder para el estudio de Marte en el proyecto GTO. Como resultado, las observaciones se diseñarán cuidadosamente para evitar que los delicados instrumentos del Webb se llenen de luz.

“Muy importante, las observaciones de Marte probarán las capacidades del Webb para rastrear objetos en movimiento por el cielo, lo cual es de importancia clave cuando se investiga nuestro Sistema Solar”, dijo Stefanie Milam en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland, quien coordina el programa de Sistema Solar con el telescopio Webb.

Agua y metano

El Marte primitivo, probablemente tenía una atmósfera más densa con más vapor de agua y dióxido de carbono, proporcionados por una actividad volcánica vigorosa. Este Marte era más cálido y húmedo, y la mayor presión atmosférica presente, permitió que fluyese el agua en la superficie. Sin embargo, hace cerca de 4 mil millones años, el medio ambiente de Marte se convirtió en frío y seco, como lo es ahora. A medida que el interior de Marte se enfrió, los gases y el vapor de agua provenientes del vulcanismo se redujeron gradualmente y el campo magnético desapareció. Carente entonces de protección, la atmósfera fue erosionada por el viento solar, y la superficie de Marte estaba bañada en radiación. El Sol primitivo tenía una radiación ultravioleta y un viento solar, mucho más intensos que  los de hoy. Crédito: MAVEN / LPI – USRA.

Gran parte del agua que una vez tuvo Marte se perdió con el tiempo debido a la acción continua de la luz ultravioleta del Sol rompiendo las moléculas de agua. Los investigadores pueden estimar cuánta agua desapareció midiendo la abundancia de dos formas de agua ligeramente diferentes en la atmósfera de Marte: agua normal (H2O) y agua pesada (HDO), en la que un átomo de Hidrógeno es reemplazado por Deuterio que se produce naturalmente. El escape preferencial de hidrógeno, más ligero, a lo largo del tiempo llevaría a una relación sesgada de H2O a HDO en Marte, lo que indica la cantidad de agua que se ha escapado al espacio. El Webb podrá medir esta proporción en diferentes momentos, estaciones y ubicaciones.

El escape de agua de Marte. El escape de Hidrógeno ayudó a Marte a pasar de ser un planeta húmedo hace 4.500 millones de años a un mundo seco en la actualidad.

“Con el Webb, podemos obtener una medición real y precisa de la proporción de H2O a HDO en Marte, lo que nos permitirá determinar cuánta agua realmente se perdió. También podemos determinar cómo se intercambia el agua entre el hielo polar, la atmósfera y el suelo “, dijo Villanueva.

Aunque la mayor parte del agua en Marte está encerrada en hielo, existe la posibilidad de que pueda haber algo de agua líquida en los acuíferos subterráneos. Estos reservorios potenciales, incluso podrían albergar vida. Esta intrigante idea recibió un impulso en 2003, cuando los astrónomos detectaron Metano en la atmósfera marciana. El Metano podría ser generado por bacterias, aunque también podría provenir de procesos geológicos. Los datos del Webb podrían proporcionar nuevas pistas sobre el origen de estas plumas de Metano.

El Telescopio Espacial James Webb es el principal observatorio espacial infrarrojo del mundo de la próxima década. El Webb resolverá los misterios de nuestro Sistema Solar, mirará más allá en los mundos distantes alrededor de otras estrellas y explorará las misteriosas estructuras y orígenes de nuestro Universo y nuestro lugar en él. El Webb es un programa internacional dirigido por la NASA con sus socios, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA).


Observabilidad de Marte con el JWST. El observatorio puede realizar observaciones en un Campo De Observaciones (Field Of Regards, FOR) de 85º y 135º, restringiendo la observación de Marte a meses antes / después de la oposición Marte – Tierra, que ocurre aproximadamente cada 2 años (más precisamente, 26 meses). Crédito: G. Villanueva

Sobre la Existencia de agua en Marte:

 Se han escrito una cantidad de artículos de estudios sobre las evidencias de la existencia de agua en la actualidad y en el pasado en Marte, pero pocos que muestren las idas y venidas desde el comienzo de la investigación al momento actual. Entre estos últimos hay uno destinado al público general, y otro de caracter más profundo, ambos escritos  el año pasado (2017) y con abundantes referencias a otros artículos:

Observaciones de eclipses de Sol realizadas en Argentina (1810 – 1950), Parte I. Historia de la Astronomía en Argentina y Latinoamérica

La comitiva del Observatorio Nacional Argentino (ONA) en Cristina, Brasil, dispuesta para la observación del eclipse total de Sol del 10 de Octubre de 1912. Señaladas, las astrocámaras destinadas a las observaciones para verificar la Teoría de la Relatividad. A la derecha vista del entorno (Archivo OAC, identificación y digitalización S. Paolantonio).

El Pofesor Ing. Santiago Paoloantonio, del Museo del Observatorio de Córdoba (MOA), Universidad Nacional de Córdoba (UNC), nos hizo llegar un artículo de su autoría, sobre  “Las observaciones de eclipses de Sol realizadas en la Argentina (1810 – 1950), Parte I “, cuya presentación es la siguiente:

Los eclipses solares difícilmente pasan desapercibidos a las personas en la zona en que son visibles. Desde tiempos remotos fueron motivo de curiosidad y estudio. La observación de estos fenómenos a lo largo del tiempo, hizo posible predecirlos y resultaron un importante móvil para el desarrollo científico. Con los eclipses de Sol se tuvo conciencia de la regularidad de los fenómenos naturales y se adquirió confianza en la razón para explicarlos, se descubrió la aceleración secular de la Luna y el retardo de la rotación terrestre. Con su estudio se lograron numerosos conocimientos sobre el Sol, su cromósfera, las protuberancias, la corona, etc., y a principios del siglo XX, posibilitaron la primera confirmación de una de las predicciones de la revolucionaria Teoría de la Relatividad. Por lo dicho no es extraño que se haya abordado ampliamente la historia sobre la observación de los eclipses desde tiempos remotos. Sin embargo, esto no es una afirmación válida para el caso de lo realizado en Argentina. Este texto pretende realizar un aporte para comenzar a saldar esta deuda, presentando los estudios que sobre los eclipses solares se llevaron adelante en el país, desde su formación y hasta la mitad del siglo XX.

Por la riqueza de la información que contiene, la esmerada presentación, las referencias bibliográficas y la originalidad del trabajo, lo ponemos a disposición de nuestros lectores.

El trabajo fue publicado en el calificado sitio:”Historia de la Astronmía, en Argentina y Latinoamérica” cuyos editores son Santiago Paolantonio y Edgardo Ronald  Minniti Morgan, ambos del MOA.

Paolantonio, S. (2018). Observaciones de eclipses de Sol realizadas en Argentina  (1810 – 1950) I. Disponible en:    https://historiadelaastronomia.wordpress.com/documentos/eclipses/. Recuperado el 20 de Febrero de 2017.

* El sitio ”Historia de la Astronmía, en Argentina y Latinoamérica” acaba de tener un importante reconocimiento: a finales de Diciembre del pasado año se firmó la autorización para que la Universidad Nacional de Córdoba resguarde en su repositorio digital y del Observatorio Astronómico de Córdoba el material existente en Historia de la Astronomía.

La propuesta fue presentada por la primera Biblioteca Astronómica de América Latina, “Prof. Dr. Roberto F. Sisteró“, perteneciente al instituto, la que tendrá a cargo la concreción de las tareas necesarias.

La información al respecto se encuentra en el artículo:

“Historia de la Astronomía en el repositorio digital de la Universidad Nacional de Córdoba.”

El sistema planetario de TRAPPIST-1 está emergiendo gradualmente

Ilustración que muestra los siete planetas del tamaño de la Tierra de TRAPPIST-1. La imagen no muestra las órbitas de los planetas a escala, pero resalta las posibilidades de cómo se verían las superficies de estos intrigantes mundos. © NASA / JPL-Caltech.

Las observaciones intensivas realizadas por los telescopios terrestres (TRAPPIST y SPECULOOS) y los telescopios espaciales (Hubble y Spitzer) nos permiten conocer un poco más acerca de TRAPPIST-1 y sus siete planetas.  Michaël Gillon (ULiège – STAR Institute) y sus colaboradores publican cuatro documentos importantes (1,2,3,4) que refinan nuestro conocimiento de los exoplanetas y sus estrellas. La masa, radio y primeras restricciones atmosféricas de cada uno de ellos: todos estos nuevos resultados confirman la naturaleza terrestre y rocosa de los planetas, al tiempo que sugieren composiciones mucho más ricas en agua que las de nuestra Tierra. Los investigadores están esperando ansiosamente el lanzamiento del Telescopio Espacial James Webb, que reunirá más información sobre el sistema exoplanetario más conocido del planeta.

Hace un año, un equipo internacional de astrónomos dirigido por Michaël Gillon ( Instituto STAR ) anunció en una conferencia de prensa de la NASA uno de los descubrimientos exoplanetarios más notables: se habían detectado siete planetas del tamaño de la Tierra alrededor de una estrella enana fría a unos 40  años luz de nuestro Sistema Solar, todos lo suficientemente templados como para ser “potencialmente habitables”, es decir, capaces, en teoría, de albergar agua líquida en su superficie. ¡La clave de la vida tal como la conocemos en la Tierra! En la actualidad, cuatro estudios en los que participan astrónomos de la Universidad de Lieja presentan nuevos e importantes datos sobre la naturaleza de los planetas de TRAPPIST-1 y su posible habitabilidad.

El primer estudio, publicado en The Astrophysical Journal (1) y dirigido por Valérie Van Grootel (STAR ​​Research Institute), se enfoca en TRAPPIST-1, la estrella del sistema. Gracias a nuevas observaciones, modelos teóricos y técnicas de análisis , el equipo fue capaz de refinar la determinación de las propiedades de la estrella, lo que permite estimar con mayor precisión su distancia, temperatura, radio y masa. La masa es aproximadamente un 10% más alta de lo que se había estimado anteriormente : “Cuanto mejor conozcas a una estrella, mejor podrás conocer sus planetas. Por lo tanto, es un paso esencial para una mejor comprensión de los planetas de TRAPPIST-1 y su posible habitabilidad”. explica el astrónomo de Liège, primer autor de la publicación.

El segundo estudio, publicado en Astronomy & Astrophysics (2) revela que los siete planetas de TRAPPIST-1 son globalmente rocosos y más ricos (hasta un 5%) en agua que la Tierra . “¡ Es mucho más agua que la de nuestros océanos, que constituyen sólo el 0.02% de la masa de nuestro planeta!” dice Simon Grimm, un becario postdoctoral en la Universidad de Berna. Esto fue posible gracias a la medición precisa de lasmasas y dimensiones planetarias, incluido un gran conjunto de datos recogidos por el telescopio Spitzer de la NASA.

Este gráfico presenta las propiedades conocidas de los siete exoplanetas TRAPPIST-1 (etiquetados b,c,d,e,f,g,h), que muestran cómo se distribuyen respecto de los mundos rocosos interiores de nuestro propio Sistema Solar. El eje horizontal muestra el nivel de iluminación que recibe cada planeta de su estrella anfitriona. El eje vertical muestra las densidades de los planetas. La densidad, calculada a partir de la masa y el volumen de un planeta, es el primer paso importante para comprender la composición de un planeta. Crédito: NASA / JPL – Calthec.

