Lugares para observar el Eclipse Parcial de Sol

PUNTOS PARA OBSERVAR EL ECLIPSE PARCIAL DE SOL DEL DOMINGO 26 DE FEBRERO DESDE LAS 9 DE LA MAÑANA EN ADELANTE.
– ACTIVIDAD SE SUSPENDE SI HAY MAL TIEMPO –

PLANETARIO DE MONTEVIDEO
AVDA. GRAL RIVERA 3275 ESQ DOLORES PEREIRA DE ROSSELL

ASOCIACIÓN DE AFICIONADOS A LA ASTRONOMÍA
OBSERVATORIO ASTRONÓMICO ALBERT EINSTEIN
AVDA. GRAL RIVERA 3275

OBSERVATORIO ASTRONOMICO LOS MOLINOS
CAMINO DE LOS MOLINOS 5769 ESQ CAMINO URUGUAY
DESDE LAS 9 Y 30 HRS.

FACULTAD DE CIENCIAS – UDELAR
EXPLANADA DE FACULTAD
MATAOJO ESQ IGUA DESDE LAS 9 Y 30 HORAS

EXPLANADA DE LA UNIVERSIDAD DE LA REPÚBLICA
AVDA. 18 DE JULIO ESQ EDUARDO ACEVEDO
(DOCENTES DEL OBSERVATORIO ASTRONÓMICO CENTRAL DE ENSEÑANZA SECUNDARIA)

PLAZA VIRGILIO (PUNTA GORDA)
FUNDACIÓN ASTRONÓMICA URUGUAY
PROF. GONZALO VICINO E INTEGRANTES DE DICHA FUNDACIÓN

RESTO DEL PAÍS

OBSERVATORIOS ASTRONÓMICOS DE ENSEÑANZA SECUNDARIA EN EL INTERIOR

Observatorio del Liceo No 1 de Paysandú
Abierto al público desde las 9 y 30 horas hasta las 12 hrs.

Observatorio del Liceo de Departamental de Florida
En Plaza Artigas, desde la hora 09:30 hasta las 12:30. Siendo la máxima del eclipse a la hora 11:00.

 

TRANSMITEN EN DIRECTO EL ECLIPSE
Se realizarán los siguientes webcast desde estos lugares, que pueden seguir desde computadoras, tablets, celulares, etc.

Observatorio Astrónomico Los Molinos
https://oalm.gub.uy/eclipse.html

Ciencia Ciudadana – Telescopio Robótico
http://www.astro.edu.uy/

TeleCosmos TV
Con imágenes desde distintos puntos de observación del Eclipse y relatos en español por Fernando Giménez. Transmisión en conjunto con la Asociación de Aficionados a la Astronomía.
http://telecosmostv.blogspot.com.uy

Slooh
Con imágenes de distintos puntos de observación del Eclipse pero los relatos son en inglés.
www.slooh.com

Eclipse parcial de sol Domingo 26 de febrero en el Planetario de Montevideo

Como es tradicional cada vez que ocurre un fenómeno astronómico significativo, la Asociación de Aficionados a la Astronomía organiza una actividad para compartirlo y explicarlo con el público en general. 

Por este motivo el próximo domingo en conjunto con el Planetario de Montevideo se desarrollará una actividad de divulgación orientada a la ciudadanía; la misma se desarrollará en Avda. Gral. Rivera 3275 (Planetario de Montevideo y sede de la Asociación de Aficionados a la Astronomía). 

El eclipse para Montevideo comenzará a las 9:34;  alcanzará su máximo a las 10:58, y terminará a las 12:29. En ese ínterin recibiremos y explicaremos el evento a quienes se acerquen. 

Nuestra idea es proyectar directamente la imagen del Sol eclipsado por la luna, dentro del salón principal del Planetario, ya que allí existen las comodidades para poder explicarlo en vivo y directo. 

Será un gusto contar con vuestra presencia y responder a sus consultas.

 

Secretaría A.A.A.

30 años de la Supernova 1987 A

30 AÑOS DE LA SUPERNOVA 1987 A
Fernando Giménez – Coordinación Web AAA

Hoy 24 de Febrero se cumplen 30 años de la última supernova que explotara en las cercanías de la Vía Láctea, más precisamente en la Nube Mayor de Magallanes.
La estrella progenitora de la explosión, recuerdo que pertenece al catálogo de Sanduleak pero el número no, fue descubierta por el canadiense Ian Shelton en el Observatorio de las Campanas en Chile, pero no fue a simple vista, sino por fotografías.

Imagen de la SN 1987 A desde el Telescopio NTT de ESO

En paralelo a esa historia, les cuento que aquí en el incipiente Uruguay astrónomico de la época, cuando apenas contábamos con algunos telescopios grandes, como el Zeiss del Observatorio de Montevideo, el venerable Fitz de la AAA, que en esa época era “portátil” y había que armarlo entre cuatro personas por lo pesado que era, o algún aficionado potentado que contara con su instrumento y luego…muchos de nosotros con los queridos prismáticos. Estos últimos, dieron la nota en ese momento. Eramos jóvenes y nos movilizaba mucho el explorar el cielo en los ratos libres por las noches…en una de esas tantas nocturnidades mías, me encuentro con algo que no había visto en noches anteriores y justo se localizaba sobre la Nube Mayor de Magallanes, pero de qué se trataba? Y allí comenzó la ronda telefónica con otros aficionados. En el contexto de esa época, donde no había celulares, ni internet y con suerte algunos podían contar con teléfono, sino había que ir al viejo teléfono monedero de la calle para llamar, se hacía dificultosa las comunicaciones pero todos logramos manifestar al unísono que algo estaba sucediendo. Claro está, que en nuestra falta de experiencia de la observación, no nos habíamos dado cuenta que estábamos en la presencia de uno de los eventos más cataclísmicos de la historia. Yamandú Fernández, constructor artesanal de telescopios y observador agudo de esa época comentó que era efectivamente una SUPERNOVA. Sin embargo, y por eso resalté sobre las comunicaciones párrafos arriba, no era fácil reportar esa observación porque sólo se contaba con envío de telegramas a la IAU y para un aficionado era bastante caro. Habían pocas computadoras con conexión externa para emails y sólo en centros de investigación, en una palabra, inaccesible.
En nuestra AAA en esa época ni siquiera teníamos computador y Raúl Salvo en ese momento fue quien tomó la iniciativa en el área de estimación de brillo de estrellas variables y se armó el equipo de observación de la Supernova. Fueron varios meses que estuvo a tiro nuestro y armamos la curva de luz. Sin embargo, los temores fueron varios. Ni sabíamos si lo que estábamos haciendo estaba bien, fue todo al acierto u error. La incógnita estuvo hasta la presentación en el Encuentro de Astrónomos Aficionados en 1988, cuando en la charla de Raúl Salvo presentando los resultados, intervino Jaime García del Instituto Copérnico indicando que las observaciones realizadas estaban a la par de aficionados avanzados, las cuales todos recibimos un gran empuje para continuar en el tiempo realizando otras tareas. Ya pasaron muchos años, el equipo ya no está, pero cada integrante le quedará en el recuerdo a la Supernova y el gran resultado del trabajo mancomunado.

La enana ultrafría y los siete planetas

Nota de los editores:

Publicamos el abstract original remitido por ESO, pero también fue emitida en directo por NASA TV y retransmitida por TeleCosmos TV, la conferencia de prensa desde la NASA, brindada por los astrónomos investigadores. Un evento de características únicas en la historia de la Ciencia.

Utilizando el telescopio TRAPPIST–Sur, instalado en el Observatorio La Silla, el Very Large Telescope (VLT), en Paranal, y el telescopio espacial Spitzer de la NASA, así como otros telescopios del mundo [1], los astrónomos han confirmado la existencia de, al menos, siete pequeños planetas orbitando la estrella enana roja fría TRAPPIST-1 [2]. Todos los planetas, nombrados como TRAPPIST-1b, c, d, e, f, g y h, en orden creciente de distancia de su estrella, tienen tamaños similares a la Tierra [3].
Los astrónomos observaron los cambios en la emisión de luz de la estrella causados por cada uno de los siete planetas que pasan delante de ella — un evento conocido como tránsito — y esto les permitió extraer información acerca de sus tamaños, composiciones y órbitas [4]. Descubrieron que, al menos los seis planetas interiores, son comparables a la Tierra en cuanto a tamaño y temperatura.

El autor principal, Michaël Gillon, del Instituto STAR en la Universidad de Lieja (Bélgica) está encantado con los resultados: “Se trata de un sistema planetario sorprendente, no sólo porque hayamos encontrado tantos planetas, ¡sino porque son todos asombrosamente similares en tamaño a la Tierra!”.

Con tan solo el 8% la masa del Sol, TRAPPIST-1 es muy pequeña en términos estelares (solo un poco más grande que el planeta Júpiter) y, aunque está relativamente cerca de nosotros, en la constelación de Acuario (el aguador), es muy tenue. Los astrónomos esperaban que este tipo de estrellas enanas pudieran albergar muchos planetas del tamaño de la Tierra en órbitas apretadas, convirtiéndolas en objetivos prometedores para la búsqueda de vida extraterrestre, pero TRAPPIST-1 es el primer sistema de este tipo descubierto.