El tercer estudio, realizado por Julien de Wit, investigador del MIT (EAPS Lab) y publicado en Nature Astronomy (3), utilizó el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA para observar los cuatro planetas del sistema con mayor probabilidad de ser habitables, en orden para detectar rastros atmosféricos. Para tres de los planetas, los datos obtenidos excluyen la presencia de una atmósfera rica en hidrógeno . Con respecto al cuarto, la presencia de tal atmósfera aún no está descartada. La presencia de atmósferas extensas y dominadas por hidrógeno en los cuatro planetas los habría presentado como mundos gaseosos e inhóspitos como Neptuno. Lo cual no es el caso . “Reunidos juntos, los resultados de nuestras investigaciones confirman la naturaleza terrestre y la potencial habitabilidad de los planetas del sistema TRAPPIST-1”dice Julien de Wit, autor principal del estudio.

El cuarto y último estudio, publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society (4), analizó los nuevos datos recopilados por el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA que refinó el radio de la estrella y los siete planetas que componen el sistema . “En este estudio , también demostramos que los estudios futuros de la atmósfera planetaria no se verán afectados significativamente por la actividad de la estrella, lo que es alentador para el futuro “ , dice entusiasmada Laetitia Delrez, primera autora del artículo y miembro postdoctoral de la Universidad de Lieja en la Universidad de Cambridge.

«El siguiente paso importante en el estudio de los planetas de TRAPPIST-1 será la observación espectroscópica de sus atmósferas utilizando el nuevo telescopio espacial James Webb, que lanzará el próximo año la NASA y la ESA», dice Michaël Gillon, astrónomo de la Universidad de Lieja, y coautor de las cuatro publicaciones. El telescopio espacial James Webb nos permitirá estudiar en detalle las atmósferas de estos planetas, especialmente para medir su composición y detectar posibles moléculas de origen biológico “.

Lo mejor está por venir en el estudio de este sistema exoplanetario único.

 

Mundos no tan extraños. Un viaje al centro del sistema exoplanetario TRAPPIST-1 revelado en Febrero de 2017. Estas ilustraciones presentan los nuevos datos recopilados por el Telescopio Espacial Spitzer y analizados por un equipo internacional de investigadores, incluidos los investigadores del Instituto de Investigación STAR. NASA / JPL – Calthec.

 Fuente: Universidad de Lieja. Artículo original: ” TRAPPIST-1 is gradually emerging“.  5, de Febrero, 2018. Recuperado el 17 de Febrero, 2018.

Referencias Científicas.

(1) Valérie van Grootel et al., 2018, Stellar Parameters for TRAPPIST-1, The Astrophysical Journal, 853,30.

(2) Simon L. Grimm et al. 2018, The Nature of TRAPPIST-1 Planets, Astronomy & Astrophysics, 2018.

READ PRESS RELEASE FROM ESO

(3) Julien de Wit et al. 2018, Atmospheric Reconnaissance of Habitable-zone Earthsized

Exoplanets, Nature Astronomy, 2018 https://www.spacetelescope.org/news/heic1802/

(4)  Laetitia Delrez et al, 2018, Early 2017 observation of TRAPPIST-1 with Sptizer, MNRAS, 1-24.

 

Material relacionado:

¿Por qué buscar sistemas exoplanetarios en  estrellas enanas ultrafrías?

Sobre los proyectos de búsqueda de exoplanetas entorno a estrellas enanas ultra frías:

Las presentaciónes de Michaël Gillon Sobre Trappist 1 y el Proyecto SPECULOOS en NASA APAC Meeting, en Abril, 2017  y en  el CHEOPS Workshop en Austria en Julio del año pasado : 

El Sistema Planetario de la estrella Trapist 1 tiene un sitio dedicado, con toda la información pertinente desde el comienzo del proyecto, conteniendo una línea de tiempo, los papers publicados, videos etc.:

El  telescopio Spitzer jugó un papel importante en la detección de los exoplanetas, aportando un conjunto de datos fundamentales luego de una extensa campaña de observación. El sitio web de Spitzer, contiene una cantidad de noticias , diagramas y videos sobre el Sistema Trappist 1:

La publicación para el público del estudio  de las atmósferas realizado con el telescopio Hubble:

En relación a atmósferas exoplanetarias en sistemas exoplanetarios entorno a enanas rojas, el planeta  de tamaño aproximadamente terrestre GJ 1132 b  es el de menor masa con una atmósfera detectada hasta el momento:

 

Un modelo que predice la biodiversidad de un planeta,  para ver qué estrellas tienen más probabilidades de albergar vida compleja:

Colecciones de artículos sobre Trappist 1 publicadas en los medios especializados:

 

Podcasts:

Videos:

Hangouts:

Conferencias y charlas públicas:

Curiosidades:

La hipótesis de la Panspermia, se refiere al traslado de la vida ó bien de los bloques básicos (moléculas complejas) componentes de la vida, desde su lugar de origen a otros lugares en el espacio.

El vehículo de traslado de material pueden ser los meteoritos. Por ejemplo se han identificado en la Tierra un buen número de meteoritos provenientres de Marte, seguramente trozos de la superficie marciana eyectados al espacio tras un gran impacto con un asteroide.

 Tres de los planetas – TRAPPIST-1 – e, f, y g , se encuentran en la zona habitable de la estrella (HZ ), y también de lo que se ha podido investigar hasta ahora hay alta probabilidad de  existencia de agua en cantidades importantes en ellos.

 El sistema TRAPPIST-1 contiene un total de siete planetas, todos del tamaño de la Tierra. Tres de ellos – TRAPPIST-1e, f y g – habitan en la llamada “zona habitable” de su estrella. La zona habitable, o zona Goldilocks, es una banda alrededor de cada estrella (que se muestra aquí en verde) donde los astrónomos han calculado que las temperaturas son perfectas, no demasiado calientes ni demasiado frías para que el agua líquida se acumule en la superficie de un mundo similar a la Tierra. Crédito: Spitzer / NASA/JPL-Calthec. Más información.

Además los exoplanetas de este sistema se encuentran muy cerca unos de otros,  el sistema de exoplanetas de Trappist 1 es muy compacto, siendo su radio (9.42 millones de Km)  unas 5 veces el radio (1.88 millones de Km.) del sistema  de los satélites galileanos entorno a Júpiter y a su vez es 1/6 de la distancia de Mercurio al Sol. 

 

. Esta imagen compara a Júpiter y sus cuatro lunas más grandes con TRAPPIST-1 y sus planetas. Todos los tamaños han sido escalados al de Júpiter. Imagen tomada de la Galería de TRAPPIST-1.  (Tener en cuenta que el eje horizontal no son distancias sino períodos orbitales.)

 

Tamaños de los planetas y distancias orbitales en diferentes escalas. Imagen tomada de la Galería de Trappist 1.

En estas circusntancias es natural plantearse, en el escenario de que existiese vida en uno de esos exoplanetas ¿cuál es la probabilidad de que la vida pase de un exoplaneta a otro del sistema?

Una respuesta la da un interesante estudio, comentado en el siguiente artículo: 

Para interiorizarse más sobre el transporte de material biológico en el espacio y las condiciones extremas que debe soportar cualquier microorganismo al hacerlo, lea: 

Authors: Horneck, G., Rettberg, P., Reitz, G., Panitz, C., & Rabbow. E. / Journal: In: Exo-/astro-biology. Proceedings of the First European Workshop, 21 – 23 May 2001. Published by European Space Agency.

 

 

 

 

 

Eclipse parcial de Sol del 15 de Febrero , 2018. Una Luna Nueva bastante especial.

Una escena del Siglo XXI_ Explicación de la animación. Una cámara de la NASA a bordo del satélite del Observatorio Climático del Espacio Profundo (DSCOVR) capturó una vista única de la Luna mientras se movía frente al lado de la Tierra iluminado por el Sol. La serie de imágenes de prueba, tomadas  cuando la Luna estaba en la fase de Luna Nueva muestra el “lado lejano” completamente iluminado de la Luna que nunca es visible desde la Tierra. 
Las imágenes fueron capturadas por la Cámara de imágenes Policromatica de la Tierra (EPIC) de la NASA, una cámara CCD de cuatro megapíxeles y un telescopio en el satélite DSCOVR que orbita a 1 millón de millas de la Tierra. Desde su posición entre el Sol y la Tierra, DSCOVR lleva a cabo su misión principal de monitoreo del viento solar en tiempo real para la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). Crédito: Rob Gutro /NASA/NOAA.

 La Luna Nueva de Febrero 2018, tiene lugar el Jueves 15 de Febrero a las  9:05 p.m. UTC, o sea 6:05 pm hora uruguaya. La Luna Nueva tiene lugar una vez al mes, cuando nuestro satélite natural  se ubica en la posición de su órbita más cercana al Sol. En esa configuración el hemisferio iluminado de la Luna es  su lado lejano (el que no podemos ver desde la Tierra) por lo que el otro hemisferio, el lado cercano, el que nosotros vemos, está en noche y entonces  no es visible.

Pero en esta oportunidad coinciden  una serie de eventos que la hacen más interesante que de costumbre.

  • Esta Luna Nueva será notable en todo el mundo por dar inicio a la celebración del Año Nuevo Chino 2018.

  • La Luna Nueva del 15 de Febrero de 2018 también pone fin al mes lunar más largo de 2018. Su duración habrá sido de 29 días, 18 horas y 48 minutos.

    ¿Qué es un mes lunar? Es la duración entre sucesivas Lunas Nuevas. También llamada lunación o mes sinódico , tiene un período promedio de 29.53059 días (29 días, 12 horas y 44 minutos). Esa es la media, pero la verdadera longitud varía a lo largo del año.

    La Luna Nueva , del 16 al 17 de Enero de 2018 , pone fin al mes lunar más largo del siglo XXI (2001 a 2100). Este largo mes lunar comenzó con la Luna Nueva del 18 de Diciembre de 2017 y duró 29 días, 19 horas y 47 minutos.

    La Luna Nueva, del 16 al 17 de Enero de 2018, también comienza el mes lunar completo más largo de 2018, que finalizará con la Luna Nueva el 15 de Febrero. Su duración será de 29 días, 18 horas y 48 minutos.

    El mes lunar más corto de 2018 comienza con la Luna Nueva del 13 de Junio y termina en la Luna Nueva el 13 de Julio, con una duración de 29 días, 07 horas y 05 minutos.

    El mes lunar más largo de este año (16-17 de Enero a 15 de Febrero) es 6 horas y 4 minutos más largo que el mes lunar medio, y el mes lunar más corto (13 de Junio a 13 de Julio) es 5 horas y 39 minutos más corto que el mes lunar promedio . Más información.

  • Tendrá lugar un eclipse solar parcial visible desde el sur de Sudamérica (Chile, Argentina, Uruguay, el extremo sur de Brasil y el extremo sur de Paraguay ), La Antártida y las extremidades del extremo sur de los océanos Pacífico Sur y Atlántico Sur.

La animación y el mapa a continuación ayudan a ilustrar la ruta del eclipse del 15 de Febrero.

La animación ayuda a ilustrar este eclipse. Cada lugar dentro de la sombra gris puede ver el  eclipse solar parcial en diversos grados.

Desde América del Sur, este eclipse solar parcial ocurre en la tarde del 15 de febrero, colocando el sol bajo en el oeste en el momento del eclipse. Cuanto más al sur vives en Sudamérica, más profundo es el eclipse solar parcial.