El coautor Amaury Triaud amplía la información: “La emisión de energía de estrellas enanas como TRAPPIST-1 es mucho más débil que la de nuestro Sol. Para que hubiera agua en sus superficies los planetas tendrían que estar en órbitas mucho más cercanas que las que podemos ver en el Sistema Solar. Afortunadamente, parece que este tipo de configuración compacta ¡es lo que estamos viendo alrededor de TRAPPIST-1!”.

El equipo determinó que todos los planetas del sistema son similares en tamaño a la Tierra y a Venus, o un poco más pequeños. Las mediciones de densidad sugieren que, al menos, los seis planetas de la zona más interna son probablemente rocosos en su composición.

Las órbitas planetarias no son mucho más grandes que las del sistema galileano de lunas de Júpiter y mucho más pequeñas que la órbita de Mercurio en el Sistema Solar. Sin embargo, el pequeño tamaño de TRAPPIST-1 y su baja temperatura significan que la energía que proporciona a sus planetas es similar a la recibida por los planetas interiores de nuestro Sistema Solar; TRAPPIST-1c, d y f reciben cantidades similares de energía que Venus, la Tierra y Marte, respectivamente.

Los siete planetas descubiertos en el sistema podrían, potencialmente, tener agua líquida en sus superficies, aunque sus distancias orbitales hacen que esto sean más probable en algunos de los candidatos que en otros. Los modelos climáticos sugieren que los planetas más interiores, TRAPPIST-1b, c y d, son probablemente demasiado calientes para albergar agua líquida, excepto tal vez en una pequeña fracción de sus superficies. La distancia orbital del planeta más externo del sistema, TRAPPIST-1h, no se ha confirmado, aunque es probable que sea demasiado distante y frío para albergar agua líquida — suponiendo que no esté teniendo lugar ningún proceso de calentamiento alternativo [5].  TRAPPIST-1e, f y g, sin embargo, representan el santo grial para los astrónomos cazadores de planetas, ya que orbitan en la zona habitable de la estrella y  podrían albergar océanos de agua en sus superficies [6].

Estos nuevos descubrimientos hacen del sistema de TRAPPIST-1 un objetivo muy importante para futuros estudios. El Telecopio Espacial Hubble de NASA/ESA ya está siendo utilizado para buscar atmósferas alrededor de los planetas y el miembro del equipo, Emmanuël Jehin, está entusiasmado con las futuras posibilidades: “Con la próxima generación de telescopios como el E-ELT (European Extremely Large Telescope de ESO), y el telescopio espacial JWST (NASA/ESA/CSA James Webb Space Telescope) pronto podremos buscar agua e incluso pruebas de vida en estos mundos”.

Notas

[1] Además del telescopio espacial Spitzer de la NASA, el equipo usó muchas otras instalaciones terrestres: TRAPPIST–Sur en el Observatorio La Silla de ESO (Chile); HAWK-I , instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO (Chile); TRAPPIST–Norte (Marruecos); el telescopio de 3,8 metros UKIRT (Hawái); el telescopio Liverpool de 2 metros y el telescopio William Herschel de 4 metros, en la isla canaria de La Palma (España); y el telescopio de 1 metro SAAO (Sudáfrica).

[2] TRAPPIST–Sur (the TRAnsiting Planets and PlanetesImals Small Telescope–South, pequeño telescopio para el estudio del tránsito de planetas y planetesimales) es un telescopio robótico belga de 0,6 m operado desde la Universidad de Lieja e instalado en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile. Pasa gran parte de su tiempo monitorizando la luz de alrededor de 60 estrellas enanas ultrafrías cercanas y enanas marrones (“estrellas” que no son lo suficientemente masivas como para iniciar la fusión nuclear sostenida en sus núcleos) en busca de evidencia de tránsitos planetarios. TRAPPIST-Sur, junto con su gemelo TRAPPIST–Norte, son los precursores del sistema SPECULOOS, que actualmente se está instalando en el Observatorio Paranal de ESO.

[3] A principios de 2016, un equipo de astrónomos, liderado también por Michaël Gillon, anunció el descubrimiento de tres planetas orbitando a TRAPPIST-1. Intensificaron sus observaciones de seguimiento del sistema, principalmente debido a un destacado tránsito triple observado con el instrumento HAWK-I del VLT. Este tránsito demostró claramente que había, al menos, un planeta desconocido más orbitando la estrella. ¡Y esa histórica curva de luz muestra, por primera vez, tres planetas templados tipo tierra, dos de ellos en la zona habitable, pasando delante de su estrella al mismo tiempo!