Mapa del eclipse solar parcial  del 15 de Febrero de 2018.Crédito: EclipseWise.com. <Hacer Click en el link para ver explicación.

Google confeccionó un Mapa interactivo del eclipse, en el cual haciendo click sobre una ubicación le dará los tiempos del eclipse en hora universal.

 

 

Mapa de visibilidad del eclipse en Argentina y paises vecinos. Crédito: Wikimedia Commons/Fernando de Gorocica.

El mapa describe la parcialidad del eclipse en distintos puntos de Argentina, Sur de Brasil, Chile y Paraguay y en áreas oceánicas adjacentes. Las líneas azules (penumbra) que atraviesan el país son los porcentajes del máximo oscurecimiento a verse en el Eclipse Medio Parcial. Las líneas de color naranja representan los lugares donde se verá finalizando el eclipse en la puesta, cuando estará en su máximo oscurecimiento también en la puesta y comenzando el eclipse nuevamente también en la puesta. La estrella de color magenta, en la línea de finalización del eclipse justo en la puesta, representa el lugar donde se verá el último contacto externo de la Luna con el Sol (en tiempo, el más tardío).

Cada ciudad tiene la hora del primer contacto de la Luna con el limbo solar, la hora del Eclipse Medio Local y su porcentaje (%) de máximo oscurecimiento, y la hora del último contacto de la Luna con el Sol (fin del eclipse). La diferencia entre el primer y último contacto nos dará la duración total del eclipse en cada lugar. B.H. = el Sol Bajo el Horizonte W.

El Eclipse Medio será a las 20:51:19 hs. (GMT) con una magnitud de 0,6052 (60,5 % del Sol eclipsado) y en Latitud Sur: 71° 07’ 20” y Longitud W: 0° 58’ 11” (Tierra de Nueva Suabia, Antártida). En ese instante la distancia del centro del Sol al de la Luna será: 13’ 02”.

¿Cuál será el Horario del eclipse?

Uruguay

Ciudad Inicio eclipse parcial Máx. eclipse Fin eclipse parcial Mag.
Montevideo (UTC -3) 18:34:23 19:11:39 19:35(s) 0.181
Artigas (UTC -3) 18:50:29 19:18:22 19:31(s) 0.101
Canelones (UTC -3) 18:35:33 19:12:12 19:35(s) 0.175
Cerro Largo (UTC -3) 18:41:46 19:14:47 19:24(s) 0.146
Colonia (UTC -3) 18:36:38 19:12:47 19:41(s) 0.166
Durazno (UTC -3) 18:39:36 19:14:03 19:35(s) 0.154
Flores (UTC -3) 18:39:14 19:13:54 19:36(s) 0.155
Florida (UTC -3) 18:36:59 19:12:52 19:34(s) 0.167
Lavalleja (UTC -3) 18:44:45 19:16:10 19:30(s) 0.129
Maldonado (UTC -3) 18:33:39 19:11:13 19:30(s) 0.187
Paysandú (UTC -3) 18:44:23 19:16:07 19:39(s) 0.128
Río Negro (UTC -3) 18:41:21 19:14:49 19:35(s) 0.145
Rivera (UTC -3) 18:47:49 19:17:19 19:28(s) 0.114
Rocha (UTC -3) 18:34:38 19:11:38 19:27(s) 0.183
Salto (UTC -3) 18:47:46 19:17:27 19:38(s) 0.112
San José (UTC -3) 18:36:37 19:12:43 19:37(s) 0.168
Soriano (UTC -3) 18:40:37 19:14:33 19:42(s) 0.146
Tacuarembó (UTC -3) 18:45:12 19:16:20 19:30(s) 0.127
Treinta y Tres (UTC -3) 18:38:49 19:13:32 19:26(s) 0.161

Crédito: Turismo Astronómico. Vea los horarios para Chile y Argentina.

Dos videos sobre el eclipse y  los horarios son:

¿Cómo se verá desde Montevideo?

Se lo mostramos con el excelente video:

Crédito: Video producido por el Portal Uruguay Educa.

¿Dónde puedo observarlo?

Debido a que el eclipse se produce aproximadamente 1 hora antes de la puesta de Sol se aconseja ir a un lugar donde tenga una buena visibilidad del horizonte no obstruida por árboles, cerros o edificios.

Si está en Montevideo lo invitamos a compartir el eclipse con nosotros a partir de las 18:15 horas desde la Plaza Canadá en Punta Carretas, sobre la rambla de Montevideo justo en la intersección con Boulevard Artigas, (Ver cómo, llegar).Estaremos observando el cielo  junto al cuerpo docente del Planetario de Montevideo y amigos, dispondremos  telescopios y binoculares con filtros adecuados para ver el Sol.

Precaución: No mirar el Sol directamente ya que puede causar daños irreversibles, incluso ceguera permanente.

Un excelente recurso con todos los consejos y maneras de observar un eclipse de Sol de forma segura es el de la American Astronomical Society preparado en ocasión del Gran Eclipse de Norteamérca: 

¿Cómo se verá el Sol?

Crédito: USET (The Uccle Solar Equatorial Table) Solar data/image, Royal Observatory of Belgium, Brussels. Ver animación de la rotación del Sol durante Enero 2018 a la fecha de hoy.

Fuente del artículo: EarthSky, EclipseWise, Fernando de Gorocica, Turismo Astronómico, Portal Uruguay Educa, SDIC/USET, Royal Observatory of Belgium, Brussels.

Material relacionado:

  • Geometría de un Eclipse Parcial de Sol.

La Luna Nueva está lévemente desplazada de la línea Tierra – Sol, por lo cual la umbra no cae sobre la Tierra, pero sí lo hace la penumbra. El esquema no corresponde al eclipse del día de hoy, en que la Luna se ubicará próxima a la posición simétrica a la del dibujo respecto a la línea Tierra – Sol, haciendo visible el fenómeno sólo en parte del Hemisferio Sur terrestre.

Explorer 1: El comienzo de la ciencia espacial estadounidense. A 60 años de su lanzamiento.

En el contexto de la Guerra Fría de 1950, después de que la Unión Soviética lanzara con éxito el Sputnik, los estadounidenses estaban decididos a lanzar su propio satélite en órbita terrestre. Vuelva a los eventos previos al lanzamiento exitoso del satélite americano Explorer 1, y a los inicios de la Era Espacial Norteamericana, tal como se contaba a través de noticierios y clips documentales de la época. Crédito: JPL.

Hace sesenta años, las esperanzas de los Estados Unidos durante la Guerra Fría  se elevaron en el cielo nocturno cuando un cohete despegó desde Cabo Cañaveral, una isla que forma una barrera, frente a la costa de Florida, próxima a ser famosa.

La fecha era el 31 de Enero de 1958. La NASA aún no se había formado, y el honor de este primer vuelo pertenecía al Ejército de los EE. UU. La única carga útil del cohete era un satélite en forma de jabalina construido por el Laboratorio de Propulsión a Reacción  (Jet Propulsion Laboratory, JPL) en Pasadena, California. Explorer 1, como pronto se llamaría, fue el primer satélite de Estados Unidos.

“El lanzamiento del Explorer 1 marcó el comienzo de los vuelos espaciales estadounidenses, así como la exploración científica del espacio, que dio lugar a una serie de audaces misiones que han abierto los ojos de la humanidad a las nuevas maravillas del Sistema Solar”, dijo Michael Watkins, actual director de JPL. “Fue un momento decisivo para la nación que también definió quiénes somos en el JPL”.

El poster del Explorer 1, elaborado por el JPL. Crédito: JPL.

A mediados de la década de 1950, tanto los Estados Unidos como la Unión Soviética avanzaban hacia la capacidad de poner una nave espacial en órbita. Sin embargo, una gran incertidumbre pendió sobre la búsqueda. A medida que se profundizaba la Guerra Fría entre los dos países, aún no se había determinado si la soberanía de las fronteras de una nación se extendía hacia el espacio. En consecuencia, el entonces presidente Eisenhower trató de garantizar que los primeros satélites estadounidenses no fueran percibidos como activos de seguridad militar o nacional.

En 1954, un consejo internacional de científicos pidió que los satélites artificiales  orbitasen como parte de un programa mundial de ciencia llamado Año Geofísico Internacional (IGY), que tendría lugar entre Julio de 1957 y Diciembre de 1958. Tanto el gobierno estadounidense como el soviético se aprovecharon de la idea, anunciando que lanzarían naves espaciales como parte del esfuerzo. Pronto, una competencia comenzó entre el Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina para desarrollar un satélite de los Estados Unidos y un vehículo de lanzamiento capaz de alcanzar la órbita.

En ese momento, el JPL, que era parte del Instituto de Tecnología de California en Pasadena, realizó principalmente trabajos de defensa para el Ejército. (El “jet” en nombre del JPL se remonta a los motores de cohetes utilizados para proporcionar el despegue “asistido por jet” para aviones del ejército durante la Segunda Guerra Mundial.) En 1954, los ingenieros del Laboratorio comenzaron a trabajar con la Agencia de misiles balísticos del ejército en Alabama en un proyecto llamado “Orbiter”. El equipo del Ejército incluyó a Wernher von Braun (quien más tarde diseñaría el cohete Saturno V de la NASA) y su equipo de ingenieros. Su trabajo se centró en el cohete Redstone Jupiter-C, que se derivó del misil V-2 que Alemania había usado contra Gran Bretaña durante la guerra.

El papel del JPL era preparar las tres etapas superiores para el vehículo de lanzamiento, que incluía el satélite en sí. Estos usaron motores de cohetes sólidos que el laboratorio había desarrollado para el misil guiado Sargento del Ejército. JPL también sería responsable de recibir y transmitir las comunicaciones de la nave espacial en órbita. Además de la participación del JPL en el programa Orbiter, el entonces director del laboratorio, William Pickering, presidió el comité de ciencia sobre seguimiento satelital para el esfuerzo de lanzamiento de los EE. UU. En general.

La entrada de la Marina, llamada Vanguard, tenía una ventaja competitiva ya que no se derivaba de un programa de misiles balísticos: su cohete se diseñó, desde cero, con fines científicos civiles. El cohete Jupiter-C del Ejército había hecho su primer vuelo suborbital exitoso en 1956, por lo que los comandantes del Ejército confiaban en que podrían estar listos para lanzar un satélite con bastante rapidez. Sin embargo, el programa de la Marina fue elegido para lanzar un satélite para el IGY.

El físico de la Universidad de Iowa, James Van Allen, cuya propuesta de instrumento había sido elegida para el satélite Vanguard, estaba preocupado por los problemas de desarrollo en el proyecto. Por lo tanto, se aseguró de que la carga útil de su instrumento científico, un detector de rayos cósmicos, se ajustara a cualquier vehículo de lanzamiento. Mientras tanto, aunque su proyecto fue desactivado oficialmente, los ingenieros de JPL utilizaron una carcasa de cohete preexistente para construir silenciosamente un satélite digno de vuelo, por si acaso fuera necesario.