[4] Este es uno de los principales métodos que utilizan los astrónomos para identificar la presencia de un planeta alrededor de una estrella. Miran la luz proveniente de la estrella para ver si parte de la luz es bloqueada a medida que el planeta pasa por delante de su estrella en la línea de visión desde la Tierra (transita la estrella, como dicen los astrónomos). Mientras el planeta orbita alrededor de su estrella, esperamos ver pequeñas y regulares disminuciones en la luz proveniente de la estrella justo cuando el planeta pasa delante de ella.

[5] Estos procesos pueden incluir calentamiento de marea, que haría que la fuerza gravitacional de TRAPPIST-1 causara deformaciones repetidas en el planeta, desencadenando fuerzas de fricción internas y la generación de calor. Este proceso  es el responsable del volcanismo activo en la luna Io de Júpiter. Si TRAPPIST-1h también conserva una atmósfera rica en hidrógeno primordial, la tasa de pérdida de calor podría ser muy baja.

[6] Este descubrimiento también representa la mayor cadena de exoplanetas conocidos que orbitan entre sí con resonancia orbital cercana. Los astrónomos midieron cuidadosamente cuánto tarda cada planeta del sistema en completar una órbita alrededor de TRAPPIST-1 —conocido como el período de la revolución— y luego calcularon la proporción del periodo de cada planeta y la de su siguiente vecino más lejano. Los seis planetas interiores de TRAPPIST-1 tienen relaciones de períodos con sus vecinos que están muy cerca de cocientes simples, tales como 5:3 o 3:2. Esto significa que, probablemente, los planetas se formaron juntos más lejos de su estrella y se han movido desde entonces hacia el interior hasta formar su configuración actual. Si es así, podrían ser mundos de baja densidad y ricos en volátiles, sugiriendo una superficie helada y/o una atmósfera.

Información adicional

Este trabajo de investigación se ha presentado en el artículo científico titulado “Seven temperate terrestrial planets around the nearby ultracool dwarf star TRAPPIST-1”, por M. Gillon et al., y aparece en la revista Nature.

El equipo está formado por M. Gillon (Universidad de Lieja, Lieja, Bélgica); A. H. M. J. Triaud (Instituto de Astronomía, Cambridge, Reino Unido); B.-O. Demory (Universidad de Berna, Berna, Suiza; Laboratorio Cavendish, Cambridge, Reino Unido); E. Jehin (Universidad de Lieja, Lieja, Bélgica), E. Agol (Universidad de Washington, Seattle, EE.UU.; Laboratorio Planetario Virtual del Instituto de Astrobiología de la NASA, Seattle, EE.UU.); K. M. Deck (Instituto Tecnológico de California, Pasadena, CA, EE.UU.);, S. M. Lederer (Centro Espacial Johnson de la NASAr, Houston, EE.UU.); J. de Wit (MIT, Instituto Tecnológico de Massachusetts, Cambridge, MA, EE.UU.); A. Burdanov (Universidad de Lieja, Lieja, Bélgica); J. G. Ingalls (Instituto Tecnológico de California, Pasadena, CA, EE.UU.); E. Bolmont (Universidad de Namur, Namur, Bélgica; Laboratorio AIM Paris-Saclay, CEA/DRF – CNRS – Univ. París Diderot – IRFU/SAp, Centro de Saclay, Francia); J. Leconte (Univ. Burdeos, Pessac, Francia); S. N. Raymond (Univ. Burdeos, Pessac, Francia); F. Selsis (Univ. Burdeos, Pessac, Francia); M. Turbet (Universidades de la Sorbona, París, Francia); K. Barkaoui (Observatorio Oukaimeden, Marrakech, Marruecos); A. Burgasser (Universidad de California, San Diego, California, EE.UU.); M. R. Burleigh (Universidad de Leicester, Leicester, Reino Unido); S. J. Carey (Instituto Tecnológico de California, Pasadena, CA, EE.UU.); A. Chaushev (Universidad de Leicester, Reino Unido); C. M. Copperwheat (Universidad John Moores de Liverpool, Liverpool, Reino Unido); L. Delrez (Universidad de Lieja, Lieja, Bélgica; Laboratorio Cavendish, Cambridge, Reino Unido); C. S. Fernandes (Universidad de Lieja, Lieja, Bélgica); D. L. Holdsworth (Universidad de Central Lancashire, Preston, Reino Unido); E. J. Kotze (Observario Astronómico Sudafricano, Ciudad del Cabo, Sudáfrica); V. Van Grootel (Universidad de Lieja, Lieja, Bélgica); Y. Almleaky (Universidad Rey Abdulaziz, Jeddah, Arabia Saudí; Centro Rey Abdullah de Observaciones del Creciente y Astronomía, Makkah Clock, Arabia Saudí); Z. Benkhaldoun (Observatorio Oukaimeden, Marrakech, Marruecos); P. Magain (Universidad de Lieja, Lieja, Bélgica), y D. Queloz (Laboratorio Cavendish, Cambridge, Reino Unido; Departamento de Astronomía, Universidad de Ginebra, Suiza).