El mundo cambió el 4 de Octubre de 1957, cuando la Unión Soviética lanzó una esfera de metal de 23 pulgadas (58 centímetros) llamada Sputnik. Con ese evento singular, la era espacial había comenzado. El lanzamiento resolvió una incertidumbre diplomática clave sobre el futuro de los vuelos espaciales, estableciendo el derecho a la órbita sobre cualquier territorio en el mundo. Los rusos siguieron rápidamente su primer lanzamiento con un segundo Sputnik sólo un mes después. Bajo la presión de montar una respuesta de los EE. UU., la administración de Eisenhower decidió que un vuelo de prueba programado del cohete Vanguard, que ya se estaba planificando para apoyar el IGY, encajaría en la factura. Pero cuando el cohete Vanguard fue destruido durante el intento de lanzamiento el 6 de Diciembre, la administración recurrió al programa del Ejército para salvar la reputación del país como líder tecnológico.

 

Un cohete Vanguard falló en el momento del despegue en el primer intento de los Estados Unidos de poner un satélite en órbita, el 6 de Diciembre de 1957. Crédito: NASA. Ver Video.

Sin el conocimiento del JPL, von Braun y su equipo también habían estado desarrollando su propio satélite, pero después de considerarlo un poco, el Ejército decidió que el JPL aún proporcionaría la nave espacial. El resultado de esa fatídica decisión fue que el enfoque del JPL cambió de forma permanente, desde los cohetes hasta lo que se encuentra encima de ellos.

El equipo del Ejército tenía órdenes de estar listo para su lanzamiento dentro de 90 días. Gracias a su preparación previa, 84 días después, su satélite se situó en la plataforma de lanzamiento de la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida.

 

 Sesenta años atrás, el 31 de Enero de 1958, el First Explorer fue lanzado con éxito por la Agencia de Misiles Balísticos del Ejército en un cohete Jupiter-C .   Inaugurando la era de la exploración espacial para los Estados Unidos,el Explorer I era un satélite de treinta libras que transportaba instrumentos para medir temperaturas y los efectos de micrometeoritos, junto con un experimento diseñado por James A. Van Allen para medir la densidad de electrones e iones en el espacio. Las mediciones hechas por el experimento de Van Allen llevaron a un descubrimiento inesperado y luego sorprendente de dos cinturones que rodean la tierra de electrones de alta energía e iones atrapados en la magnetosfera. Ahora conocido como el Los cinturones de radiación de Van Allen , las regiones están ubicadas en la magnetosfera interna, más allá de la órbita baja de la Tierra . El Explorer I dejó de transmitir el 28 de Febrero de 1958, pero permaneció en órbita hasta Marzo de 1970. Crédito: NASA/APOD, 31 de enero , 2018.   Ver video del Lanzamiento

La nave espacial se lanzó a las 10:48 p.m. EST del Viernes 31 de Enero de 1958. Una hora y media más tarde, una estación de rastreo en el JPL en California recogió su señal transmitida desde la órbita. De acuerdo con el deseo de retratar el lanzamiento como el cumplimiento del compromiso de los EE. UU. bajo el Año Geofísico Internacional, el anuncio de su éxito se hizo temprano a la mañana siguiente en la Academia Nacional de Ciencias en Washington, con Pickering, Van Allen y von Braun a la mano para responder preguntas de los medios.

 De Izquierda a derecha, los investigadores de la Universidad de Iowa, Carl McIIwain, James Van Allen, George Ludwig y Ernie Ray examinando los gráficos del “Explorer 1”. Crédito: Universidad de Iowa.

Después del lanzamiento, a la nave espacial se le dio su nombre oficial, Explorer 1. (En las décadas siguientes, casi cien naves espaciales recibirían la designación “Explorer”). El satélite continuó transmitiendo datos durante aproximadamente cuatro meses, hasta que sus baterías se agotaron,  dejando de funcionar el 23 de Mayo de 1958.

Más tarde ese año, cuando la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) fue establecida por el Congreso, Pickering y Caltech trabajaron para alejar al JPL de su trabajo de defensa para formar parte de la nueva agencia. JPL sigue siendo una división de Caltech, que administra el laboratorio de la NASA.

Los comienzos de la exploración espacial de EE. UU. no fueron sin contratiempos: de los primeros cinco satélites Explorer, dos no pudieron alcanzar la órbita. Pero los tres que lo hicieron dieron al mundo el primer descubrimiento científico en el espacio: los Cinturones de Radiación de Van Allen. Estas regiones en forma de rosquilla, de partículas de alta energía, mantenidas en su lugar por el campo magnético de la Tierra, pueden haber sido importantes para hacer que la Tierra sea habitable de por vida. Explorer 1, con el detector de rayos cósmicos de Van Allen a bordo, fue el primero en detectar este fenómeno, que todavía se está estudiando en la actualidad.

De izquierda a derecha, el director del JPL, William Pickering, James Van Allen y Wernher von Braun, en una conferencia de prensa  anunciando el éxito del Explorador 1, celebrada en la Academia Nacional de Ciencias en Washington DC, levantan  en alto  un modelo del Explorer 1. Créditos: NASA / JPL-Caltech.

Al abogar por una agencia espacial civil ante el Congreso después del lanzamiento de Explorer 1, Pickering se basó en el descubrimiento de Van Allen, declarando, “El Dr. Van Allen nos ha dado información completamente nueva sobre la radiación presente en el espacio exterior … .Esto es más bien ejemplo dramático de un experimento científico bastante simple que fue nuestro primer paso al espacio “.

El Explorer 1 volvió a entrar en la atmósfera de la Tierra y se quemó el 31 de marzo de 1970, después de más de 58,000 órbitas.

 

Fuente : NASA / JPL – Calthec.  Artículo original: “Explorer 1: The Beginning of American Space Science“.  Preston DychesÚltima actualización: 26 de enero de 2018.

Editor: Tony Greicius.

Gran parte de esta historia está adaptada del documental producido por el JPL, “Beginnings of the Space Age: Explorer 1”. 

Material relacionado:

Para obtener más información sobre Explorer 1 y los 60 años de exploración espacial de EE. UU. que lo han seguido, visite: 

The Interservice Rivalry that Delayed America’s First Satellite LaunchAmy Shira Teitel. Popular Science, January 8, 2016.

Toda la información sobre los Cinturones de Van Allen, la encuentra en el apartado “Material realcionado” del artículo:

Cohetes:

Libros:

Libros escritos por algunos de los protagonistas de de la carrera espacial:

Sobre Historia de la Tecnología Espacial:

Sobre la Historia propiamente del nacimiento de la carrera espacial y su impacto en la sociedad:

Una historia para el público, del nacimiento de la carrera espacial, el Sputinik y su impacto en la sociedad norteamericana, realizada a  partir de documentos desclasificados del gobierno americano, notas de prensa y entrevistas es:

Una  colección de ensayos que explora varios temas generales: la Unión Soviética y el Sputnik, el espacio y el Año Geofísico internacional, las ramificaciones inmediatas del Sputnik en los Estados Unidos y la importancia del Sputnik en todo el mundo, es:

Ganador del Premio Pulitzer de 1986 en Historia, está el reconocido trabajo:

Videos:

Documentales:

Videos del principio del curso “History of Spaceflight and Space Technology” sobre el comienzo de la carrera espacial, Sputnik y Explorer 1, ofrecido por los profesores Jason Marcks y Andrew Chaikin en la Universidad de Montana:

Sobre el Sputnik:

Un conjunto de 4 documentales sobre la carrera espacial producidas por la BBC:

Sobre la Historia de la Cohetería:

Hangouts, Lectures and Public Talks: 

Imágenes y comentarios del Eclipse Lunar del 31 de Enero 2018  (no fue visible en América del Sur)

 Un evento muy especial tuvo lugar el 31 de Enero pasado: Una Super Luna, Azul, de Sangre. 

La Luna Llena del 31 de Enero de 2018 fue la última de un triplete de Lunas LLenas (ocurriendo la primera el 3 de Diciembre de 2017 y la segunda el 2 de Enero de 2018). Cada una de ellas tuvo lugar cuando la Luna transitaba cerca del Perigeo, el punto de la órbita lunar más cercano a la Tierra, por lo que se la vio lévemente más grande y más brillante que de costumbre, y entonces se la llama Super Luna LLena.

Solamente los observadores asiduos pueden notar el leve aumento de tamaño, no así los observadores casuales; el aumento de brillo es más notorio.

El término Super Luna se refiere específicamente a la Luna en una ubicación próxima al Perigeo, siendo de interés cuando ocurre en Luna Nueva o en Luna LLena.

La Luna gira alrededor de la Tierra en una órbita elíptica con una excentricidad media de 0.0549. Como resultado, la distancia de la Luna desde la Tierra (centro a centro) varía con valores medios de 363,396 km en el Perigeo (el más cercano) a 405,504 km en el Apogeo (el más distante). Durante el período de 5000 años de -1999 a 3000 (2000 aC a 3000 EC), la distancia del Perigeo de la Luna varía de 356,355 a 370,399 km, mientras que el apogeo de la Luna varía de 404,042 a 406,725 km. Crédito: Astro Pixels /Fred Espenak. Más información.

A su vez fue la segunda Luna llena de Enero habiéndo ocurrido la primera el día 2 del mismo mes, por lo que se la llama Luna Azul (la segunda Luna Llena de un mes calendario que tiene dos Lunas LLenas. Previa a esta definición hubo otra; ver más abajo”Material relacionado”).

Pero también una tercera circunstancia tuvo lugar: En la madrugada del 31 de Enero de 2018, la Luna entró en la sombra de la Tierra, dando lugar a un eclipse lunar total, el primero desde Septiembre de 2015, visible desde cualquier ubicación en el hemisferio en noche de la Tierra, evento que no nos tocó vivir en América del Sur pero que por su peculiaridad examinaremos a continuación.

La característica distintiva de un  eclipse total lunar es el color cobrizo que toma el disco lunar cuando transita por la umbra, a lo que también se hace referencia como “Luna de Sangre“.

Una vista del eclipse lunar total de Enero de 2018 desde el Observatorio Griffith en Los Angeles, California, a partir de las 2:45 a.m. PST. Casi cuatro horas de metraje se comprimen en 60 segundos hasta la puesta de la Luna. La Luna se puso cuando todavía estaba en eclipse. Se puede observar cómo cambia la tonalidad durante el eclipse, alcanzando el máximo tinte cobrizo  dentro de la umbra. Por este motivo también se la llama Luna de Sangre (Blood Moon). Crédito: Griffith Observatory.

Esta es la primera vez desde el 30 de Diciembre de 1982 que tienen lugar simultáneamente estas tres circunstancias (Super Luna, Azul, Eclipsada o de Sangre) cuando se vio desde Europa, África y Asia occidental. Para América del Norte, la última vez fue el 31 de Marzo de 1866, con la salvedad que la Luna estaba próxima al Apogeo, la posición de su órbita más lejana a la Tierra. Dependiendo de la posición geográfica en la Tierra, es posible que haya visto todo o sólo parte del fenómeno.

El eclipse total Lunar del 31 de Enero de 2018 fue visible desde Asia, Australia, el Pacífico, y el oeste de América del Norte, commo se aprecia en el siguiente Mapa.

 

El diagrama superior representa el camino de la Luna con respecto a las sombras umbrales (color rojo) y penumbrales (color gris) de la Tierra. Debajo hay un mapa que muestra las regiones geográficas de la visibilidad del eclipse. La zona en color gris oscuro está al momento del eclipse en el hemisferio de la Tierra donde es de día por lo que allí el eclipse no es visible. Agrandar imagenMás información. Cortesía de Fred Espenak,”Eclipses During 2018″, 2018 Observer’s Handbook, Royal Astronomical Society Of Canada.  Ver también aquí.

 

Esta animación muestra la apariencia cambiante de la Luna a medida que viaja dentro y fuera de la sombra de la Tierra, junto con los tiempos en varias etapas.

Alaska y Hawai se encontraban en las mejores posiciones en los EE. UU. para observar el eclipse. Las áreas al oeste del río Mississippi vieron al menos parte de la fase total, mientras que para las del este, la Luna se puso antes de que comenzase el evento principal. Australia, Indonesia, el Sudeste Asiático, China, Mongolia, Rusia, Japón, Corea e India  vieron la totalidad.

La penumbra es la parte de la sombra de la Tierra donde el Sol está parcialmente cubierto por la Tierra. La umbra es donde el Sol está completamente oculto. La penumbra no afecta demasiado la apariencia visual de la Luna. La acción real empezó en el momento en que la Luna comenzó a desaparecer cuando entró en la umbra a las 3:48 a.m., hora estándar del Pacífico. Una hora después, completamente dentro de la umbra, la Luna se tiñó de un  color cobrizo fantasmal , y transcurrió más de una hora antes de que la Luna comenzase a emerger de la sombra central.

La vista en esta animación es geocéntrica. Debido a la paralaje, la posición de la Luna contra las estrellas de fondo se vió un poco diferente para los observadores en diferentes lugares en la superficie de la Tierra. La Luna estaba en la constelación de Cáncer.

En esta animación la Luna se mueve de derecha a izquierda, pasando por la penumbra y la umbra, a 10 segundos por cuadro. Los marcos incluyen un canal alfa.   Crédito: NASA Scientific’s Visualization Studio / Goddard Space Flight Center.

 

El campo de estrellas que apareció detrás de la Luna durante el eclipse. La Luna estaba en Cáncer. Debido al estrecho campo de visión, aquí no se ven estrellas fácilmente reconocibles. Crédito: NASA Scientific’s Visualization Studio / Goddard Space Flight Center.

Pero ¿cuándo ocurrirá nuevamente un eclipse total de Luna con las mismas características?

La próxima “Super Blue Blood Moon” no ocurrirá hasta el 31 de Enero de 2037, y será visible en América del Norte, Europa, Asia, Australia y partes de África. Una selección de artículos sobre los próximos eclipses lunares la encuentra más abajo en el apartado “Material relacionado”.

Crédito: NASA Scientific’s Visualization Studio .  Artículo original: “Vista de sombras  del Eclipse lunar total del 31 de Enero de 2018 “

Créditos de visualización:

Ernie Wright (USRA): Visualizadora principal
Michelle Handleman (USRA): Productor
Noah Petro (NASA / GSFC): Científico

URL corta para compartir esta página:
http://svs.gsfc.nasa.gov/4614
Misión: 
LRO (Orbitador de Reconocimiento Lunar) 

Datos utilizados: 
LRO / LROC / WAC 643nm Mosaico Global de Sol Alto 
JPL DE421 
LRO / LOLA / Mapa de elevación digital 

Material relacionado:

Fotografías del eclipse alrededor del mundo:

Viviendo un eclipse total lunar:

 Videos:

Las excelentes fotografías y filmaciones con sus explicaciones, publicadas en “Astronomy Picture of the Day (APOD):

También las del eclipse total Lunar del 27 de Septiembre de 2015: 

Otros artículos:

Sobre  las  tres Super Lunas LLenas consecutivas:

Los sitios de referencia en la web sobre eclipses son los  del legendario Astrofísico Fred Espenak: NASA Eclipse Web Site,  Mr. Eclipse, Eclipse WiseAstropixels, este último para astofotografía. A continuación ponemos el artículo sobre el Eclipse total lunar del 31 de Enero 2018 publicado en Mr. Eclipse:

Un examen del término  Super Lunas (ya sean Nuevas o Llenas) junto a las que acontecerán durante este año y el 2019 y el efecto en las mareas terrestres se encuentra en el artículo:

Conteniendo las tablas de distancias de los Perigeos y Apogeos y sus horarios en tiempo de Greenwich, correspondientes al período 2001- 2100, asi como  sus valores extremos en e ese período, está el artículo:

Un párrafo dedicado al origen del témino Luna Azul se encuentra en el artículo de Kelly Beatty en Sky & Telescope:

Sobre el tono rojizo durante un eclipse total de Luna:

Sobre los próximos eclipses lunares:

 ¿Qué información buscan obtener los científicos de un eclipse total de Luna? :

Curiosidades:

Vista de un eclipse total de Luna desde el lado cercano de la Luna

Crédito de la animación: Science Visualization Studio (SVS), NASA Goddard Space Flight Center.

Explicación:
Un astronauta que mira hacia arriba desde el lado cercano de la Luna en realidad observaría un eclipse solar , no un eclipse lunar. Desde su punto de vista, la Tierra pasa frente al Sol, ocultando al Sol .

Durante el eclipse, un astronauta vería el  lado oscuro de la Tierra, el hemisferio en noche, deslizarse frente al Sol hasta que estuviera completamente bordeado de luz. Este espectacular anillo de luz fue visto por la nave japonesa Kaguya cuando estaba en órbita alrededor de la Luna durante un eclipse el 10 de Febrero de 2009.

Mientras que el anillo de luz domina la vista del cielo del astronauta, la superficie lunar bajo sus pies y  los picos de las montañas circundantes serían bañados por la luz roja. Esta coloración roja se debe a que la atmósfera de la Tierra actúa como una lente, dobla la luz del Sol y dispersa la luz azul mientras permite que pase la luz roja y eventualmente llegue a la superficie lunar.

Debido a que la Tierra está bloqueando el Sol y la mayor parte de su luz no se ve, las temperaturas comenzarían a caer. Durante el eclipse lunar del 15 de Junio de 2011, el instrumento Diviner a bordo del Orbitador de Reconocimiento Lunar observó que la temperatura de la superficie lunar caía más de 100 °. El traje espacial de un astronauta puede adaptarse al cambio de temperatura, pero su visibilidad se vería afectada. Los niveles de luz bajos pueden hacer que sea más difícil (pero no imposible) ver y también afectar la percepción de profundidad.

Crédito: Lunar and Planetary Institute / USRA.

Ver también :

The Five Best Things to See During a Lunar Eclipse, if You Were on the Moon.  . EarthSky . June 10, 2012.

 

 

India planea un aterrizaje difícil y sin precedentes cerca del Polo Sur de la Luna

Un modelo del rover de Chandrayaan-2 sometido a pruebas para prepararse para operar en la anémica gravedad de la luna. Crédito: Organización de Investigación Espacial India (ISRO).

En algún momento del próximo verano (Hemisferio Norte), una nave espacial orbitará  la Luna,  y lanzará un módulo de alunizaje, sobre el lado lejano de la Luna, fuera de contacto con los controladores en la Tierra.

El módulo descenderá suavemente justo después del amanecer lunar en una antigua planicie  a unos 600 kilómetros del Polo Sur. Allí, liberará un rover en un territorio nunca antes explorado de la superficie; todas las naves lunares anteriores han descendido cerca del Ecuador lunar.

Esa es la ambiciosa visión para el segundo viaje de la India a la Luna en una década, que se lanzará en las próximas semanas. Si Chandrayaan-2 tiene éxito, se preparará el terreno para misiones indias aún más ambiciosas, como aterrizajes en Marte y en un asteroide, así como una sonda a Venus, dice Kailasavadivoo Sivan, presidente de la Organización India de Investigación Espacial (ISRO). Chandrayaan-2, dice, está destinado a mostrar que India posee la destreza tecnológica “para aterrizar suavemente en otros cuerpos celestes”.

Pero los científicos lunares también hay mucho en juego. “Ha habido un renacimiento de la exploración lunar en todo el mundo, y la India no puede quedarse atrás”, dice Mylswamy Annadurai, director del ISRO Satellite Center. Los instrumentos a bordo del módulo de aterrizaje y el receptor móvil recogerán datos en el delgado plasma de la Luna, así como en isótopos como el helio-3, un posible combustible para futuros reactores de energía de fusión. El propio orbitador dará seguimiento a un sorprendente descubrimiento de la primera incursión lunar de la India, el orbitador Chandrayaan-1, que encontró moléculas de agua en la Luna en 2009. Antes de eso, “Era una especie de ciencia extraña pensar que encontrarías “agua” allí, dice James Greenwood, un cosmoquímico de la Universidad Wesleyan en Middletown, Connecticut. “Ahora, estamos discutiendo sobre la cantidad de agua, y no si tiene agua o no”.

La misión de $ 150 millones estaba originalmente destinada a volar hace 3 años, pero Rusia no entregó un aterrizador prometido, lo que provocó que India lo hiciera sola. Los preparativos finales están en curso en la nave espacial Chandrayaan-2, que se lanzará desde el puerto espacial de Sriharikota en la Bahía de Bengala a bordo del Vehículo Geosincrónico de Lanzamiento de Satélites de la India.

Un aterrizaje tan lejos del ecuador lunar es especialmente complicado. “Es una misión difícil y complicada”, dice Wu Ji, director del Centro Nacional de Ciencias Espaciales en Beijing. Menos luz del Sol llega a los polos, lo que significa que el módulo de aterrizaje y el rover estarán restringidos en el uso de potencia. El plan es establecerse en una llanura alta entre dos cráteres, Manzinus C y Simpelius N, a una latitud de aproximadamente 70 ° sur.

Mapa de la regón del Polo Sur de la Luna donde se muestra la ubicaión de los cráteres Manzinus C y Simpelius N, a una latitud de aproximadamente 70 ° Sur. Crédito: M.A.IvanovH.Hiesinger et al. Ver otro mapa.

El módulo de alunizaje incluirá tanta ciencia como sea posible en su primer día lunar -14 días terrestres- ya que los controladores pueden no ser capaces de revivirlo después de la larga noche lunar. La nave tiene una sonda Langmuir para medir el plasma sobre la superficie lunar, una tenue capa de iones cargados que pueden explicar por qué el regolito lunar, o polvo, tiene una tendencia a flotar en la delgada atmósfera. También tiene un sismómetro para registrar terremotos lunares. Sus mediciones sísmicas complementarían las de los aterrizajes de Apolo, porque las lecturas de latitudes altas serían sensibles a las señales que pasan por diferentes partes de la Luna. Y si el sismómetro tiene la suerte de registrar un terremoto considerable durante su vida operativa, podría ofrecer nueva evidencia en un debate de larga duración sobre de qué está compuesto el núcleo de la Luna, y si es sólido. “

El rover del tamaño de un maletín, que pesa sólo 25 kilogramos, también llevará dos espectrómetros para probar la composición elemental de la superficie lunar. El área es tentadora, ya que se cree que está formada por rocas de más de 4 mil millones de años que se solidificaron a partir del océano de magma que cubría la luna recién formada. Los datos se compararían con los de las misiones de la era Apolo que alunizaron en otras tierras altas antiguas más cerca del Ecuador lunar.

 

Para algunos científicos, los datos más anticipados provendrán del mapeador de agua del orbitador. Los protones en el viento solar generan iones hidroxilo cuando golpean óxidos en el regolito. Los iones se desplazan hacia los polos, donde quedan atrapados en los cráteres como hielo de agua, que el orbitador inventaria. Arrojar luz sobre la circulación del agua de la Luna “es una tarea que vale la pena”, dice Carle Pieters, un científico lunar de la Universidad de Brown. Ubicar agua es sustancial, agrega Muthayya Vanitha, directora de proyectos de Chandrayaan-2 en ISRO, “podría allanar el camino para la futura habitación de la luna”, ya que el agua es un factor limitante para operar una base.