ESO es la principal organización astronómica intergubernamental de Europa y el observatorio astronómico más productivo del mundo. Cuenta con el respaldo de dieciséis países: Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, el Reino Unido, República Checa, Suecia y Suiza, junto con el país anfitrión, Chile. ESO desarrolla un ambicioso programa centrado en el diseño, construcción y operación de poderosas instalaciones de observación terrestres que permiten a los astrónomos hacer importantes descubrimientos científicos. ESO también desarrolla un importante papel al promover y organizar la cooperación en investigación astronómica. ESO opera en Chile tres instalaciones de observación únicas en el mundo: La Silla, Paranal y Chajnantor. En Paranal, ESO opera el Very Large Telescope, el observatorio óptico más avanzado del mundo, y dos telescopios de rastreo. VISTA (siglas en inglés de Telescopio de Rastreo Óptico e Infrarrojo para Astronomía) trabaja en el infrarrojo y es el telescopio de rastreo más grande del mundo, y el VST (VLT Survey Telescope, Telescopio de Rastreo del VLT) es el telescopio más grande diseñado exclusivamente para rastrear el cielo en luz visible. ESO es el socio europeo de un revolucionario telescopio, ALMA, actualmente el mayor proyecto astronómico en funcionamiento del mundo. Además, cerca de Paranal, en Cerro Armazones, ESO está construyendo el E-ELT (European Extremely Large Telescope), el telescopio óptico y de infrarrojo cercano de 39 metros que llegará a ser “el ojo más grande del mundo para mirar el cielo”.

Las traducciones de las notas de prensa de ESO las llevan a cabo miembros de la Red de Divulgación de la Ciencia de ESO (ESON por sus siglas en inglés), que incluye a expertos en divulgación y comunicadores científicos de todos los países miembros de ESO y de otras naciones.

El nodo español de la red ESON está representado por J. Miguel Mas Hesse y Natalia Ruiz Zelmanovitch.

Enlaces

Sitios de aterrizaje del Mars Rover 2020

Primera selección de sitios de aterrizaje realizada en el año 2015 –  El próximo rover explorador de Marte de la NASA está programado para lanzarse en Julio o Agosto del 2020, y el número de sitios potenciales de aterrizaje ahora  ha sido reducido por los científicos a ocho lugares . A partir de una lista inicial de 21 lugares, ocho sitios han sido elegidos como candidatos a sitios de aterrizaje  del Mars Rover 2020. Debiendo aterrizar en Marte en Febrero del 2021, el rover buscará rocas que podrían mostrar la posible evidencia de vida pasada en el planeta.

Mapa de los ocho lugares de aterrizaje propuestos para el  Mars Rover 2020 luego de un Workshop realizado por la NASA en el 2015. Crédito de la imagen: NASA / MOLA Science Team.

 

Mapa con relieve mostrando los 8 posibles sitios de descenso, repartidos en hemisferios opuestos de Marte. Crédito: Nature, NASA-JPL.
Segunda selección realizada en Enero del 2017 – Los participantes en un taller organizado por la NASA para elegir el lugar donde descenderá la próxima misión a Marte 2020, han recomendado tres lugares en el Planeta Rojo para una evaluación adicional: Northeast Syrtis, cráter Jezero, y Columbia Hills.

Los tres lugares elegidos como candidatos para el descenso del Rover Mars 2020 de la NASA.  Crédito: NASA.
-Northeast Syrtis (imagen completa / leyenda ) una vez fue calentado por la actividad volcánica. Fuentes de calor subterráneas hicieron fluir aguas termales  y derritieron el hielo superficial. Los microbios podrían haber florecido allí en el agua líquida que estuvo en contacto con los minerales. Allí el terreno en capas  posee un rico registro de las interacciones entre el agua y los minerales en períodos sucesivos de la historia temprana de Marte.

El planeta Marte con su verdadera inclinación respecto de la eclíptica, mostrando en primer plano la región de Syrtis Major. Syrtis Major es una de las regiones más oscuras en Marte debido a que está hecha de basalto. El basalto es típicamente gris oscuro o negro, y se forma cuando cierto tipo de lava fundida se enfría.  Las áreas oscuras están formadas por las gravas más oscuras de roca basáltica, mientras que las áreas brillantes son polvorientas, polvo y arena resultado de la erosión y la oxidación. Syrtis Major es un volcán basáltico extinguido. Cuando los vientos erosionan y barren los suelos, se expone el basalto más fresco. Por lo tanto se trata de una zona oscura con “auto-renovación”. Acidalia PLanita y Umbra tiene andesita basáltica. Las regiones oscuras inusuales (que no son permanentes) están cubiertas por  partículas basálticas del tamaño de granos de arena. Por el contrario, las regiones oscuras comunes están dominadas por un lecho de roca o rocas de basalto en bloques. Crédito: Hartmann W.K. ,2003: A traveler’s Guide to Mars.