Independientemente de si Chandrayaan-2 rompe un nuevo terreno científico, un alunizaje suave con éxito cerca del Polo Sur será un logro técnico para la India, así como un momento de orgullo para el país. Incluso puede beneficiar a los programas lunares de otros países. “Una de las principales prioridades de la NASA es ir [al polo sur] en una misión de retorno de muestra”, dice Greenwood, “por lo que esto podría ayudarnos más adelante en el camino ya que nos dan más información sobre lo que hay allí”.

Fuente del artículo: Science.

Artículo original:India plans tricky and unprecedented landing near Moon’s South Pole.” Pallava Bagla. January 31, 2018.

Material relacionado:

Una excelente descripción de la misión se encuentra en los siguientes artículos:

Sobre ISRO: 

La Exosfera Lunar:

El siguiente artículo trata el tema del medioambiente lunar, en particular el transporte de polvo en su superficie y contiene una cantidad de recursos al respecto, en el apartado “Material relacionado”:

Un estudio de cómo las partículas cargadas provenientes del Sol actúan y transforman la superficie lunar:

¿Cuál es la distribución de la temperatura en la región del Polo Sur Lunar, durante el día y durante la noche lunar?:

Sobre la misión Chandrayaan 1, primer orbitador de la Luna  indio:

Uno de los aportes de Chandrayaan 1 fue la confirmación de la existencia de agua en los primeros milímetros de toda la superficie lunar y con un aumento notorio hacias las regiones polares:

Una línea de tiempo de la Exploración Lunar: 

Desde el punto de vista histórico, una colección de artículos sobre los proyectos y expectativas de exploración lunar en el año 2003 se encuentra en:

Sobre los proyectos  futuros de Exploración Lunar:

La misión China, Change 5:

ESA Lunar Lander:

Los Proyectos Lunar Glob y Luna Resurs de la Agencia Espacial Rusa:

Un proyecto del Centro de Innovación en Robótica (RIC) del Centro Alemán de Investigación de Inteligencia Artificial (DFKI):

El Premio Lunar X Prize de Google busca llegar a soluciones innovadoras en la exploración  de la Luna promoviendo la competencia de proyectos de los diferentes equipos postulantes:

Del 10 al 12  de Enero 2018 tuvo lugar en el   Ames Research Center de la NASA  el  “Lunar Science for Landed Missions Workshop“,  destinado a producir un conjunto de objetivos prioritarios para misiones a corto plazo en la superficie de la Luna, principalmente, pero no exclusivamente, de empresas de exploración comercial interesadas en realizar proyectos en la Luna. Se trata de las empresas que participan en el Google Lunar X Prize. Un “vistazo” de estas presentaciones  se encuentra en el artículo:

Los planes de Space X:

Una colección  de recursos sobre la Luna se encuentra en :

Libros: (los libros de editorial Springer están disponibles en Timbó)

Libros sobre la Historia de la Exploración Robótica del Sistema Solar:

Videos:

Documentales:

Videos de Conferencias y Charlas Públicas:

Una información de primera mano sobre la “Hoja de Ruta” Global de Exploración (Global Exploration Roadmap, GER), directamente de sus protagonistas se encuentra en los videos de las presentaciones hechas durante el reciente Workshop:

 

Cassini encuentra que Titán la Luna de Saturno tiene características similares a la Tierra.

 

Parte Norte del Globo de Titán. La imagen está formada por mosaicos ensamblados de los sucesivos barridos de Titan por el radar de la nave Cassini. Más información. Ver también aquíCrédito:  NASA / JPL-Caltech / Alexander Hayes.

 

Animación del globo de la parte Norte (Izquierda) y Sur (derecha) de Titán. Crédito:  NASA / JPL-Caltech / Alexander Hayes.

Usando el conjunto de datos ahora completo de Cassini, los astrónomos de Cornell han creado un nuevo mapa topográfico global de la luna Titán de Saturno que ha abierto nuevas ventanas para comprender sus flujos de líquidos y su terreno. Dos nuevos artículos, publicados el 2 de Diciembre en Geophysical Review Letters, describen el mapa y los descubrimientos que surgen de él.

Mosaico Global de Titan  obtenido con los instrumentos SAR, HiSAR de Cassini 351m T104. Mapa global de la superficie de Titán que muestra la cobertura derivada de Radar de apertura sintética (SAR) e imágenes de Radar de apertura sintética a gran altitud (HiSAR). Este mosaico combina el flyby T104 de Cassini en un sólo mosaico.  Este es un producto preliminar. Crédito: Jet Propulsion Laboratory, USGS Astrogeology Science Center. January 1, 2015. Más información.

 

La imagen es una comparación entre las imágenes de Titán tomadas por la nave Voyager (A) y por Cassini (B). La imagen del Voyager sólo observó una atmósfera naranja opaca de neblina de hidrocarburo. La imagen de Cassini incluye imágenes SAR de alta resolución superpuestas sobre mosaicos infrarrojos de baja resolución de los instrumentos ISS y VIMS.

 

La creación del mapa tomó alrededor de un año, según el estudiante de doctorado Paul Corlies, primer autor de “ La topografía y la forma de Titán al final de la misión Cassini “. El mapa combina todos los datos topográficos de Titán de múltiples fuentes. Como sólo alrededor del 9 por ciento de Titán ha sido observado en topografía de alta resolución, con un 25-30 por ciento de la topografía con menor resolución, el resto de la luna fue mapeado usando un algoritmo de interpolación y un proceso de minimización global, lo que redujo los errores como los que surgen de la ubicación de la nave espacial.

El mapa reveló varias características nuevas en Titán, incluidas nuevas montañas, ninguna de más de 700 metros. El mapa también proporciona una vista global de los altos y bajos de la topografía de Titán, lo que permitió a los científicos confirmar que dos lugares en la región ecuatorial de Titán son de hecho depresiones que podrían ser antiguos, mares secos o flujos criovolcánicos.

 

El mapa también reveló que Titán es un poco más plano, más oblato, de lo que se sabía anteriormente, lo que sugiere que hay más variabilidad en el espesor de la corteza de Titán de lo que se pensaba anteriormente.

“El objetivo principal del trabajo fue crear un mapa para uso de la comunidad científica”, dijo Corlies; dentro de los 30 minutos posteriores a la disponibilidad del conjunto de datos en línea, comenzó a recibir consultas sobre cómo usarlo. El conjunto de datos se puede descargar en la forma de los datos que se observaron, así como también los datos más los datos interpolados que no se observaron. El mapa será importante para aquellos que modelan el clima de Titán, estudiando la forma y la gravedad de Titán, y probando modelos de interiores, así como para aquellos que buscan comprender las formas morfológicas de la tierra en Titán.

Otros autores de Cornell en el documento son el autor principal Alex Hayes, el profesor asistente de astronomía, el candidato al doctorado Samuel Birch y el investigador asociado Valerio Poggiali.

El segundo documento, ” Restricciones topográficas sobre la evolución y la conectividad de las cuencas lacustres de Titán “, encuentra tres resultados importantes utilizando los datos topográficos del nuevo mapa. El equipo incluyó a Hayes, Corlies, Birch, Poggiali, al investigador asociado Marco Mastrogiuseppe y Roger Michaelides ’15.

Se muestra arriba un mapa de radar coloreado de la Cassini de los lagos y mares del norte de Titán. La línea amarilla con puntos rojos muestra el camino a través de Titán que el instrumento de radio de Cassini apuntó durante el sobrevuelo  T-124 el 13 de Noviembre de 2016.. Las etiquetas con letras corresponden a los Tiempos de recepción de la Tierra (ERT) para la señal de radio, enumerados en el cuadro blanco en Tiempo universal coordinado (UTC). Crédito: NASA /JPL /Calthec /Cassini Legacy. Más información

El primer resultado es que los tres mares de Titán comparten una superficie equipotencial común, lo que significa que forman un nivel del mar, tal como lo hacen los océanos de la Tierra. Ya sea porque hay flujo a través del subsuelo entre los mares o porque los canales entre ellos permiten que pase suficiente líquido, los océanos en Titán están todos a la misma elevación.

Los grandes lagos y mares de metano cerca del Polo Norte de Titán, la luna de Saturno. Ver película del movimiento de las nubes en esa región, hecha a partir de imágenes tomadas por la nave espacial Cassini de la NASA. Crédito de la imagen: NASA / JPL / SSI . Más información.

“Estamos midiendo la elevación de una superficie líquida en otro cuerpo a 10 unidades astronómicas del Sol con una precisión de aproximadamente 40 centímetros. Debido a que tenemos una precisión asombrosa, pudimos ver que entre estos dos mares la elevación variaba suavemente alrededor de 11 metros, en relación con el centro de masa de Titán, en consonancia con el cambio esperado en el potencial gravitacional. Estamos midiendo el geoide de Titán. Esta es la forma que tomaría la superficie bajo la influencia de la gravedad y la rotación, que es la misma forma que domina los océanos de la Tierra “, dijo Hayes.

El segundo resultado del artículo demuestra la hipótesis que Hayes avanzó en su primer artículo, en la escuela de postgrado: que los lagos de Titán se comunican entre sí a través del subsuelo. Hayes y su equipo midieron la elevación de lagos llenos de líquido y los que ahora están secos, y descubrieron que existen lagos a cientos de metros sobre el nivel del mar, y que dentro de una cuenca, los pisos de los lagos vacíos están todos en elevaciones más altas que los lagos llenos en su vecindad.

“No vemos lagos vacíos que estén debajo de los lagos locales llenos porque, si fueran por debajo de ese nivel, se llenarían ellos mismos”. Esto sugiere que hay flujo en el subsuelo y que se están comunicando entre sí “, dijo Hayes. “También nos dice que hay hidrocarburos líquidos almacenados en el subsuelo de Titán”.

El resultado final del trabajo plantea un nuevo misterio para Titán. Los investigadores encontraron que la gran mayoría de los lagos de Titán se encuentran en depresiones de bordes afilados que “literalmente se ven como si hubieras tomado un cortador de galletas y agujeros en la superficie de Titán”, dijo Hayes. Los lagos están rodeados de altas crestas, cientos de metros de altura en algunos lugares.

Los lagos parecen estar formados de la misma forma que el karst en la Tierra, en lugares como los Everglades de Florida, donde el material subyacente se disuelve y la superficie se derrumba, formando agujeros en el suelo. Los lagos en Titán, como el karst de la Tierra, están cerrados topográficamente, sin canales de entrada ni de salida. Pero el karst de la Tierra no tiene bordes afilados y elevados.

Muchos de los numerosos estanques y lagos que salpican el paisaje de Florida, como estos en el Condado de Polk, son en realidad hundimientos del terreno rellenos de agua. Crédito:Sinkhole.org. Más información.

 

Avon Park, Florida:  + 27 ° 35 ‘52.48 “, -81 ° 29’ 48.78”. Imagen satelital  general de Avon Park que muestra muchos sumideros rellenos de agua. La mayor parte de Florida se ve así desde el satélite. Crédito: Google. Más información. (Comparar con la imagen de la región del Polo Norte de Titán que está más arriba.)