 

Uno de los sitios elegidos para el descenso en la región NorEste (NE)  de Syrtis Mayor. NE Syrtis es hogar de una antiguo ambiente habitable y diversas características geológicas, como esta mesa en el centro del potencial  lugar de aterrizaje. Crédito: NASA / JPL-Caltech / University of Arizona.
El Cráter Jezero  ( imagen completa / leyenda ) cuenta una historia de la naturaleza una vez húmeda y otra vez seca del pasado húmedo de Marte. El agua llenó el cráter  y fue drenada del mismo en al menos dos ocasiones. Hace más de 3,5 millones de años, los canales de los ríos desbordaron la pared del cráter y crearon un lago. Los científicos ven evidencia de que el agua transportó  dentro del crater minerales de arcilla de la zona circundante al mismo después de que el lago se secó. Es concebible que la vida microbiana podría haberse desarrollado  en Jezero durante uno o más de estos períodos húmedos. Si es así, los signos de sus restos pueden ser encontrados en los sedimentos del lecho del lago.

La figura muestra la ubicación geográfica del crater Jezero en el hemisferio marciano que contiene a Syrtis Major y a Hellas. El recuadro grande muestra la topografía de la zona del cráter (la línea negra gruesa marca el contorno del cráter), con dos lechos de ríos afluentes al crater en la mitad izquierda y un lecho efluente en la mitad derecha. Los ríos afluentes formaron deltas en el cráter dejando huellas  cuyas fotografías se ven en los recuadros menores. La elipse contorneada por la línea blanca marca una de las áreas posibles de descenso para  el Mars Rover 2020. Crédito: NASA, Mars 2020 Rover.

El mapa topográfico en falso color muestra  (marcas azules bajas elevaciones; marrón rojizo altas elevaciones) el área alrededor del Cráter Jezero . El agua que fluyó desde las partes altas habría reunido cualquier material biológico u orgánico de un área amplia y lo depositó en el cráter, lo que lo hace un lugar de aterrizaje lógico para una futura misión de un rover en Marte. Leer más. Crédito de la imagen: NASA / MSSS / ASU / GSFC.

 

La alteración química por agua, en el delta en el Cráter Jezero.En el antiguo Marte,  el agua talló canales y  transportó sedimentos  para formar los abanicos aluviales y deltas dentro de las cuencas lacustres. El examen de los datos espectrales obtenidos desde órbita indica que algunos de estos sedimentos tienen minerales que señalan alteración química por agua. Aquí, en el delta en el Cráter Jezero los sedimentos contienen arcillas y carbonatos. La imagen que muestra los minerales presentes en el delta, combina información de dos instrumentos en el Orbitador de Reconocimiento de Marte (MRO)de la NASA, el Espectrómetro Compacto de Reconocimiento de Imágenes  para Marte y la Cámara de Contexto. (Referencia:. Ehlmann et al 2008.) Crédito: NASA-MRO.

 

En Columbia Hills (imagen completa / leyenda ), fuentes de agua mineral, surgieron una vez de las rocas. El descubrimiento de que fluyeron aguas termales aquí fue un logro importante de la exploración de Marte, realizada por el Spirit. Este descubrimiento fue una sorpresa  especialmente bienvenida porque el Spirit no había encontrado indicios de agua en ningún otro lugar en las 100 millas (160 kilómetros) de ancho del Cráter Gusev. Después de que el vehículo dejó de funcionar en el 2010, los estudios de sus registros de datos de mayor edad mostraron evidencia de que las inundaciones del pasado  pueden haber formado un lago poco profundo en Gusev.

Fotografía del Cráter Gusev, tomada de día en el infrarojo con la Cámara THEMIS del Mars Odyssey. La zona más blanca cerca del centro del cráter es  llamada “Columbia Hills” (Colinas Columbia). Crédito: Arizona State University (ASU). Leer más.

 

Vista en 3D de Columbia Hills, indicando posibles afloramientos en capas en la cuenca interior. Crédito: ASU.

 

Columbia Hills_Esta imagen de mosaico, en falso color, mejorada, tomada por la cámara panorámica del  Mars Exploration Rover Spirit muestra la vista adquirida después de que el  Rover recorrió aproximadamente 50,2 metros (165 pies) en la tarde  de Marte sol (día marciano) 89 (3 de abril, 2004). La vista muestra la dirección del  futuro destino del vehículo. En la distancia yacen las orientales “Columbia Hills”. Esta imagen fue ensamblada a partir de imágenes tomadas con filtros, en el infrarrojo cercano de la cámara panorámica (750 nanómetros), verde (530 nanómetros), y violeta (432 nanómetros). Los colores se han exagerado para mejorar las diferencias entre las rocas más limpias y más polvorientas, y entre los suelos más reflectivos y los  más oscuros. Leer más. Crédito: NASA-Spirit.
La misión Mars 2020 está proyectada para ser lanzada en Julio del 2020 a bordo de un cohete Atlas V 541 desde el Complejo de Lanzamiento Espacial 41 en la estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida. El robot llevará a cabo evaluaciones geológicas de su lugar de descenso en Marte, determinará la habitabilidad del entorno, buscará signos de vida en el Marte antiguo, y evaluará los recursos naturales y riesgos para los futuros exploradores humanos. También preparará una colección de muestras para su posible regreso a la Tierra por una misión futura.
El Jet Propulsion Laboratory de la NASA va a construir y administrar las operaciones de la sonda Mars Rover 2020 para el Directorio de Misiones Científicas de la NASA en la sede de la agencia en Washington.
Para obtener más información sobre los programas de Marte de la NASA, visite:
http://www.nasa.gov/mars

DC Agle
Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, California

Fuente : NASA-JPL_Calthec.    Artículo original: “Scientists shortlist three landing sites for Mars 2020“. Vea en esa página el “Material realcionado” correspondiente.

Material relacionado:

Papers:
Sobre el Mars Rover 2020:
The $2.4-billion plan to steal a rock from Mars, Nature, 2017.

Videos:

 La Investigación de Marte con naves espaciales desde el comienzo:

Los investigadores de la “Misión de Un Año” en la ISS, esbozan los resultados preliminares en un workshop de la NASA

El Astronauta de la NASA Scott J. Kelly realiza el Examen de Habilidades de  de Motricidad Fina como parte de su misión de un año. Esta tarea pone a prueba la capacidad de Kelly de utilizar sus habilidades motoras finas – señalando, arrastrando, trazando formas y el pellizco-giro – en un iPad V de Apple después de un tiempo prolongado en el espacio. Crédito: NASA

Los resultados de las investigaciones preliminares de la Misión por un año de la NASA fueron expuestos a finales de Enero en una conferencia anual de la NASA. En Marzo pasado, dos hombres aterrizaron en la Tierra después de haber pasado casi un año en el espacio. NASA y Roscosmos, la agencia espacial rusa, se unieron a un nivel sin precedentes para la  misión de un año . Un miembro de la tripulación de cada agencia vivió en la Estación Espacial Internacional durante casi un año.

 La Conferencia y Taller anual de Investigadores del Programa de Investigación Humana de la NASA que se celebró en Galveston, Texas la semana del 23 de Enero, dio la oportunidad a los investigadores para exponer las primeras conclusiones  del estudio de la Misión de un año .  Sólo fueron expuestos los hallazgos preliminares. Un análisis adicional de la investigación está en proceso.
Jacob Bloomberg presentó los resultados de la Prueba Funcional de Tareas, que mide la capacidad de los astronautas para realizar las tareas que les hubiera correspondido hacer después de descender en Marte. En las pruebas se encuentra que  el equipo tuvo las mayores dificultades con la realización de tareas que exigían el control postural, la estabilidad y la destreza muscular. Sin embargo, la mayoría de las otras medidas no mostraron diferencias sustanciales en los cambios producidos durante una estadía de seis meses  de duración y los del vuelo de un año. Se necesitan analizar otros temas  para confirmar estos resultados.
Millard Reschke y Inessa Kozlovskaya llevaron a cabo la investigación de pruebas de campo que ponen a prueba los Tiempos de Recuperación Después del Vuelo. En los ensayos se  encontró que los dos sujetos tenían muy diferente rendimiento y recuperación, a pesar de pasar el mismo tiempo en el espacio. Estas diferencias pueden explicarse por su nivel de formación y experiencia previa al vuelo. Este hallazgo sugiere que es beneficioso un enfoque en la formación para el acople  con el campo gravitacional de la Tierra.
Michael Stenger estudia la Discapacidad Visual y la Presión Intracraneal (VIIP). Algunos astronautas de la estación espacial han reportado problemas de visión después del vuelo. La causa no se conoce actualmente. Uno de los miembros de la tripulación tenía síntomas “VIIP”, incluyendo edema de papila, pliegues coroideos y cambios de defectos refractivos, mientras que el otro miembro de la tripulación de la misión de un año no. Varios parámetros cardiovasculares, que eran diferentes entre los dos sujetos, pueden estar relacionados con los resultados oculares, pero se necesita más investigación.
La investigación de Kritina Holden se centra en los cambios de rendimiento en las Habilidades de Motricidad Fina que pudieran derivarse de la una larga permanencia en microgravedad – en particular los cambios que podrían afectar la capacidad de una  futura tripulación  para operar con precisión, dispositivos basados ​​en computadoras, en  la transición a una superficie planetaria. El estudio, llevado a cabo en un iPad V de Apple, incluye cuatro tipos de tareas motoras finas: Indicar, arrastrando, trazando la forma y el emergente rotar. Los resultados preliminares indican que existe una disminución tanto en la precisión como en el tiempo de reacción durante las transiciones gravitacionales.