 

Una draga se encuentra en el centro de este antiguo cenote o sumidero, cerca de Chichén Itzá, México. Los cenotes son formaciones comunes en paisajes kársticos. A medida que la piedra caliza que forma el lecho rocoso de la zona se erosiona, forma cuevas y sumideros donde se acumula agua dulce. Obsérvese que los bordes del cenote están a nivel del suelo y no sobre él. Crédito: National Geographic / Fotografía de Bates Littlehales. Más información.

La forma de los lagos indica un proceso llamado retroceso uniforme de escarpas , donde los bordes de los lagos se expanden en una cantidad constante cada vez. El lago más grande del sur, por ejemplo, parece una serie de pequeños lagos vacíos que se han agrupado o conglomerado en una gran característica.

“Pero si estas cosas crecen hacia afuera, ¿eso significa que estás destruyendo y recreando los bordes todo el tiempo y que los bordes se están moviendo hacia afuera con ellas? Entender estas cosas es, en mi opinión, el eje de la comprensión de la evolución de las cuencas polares en Titán “, dijo Hayes.

La investigación fue financiada por subvenciones de la NASA y la Agencia Espacial Italiana.

 


Fuente: Cornell Chronicles.

Artículo original:Saturn’s moon Titan sports Earth-like features“.  Linda B. Glaser

Material relacionado:

Una selección de recursos (artículos, libros, documentales y videos de conferencias y charlas públicas sobre Titán se encuentra en el  apartado “Material relacionado” del artículo:

Sobre Titán:

Sobre la topografía de Titán:

Sobre el primer Mapa Topográfico de Titán:

Un trabajo de Carl Sagan de 1982 a partir de las observaciones de Titán realizadas por la nave Voyager 1 y otro de Jonathan Lunine de 1993, muestran el estado de la investigación de Titán en aquellas épocas:

Sobre la atmósfera y el clima de Titán:

Sobre los lagos de Titán:

Un trabajo que reune toda la información sobre los Lagos de Titan es : 

Sobre los paisajes Kársticos de Titán:

Proyectos de futuras misiones a Titán:

Las primeras propuestas de naves para investigar Titán:

   Montgolfiere Balloon Missions for Mars and Titan. Jack A. Jones et al. Ver también la  presentación del trabajo.

El proyecto de un submarino para investigar el Lago Kraken en Titán:

Después de un meticuloso proceso de selección de proyectos en el Programa “Nuevas Fronteras” de la NASA, se eligió como uno de los dos finalistas, un proyecto  que propone una vieja idea, hoy posible con la tecnología desarrollada en los últimos años: un  quadcopter dual con gran capacidad de desplazamiento en la atmósfera de Titán:

Colecciones de Artículos y Papers sobre Titán y sus Lagos en algunos de los medios especializados:

Libros: (los libros de Springer están disponibles en Timbó)

Videos:

Documentales:

Videos de Conferencias y Charlas Públicas:

El estudio de Titán es un item de un tema más general que es la exploración de los Mundos Océanicos del Sistema Solar y su importancia desde el punto de vista científico así como  también  social, que fue el tema de la Conferencia Sagan presentado por el Dr. Jonathan I. Lunine, en la reciente Reunión de Otoño (11 al 15 de Diciembre de 2017) de la Unión Americana de Geofísica:

 

El universo podría estar lleno de virus alienígenas, y nosotros deberíamos estar buscándolos

Berliner et al. revisan la investigación actual en Virología relacionada con la Astrobiología y proponen ideas para futuros focos de investigación en Astrovirología. Crédito de la imagen: Arek Socha / FL.

En general, se está de acuerdo en que algún tipo de microbio será la primera forma de vida que descubramos en otro planeta, luna u otra roca espacial. Pero casi nadie piensa que encontraremos un virus alienígena, lo cual es extraño, dado lo prolífico y exitoso de estas entidades biológicas en la Tierra. Un nuevo estudio busca corregir este descuido y propone una disciplina completamente nueva conocida como “Astrovirología”.

Los virus existen masivamente en la Tierra, y su existencia se remonta a los comienzos de la vida. Existen más virus en nuestro planeta que cualquier otro organismo celular, más de 10 a 100 veces más, por lo que es una apuesta razonable que existan virus en otros mundos. Sin embargo, los científicos  sorprendentemente saben poco sobre estas “bolsas de genes” y cómo funcionan, prestando aún menos atención a la posibilidad de que existan virus en otras partes del Sistema Solar y más allá. Sin embargo, la Estrategia Astrobiológica 2015 de la NASA hace una escasa mención de los virus, enfocándose principalmente en la búsqueda de microorganismos alienígenas de naturaleza celular.

Un nuevo documento , ahora publicado en la revista científica Astrobiology y dirigido por el científico de la Portland State University Kenneth Stedman , argumenta que esta es una oportunidad perdida, y que los Astrobiólogos deberían explorar la posibilidad de que los virus existan en masa en todo el Universo. Con ese fin, Stedman propone el campo de la “Astrovirología” y pide a los científicos que comiencen a desarrollar estrategias y las herramientas necesarias para detectar virus fuera del planeta. Dijo que su propuesta no se trata de subdividir el campo de la Astrobiología aún más, sino más bien de un intento de integrar  a los virus en la Astrobiología “convencional”.

Muchos de ustedes probablemente se estén preguntando cómo se distinguen los virus de otras formas de vida microbiana, y por qué incluso hay una necesidad de distinguir entre los dos. Los científicos luchan con esta misma pregunta.

“Las definiciones de virus son algo problemáticas”, comentó  Stedman a Gizmodo. “Mi favorita es el que citamos en el manuscrito: ‘Los virus son entidades cuyos genomas son elementos del ácido nucleico que se replican dentro de las células vivas utilizando la maquinaria sintética celular y causan la síntesis de elementos especializados que pueden transferir el genoma viral a otras células. ”

Stedman admite que esta definición no es muy “amigable para el lector” y ofrece esta traducción más simple: “Los virus pueden obtener su información genética dentro de las células y reprogramarlas para crear más virus”. Los llama “agentes de transferencia de información” capaces de transportar las instrucciones para hacer más de sí mismos cuando se encuentran en las condiciones adecuadas. Dijo que es cierto que todos los virus necesitan hosts, “pero me gusta pensar en ‘hosts’ como un ambiente particular -como suelo y agua para una semilla- que un virus necesita replicar”.

Stedman debería saber una cosa o dos sobre los virus y el tipo de condiciones que necesitan para replicar. En 2012, descubrió un grupo completamente nuevo de virus capaz de vivir en lagos calientes ácidos (básicamente, ácido hirviendo), un descubrimiento que demostraba las condiciones extremas en las que los virus pueden evolucionar, vivir e incluso prosperar. En este caso, el nuevo genoma viral surgió después de la combinación de ADN y ARN de dos grupos de virus aparentemente no relacionados. Por lo tanto, además de vivir en los entornos más hostiles, los virus también pueden encontrar formas de adaptarse continuamente. En consecuencia, Stedman cree que probablemente estén involucrados en algunas transiciones evolutivas importantes en la Tierra.

“También hay evidencia indirecta considerable de que los virus son increíblemente antiguos”, dijo Stedman, “pero no hay evidencia directa, por lo que hemos estado trabajando en la fosilización / preservación de los virus en el registro fósil”.

Entonces, la idea de que los virus están esparcidos por el cosmos no es una idea completamente extravagante. Claro, es probable que sean diferentes a los que se encuentran en la Tierra, pero aún así serían virus. Para promover la Astrovirología, Stedman le propone a la NASA y a otras agencias espaciales que busquen virus en muestras líquidas tomadas de planetas y lunas en nuestro Sistema Solar (por ejemplo de Encélado y Europa), desarrollen herramientas para encontrar virus en depósitos antiguos en la Tierra y Marte, y para descubrir si los virus podrían sobrevivir en el espacio.

“Tenemos que desarrollar aún más las herramientas actuales, ya sea poner un microscopio electrónico en una nave espacial o desarrollar otras tecnologías microscópicas que puedan detectar moléculas, no sólo átomos a una resolución nanométrica”, dijo.

Si descubrimos virus que viven en otras partes del Sistema Solar, Stedman dijo que no hay razón para entrar en pánico, y que los virus  serán la primera señal de vida que la NASA probablemente encontrará en otros planetas y lunas.

“Los virus tienen una mala reputación. Si encontramos virus en otros planetas es una señal de vida, no algo de lo que temer “, dijo. “¡Los virus son rock!”

 Fuente: Portland State University/Gizmodo.

Artículo original: “Our Universe Could Be Littered With Alien Viruses—and We Should Be Looking for Them“. Author: George Dvorsky, Gizmodo/Portland State University. January 23, 2018.

Material relacionado:

¿Qué cantidad de Virus hay en la Tierra?:

¿Cuántas clases distintas de Virus existen en la Tierra?

Los Virus en relación a la evolución y diversificación de la vida:

Dos trabajos sobre los Virus y la evolución de la Célula:

Un compendio  de los principales sitios asi como recursos en Virología a nivel profesional en la Web, aunque no actualizado, se encuentra en:

Un resultado notable recién publicado en relación a la transferencia de información entre las células nerviosas del cerebro muestra que emplean la misma técnica que utilizan para ello los virus:

Libros:

Podcasts:

 Una serie de Podcasts producidos por “This Week in Virology” (TWiV) que se centra en explicar los aspectos básicos de la Virología es:

Un colección de Podcast, artículos y recursos sobre virus  en la web, la encuentra  en:

Videos:

Documentales:

Videos de Clases y Conferencias Públicas sobre los Virus:

Miscelánea:

El Climatron y la estructura de los virus esféricos:

El Climatron en los Jardines Botánicos de Missouri  en Saint Louis. El Climatron® es el primer domo geodésico que se utilizara como conservatorio, incorporando los principios de R. Buckminster Fuller, inventor del sistema geodésico. Se abrió al público el 1 de Octubre de 1960. El diseño del invernadero Climatron fue desarrollado por los arquitectos de St. Louis Murphy y Mackey, ganando el Premio Reynolds de 1961, un premio por excelencia arquitectónica en una estructura que utiliza aluminio. En 1976 fue nombrado uno de los 100 logros arquitectónicos más significativos en la historia de los Estados Unidos. Crédito imagen: Wikimedia Commons.

El Climatron® es quizás el edificio más icónico y famoso en el Jardín Botánico de Missouri, conocido como el primer domo geodésico que se usó como invernadero cuando se construyó en 1960. Fue nombrado uno de los 100 logros arquitectónicos más significativos en la historia de los EE. UU. por la Comisión Bicentenaria de Arquitectos de los Estados Unidos. La estructura autónoma, diseñada por los arquitectos de St. Louis, Murphy y Mackey, incorpora los principios de Richard Buckminster Fuller, que patentó el diseño del domo geodésico. El término “Climatron” se acuñó para enfatizar la tecnología de control climático de la cúpula del invernadero.

Los virus presentan diferentes estructuras y entre ellas la icosaédrica.