Imagen con las pantallas del Apple iPad V de cada uno de los exámenes de Habilidades de Motricidad Fina durante la Misión de Un Año. Crédito: NASA.
Laura Barger investiga los Ciclos de Sueño-Vigilia en miembros de la tripulación de la estación espacial. Su estudio encontró que la duración promedio del sueño de la tripulación de un año fue  una hora más larga que la duración del sueño  en las misiones cortas en la estación entre el 2004 y el 2011 (7,1 horas frente a 6,1 horas). Hay varios factores que pueden haber mejorado su sueño incluyendo mejoras en la programación, menos cambios de turno de trabajo y una carga de trabajo aligerada ya que la construcción de la ISS se ha completado. Barger sugiere que la duración del sueño debe seguir evaluándose en futuras misiones de un año debido a que dos sujetos no proporcionan suficientes datos para tener confianza en las predicciones sobre el sueño.
La investigación de Rachael Seidler se centra en la Función Neurocognictiva y el Neuromapeo. Esta investigación encontró que los cambios en la movilidad los sujetos parecen comparables para la misión de un año y la de seis meses, aunque la recuperación puede ser más lenta después de la misión de un año. A pesar de los cambios de comportamiento similares, los sujetos del vuelo de mayor duración  mostraron un aumento en el número de regiones del cerebro implicadas en el tratamiento de entradas vestibulares (oído interno).
A través de la investigación adicional mediante la integración de los resultados preliminares, en coordinación con otras investigaciones fisiológicas, psicológicas y tecnológicas, la NASA y sus socios continuarán trabajando para asegurar que los astronautas de  futuras misiones de exploración espacial lo hagan de forma segura, eficiente y eficaz. Una publicación conjunta resumen está prevista para finales de 2017, que será seguida por los artículos de investigación por parte de los investigadores.

La imagen es un collage con los Investigadores de la Misión de los Gemelos. Agrandar imagen. Crédito: NASA.
###
 El Programa de Investigación Humana  de la NASA permite la exploración del espacio mediante la reducción de los riesgos para la salud humana y el rendimiento a través de un programa específico de investigación básica, aplicada y operativa. Esto conduce al desarrollo y la entrega de: salud humana, el rendimiento y las normas de habitabilidad; contramedidas y soluciones de mitigación de riesgos; y habitabilidad avanzada y tecnologías de apoyo médico.

Mónica Edwards
Laurie Abadie
NASA, Compromiso y Comunicaciones de Investigación Humana

Editor: Timoteo Gushanas

Etiquetas:  Programa de Investigación en Seres Humanos , viaje a Marte Estación Espacial de Investigación y Tecnología
Fuente: NASA.    Artículo original: “OneYear Mission Investigators Debut Preliminary Results at NASA Workshop.
Material relacionado:
Sobre el programa de la NASA de  Investigación Humana en el Espacio:
ESA, Human Spaceflight and Exploration Research:
Sobre la Investigación en la Estación Espacial Internacional:
Sobre la Misión tripulada a Marte:
Videos:
Videos sobre la Misión tripulada a Marte:

 

Eclipse Parcial de Sol – 26 de Febrero

El Eclipse Parcial de Sol tendrá lugar el domingo 26 de febrero. Para el Uruguay, la hora de comienzo será las 9:34, y llegará al máximo a las 10:58. Terminará a las 12:29, con el Sol alto, a 52º sobre el horizonte. La magnitud del eclipse (es decir, el porcentaje del diámetro solar eclipsado) será de 0.751. Y el grado de oscurecimiento será de 0.685 de la superficie solar. Esperamos sus fotografías e impresiones del mismo.

En tanto, se observará de forma Anular y la trayectoria de la sombra lunar pasará por el sur de Chile y Argentina.

Estén atentos por novedades !!!!