Cápsides de virus icosaédricos. En la figura se muestran ejemplos tipo de cápsides icosaédricas virales y su simetría en cada una de ellas*, están compuestas por la repetición de una única proteína que con ligeras variaciones es capaz de formar pentones y hexones y rellenar la geometría icosaérica. De menor a mayor Virus satélite del virus de la necrosis del tabaco STNV, virus de la necrosis del tabaco TNV, Nudaurelia capensis omega virus, virus HK97, papilomavirus humano, Adenovirus. Este último rellena la geometría con más de un tipo de proteína pero principalmente repite una 720 veces. Fuente: Gracias a pdb101.RSBC.org Molecule of the month August 2016, David Goodsell. Credit: 3Dciencia.com

Algunas de las ideas fundamentales sobre la estructura de los virus icosaédricos se establecieron a principios de la década de  los sesenta.

Simetría Icosaédrica de un virus. Crédito: TWiV.

Pero ¿cómo se llegó a reconocer dicha configuración?

En Junio de 1962 Donald Caspar presentó un paper en coautoría con Aaron Klug titulado “Principios Físicos en la Construcción de los Virus Regulares”, en el Simposio Cold Spring Harbor sobre “Mecanismos Básicos en Biología de Virus en Animales”  (Casper & Klug, 1962). Entre otras cosas, ellos propusieron que los virus esféricos están configurados como pequeños domos geodésicos.

Discuten el concepto de cuasi-equivalencia y reconocen que los principios establecidos por Buckminster Fuller para la construcción de cúpulas geodésicas fueron una inspiración para el desarrollo de sus ideas.

Las ideas que ellos presentaron tuvieron una amplia aceptación hasta principios de los ochenta cuando la primera excepción a su teoría fue descubierta (en el Laboratorio de Caspar).

La historia completa puede leerla aquí.

Ver también, en Español: Virus, la simetría que nos infecta y nos llena de simetría. FLAGELLUM_wordpress. 22 de Diciembre, 2016.

 

Nueva técnica para encontrar vida en Marte

Los instrumentos en miniatura y las nuevas técnicas pueden detectar y analizar microorganismos en ambientes extremos similares a los de Marte.

El coautor I. Altshuler muestrea el terreno de permafrost cerca de la estación de investigación McGill Arctic, en el alto Ártico canadiense. Crédito: Dra. Jacqueline Goordial

Los investigadores demuestran por primera vez el potencial de la tecnología existente para detectar y caracterizar directamente la vida en Marte y otros planetas. El estudio, publicado en Frontiers in Microbiology , utilizó instrumentos científicos miniaturizados y nuevas técnicas de microbiología para identificar y examinar microorganismos en el alto Ártico canadiense, uno de los análogos más cercanos a Marte en la Tierra. Al evitar los retrasos que se producen al tener que devolver muestras a un laboratorio para su análisis, la metodología también podría utilizarse en la Tierra para detectar e identificar patógenos durante epidemias en áreas remotas.

“La búsqueda de vida es un foco importante de exploración planetaria, pero no ha habido instrumentación directa de detección de vida en una misión desde los años 70, durante las misiones Viking a Marte”, explica la Dra. Jacqueline Goordial, una de las autoras del estudio. “Queríamos mostrar una prueba de concepto de que la vida microbiana se puede detectar e identificar directamente utilizando herramientas muy portátiles, de bajo peso y de baja energía”.

En la actualidad, la mayoría de los instrumentos en misiones de Astrobiología buscan condiciones habitables, pequeñas moléculas orgánicas y otras “biofirmas” que generalmente no podrían formarse sin vida. Sin embargo, estos proporcionan sólo evidencia indirecta de la vida. Además, los instrumentos actuales son relativamente grandes y pesados ​​con altos requerimientos de energía. Esto los hace inadecuados para las misiones a Europa y Encélado, lunas de Júpiter y Saturno que, junto con Marte, son los principales objetivos en la búsqueda de vida en nuestro Sistema Solar.

Izquierda: imagen del McGill Artic Lab. Crédito: Dra. J. Goordial.

Abajo, Derecha: Mesa de trabajo en el McGill Artic Lab en donde se analizan las muestras. Crédito Dra. J. Goordial.

 Instrumentos en miniatura

La Dra. Goordial, junto con el Profesor Lyle Whyte y otros científicos de la Universidad McGill de Canadá, adoptaron un enfoque diferente: el uso de múltiples instrumentos en miniatura para detectar y analizar directamente la vida. Utilizando nuevas tecnologías de bajo costo y bajo peso, el equipo creó una “plataforma de detección de vida” modular capaz de cultivar microorganismos a partir de muestras de suelo, evaluar la actividad microbiana y secuenciar ADN y ARN.

Para detectar y caracterizar la vida en Marte, Europa y Encélado, la plataforma tendría que funcionar en ambientes con temperaturas extremadamente frías. Por lo tanto, el equipo lo probó en un sitio remoto en un análogo cercano en la Tierra: las regiones polares.

“Marte es un planeta muy frío y seco, con un terreno de permafrost que se parece mucho a lo que encontramos en el alto Ártico canadiense”, dice la Dra. Goordial.  “Por esta razón, elegimos un sitio a unos 900 km del Polo Norte como un análogo de Marte para tomar muestras y probar nuestros métodos”.

Utilizando un dispositivo portátil de secuenciación de ADN en miniatura (Oxford Nanopore MiniON), los investigadores demuestran por primera vez que la herramienta no sólo se puede utilizar para examinar muestras ambientales en entornos extremos y remotos, sino que se puede combinar con otra metodología para detectar vida microbiana activa en el campo. Los investigadores pudieron aislar microorganismos extremófilos que nunca se habían cultivado antes, detectar la actividad microbiana y secuenciar el ADN de los microbios activos.

Al frente el secuenciador de ADN en miniatura (Oxford Nanopore MinION) conectado a la computadora de la Dra. Jacqueline Goordial en el McGill Artic Lab. Crédito: Dra. Jacqueline Goordial.

 

Esta imagen muestra los instrumentos probados en la plataforma de detección de vida. Crédito Imagen: J. Goordial et. Alabama.

Encontrar ADN en el permafrost marciano puede ser clave

“La detección exitosa de ácidos nucleicos en muestras de permafrost marciano proporcionaría evidencia inequívoca de la vida en otro mundo”, dice la Dra. Goordial.  “Sin embargo, la presencia de ADN solo no le dice mucho sobre el estado de un organismo, podría estar inactivo o muerto, por ejemplo. Al utilizar el secuenciador de ADN con la otra metodología en nuestra plataforma, pudimos primero encuentrar vida activa, y luego identificar y analizar su potencial genómico, es decir, los tipos de genes funcionales que tiene “.

Si bien el equipo demostró que una plataforma de este tipo podría usarse teóricamente para detectar la vida en otros planetas, todavía no está lista para una misión espacial. “Los humanos debieron llevar a cabo gran parte de la experimentación en este estudio, mientras que las misiones de detección de vida en otros planetas necesitarán ser robóticas”, dice la Dra. Goordial. “El secuenciador de ADN también necesita una mayor precisión y durabilidad para soportar las largas escalas de tiempo requeridas para las misiones planetarias”.

Sin embargo, la Dra. Goordial y su equipo esperan que este estudio sirva de punto de partida para el desarrollo futuro de las herramientas de detección de vida.

Mientras tanto, la plataforma tiene aplicaciones potenciales aquí en la Tierra. “Los tipos de análisis realizados por nuestra plataforma se llevan a cabo típicamente en el laboratorio, después de enviar muestras desde el campo. Mostramos que los estudios de ecología microbiana ahora se pueden hacer en tiempo real, directamente en el sitio, incluso en entornos extremos como el Ártico y Antártico “, dice la Dra. Goordial.

Esto podría ser útil en áreas remotas y difíciles de muestrear, en los casos en que devolver muestras al laboratorio puede cambiar su composición y obtener información en tiempo real, como detectar e identificar patógenos durante epidemias en áreas remotas, o cuando las condiciones están cambiando rápidamente.

Y un día, de hecho, puede proporcionar evidencia concluyente de la vida más allá de la Tierra. “Se cree que varios cuerpos planetarios tienen condiciones habitables, es un momento emocionante para la Astrobiología”, dice el Dra. Goordial.

Fuente del artículo: McGill University.

Artículo original: “New technique for finding life on Mars

 


Referencia de la revista :

  1. J. Goordial, Ianina Altshuler, Katherine Hindson, Kelly Chan-Yam, Evangelos Marcolefas, Lyle G. Whyte. Secuenciación de campo in situ y detección de vida en comunidades microbianas de la cuña helada de permafrost en el Ártico alto (79 ° 26’N) Canadiense . Frontiers in Microbiology , 2017; 8 DOI: 10.3389 / fmicb.2017.02594

Material relacionado:

Sobre el Proyecto Viking:

El Astrónomo Carl Sagan de la Universidad de Cornell parado frente a una maqueta del módulo Viking en Death Valley, California. Sagan ayudó a seleccionar los sitios de aterrizaje y a planificar las misiones Viking y fue un incansable promotor del Programa Viking y de las exploraciones relacionadas de Marte y otros planetas. Crédito: NASA / JPL.

Sobre los experimentos para detección de vida de la Misión Viking:

¿Detectaron vida microbiana los instrumentos específicos para ello, a bordo de los módulos Vikings? :

Ambos aterrizadores Viking llevaron un aparato experimental (llamado “Labeled Release Life Detector”) para probar la actividad metabólica en el suelo marciano. Cuando a las muestras de suelo marciano se les dieron gotas de soluciones nutritivas, ambos aparatos  devolvieron signos positivos de actividad metabólica. Inicialmente, incluso los operadores del experimento expresaron considerable escepticismo sobre los resultados positivos, pero en 1997 (20 años después) dos de los experimentadores involucrados en la misión, el Dr. Gilbert Levin y la Dra. Patricia Straat, habían completado años de pruebas e investigaciones adicionales. y concluyeron que los resultados originales de 1976 se explican mejor por la existencia de vida microbiana en Marte. El Dr. Levin y la Dra. Straat han publicado un nuevo artículo en la revista Astrobiology que presenta evidencia adicional del rover Curiosity y otras misiones a Marte que respaldan su argumento para la posible detección de vida microbiana en 1976 en Marte (ver “The Case for Extant Life” en Marte y su posible detección mediante el experimento “Labeled Release Life Detector” a bordo de las naves Viking, ”  “http: //online.liebertpub.com/doi/full … ). Ver abajo, video del Dr. Levin:  Was Microbial Life on Mars Discovered in 1976? explicando en detalle este punto.

Sobre el artículo actual:

El siguiente artículo presenta otro trabajo de los mismos investigadores , en “University Valley“, lugar que  tiene el suelo más seco y más frío que podemos encontrar en la Tierra, siendo las áreas más análogas a la superficie marciana, en un proyecto de NASA ASTEP (ciencia astrobiológica y tecnología para explorar planetas) para probar la barrena IceBite, una broca de permafrost diseñada para perforar el permafrost marciano; en las muestras de suelo extraidas no se encontaron rastros de vida microbiana, constituyendo la primera ubicación en el planeta visitada por humanos sin vida microbiana activa:

Otros artículos:

Libros:

Videos:

  • The Search for Life on Mars. Dr. Janice Bishop with Carl Sagan Center at the SETI Institute and the NASA Ames Research Center discusses Martian geology and mineralogy, and the search for life on Mars. Stanford Astrobiology. September 17, 2010.

Sobre el Proyecto Viking:

Sobre los experimentos de detección de vida microbiana a bordo de los módulos Viking:

Sobre las investigaciones de microorganismos en McMurdo Dry Valleys en la Antártida: