En memoria de Romeo Carlos Giudici Méndez

De izquierda a derecha, Salvador Paolillo y Romeo Giudici, en la  Despedida de año 2008. Foto tomada del Archivo Fotográfico de la AAA.

El 11 de Noviembre de 2017 dejo de existir una persona que dedicó gran parte de sus últimos 20 años a la Asociación de Aficionados a la Astronomía.

Romeo llegó a la Asociación en el año 1997, se incorporó a la misma luego de participar en un festival astronómico en el O.A.L.M.; era tan aficionado a la Astronomía  como a la  Fotografía  y  Filmación. Fue a poco de su integración a la Asociación que comenzó la titánica tarea de ordenar y documentar  gráficamente las actividades que se desarrollaban en la misma, fue así como el primer video documental que realizó se tituló Una noche de observación en el O.A.L.M.”  en donde se relataba la tarea que cumplía y cumple al día de hoy el  Prof. Raúl Salvo  dentro del observatorio; asimismo, realizó un video contando y mostrando  cómo fue la construcción de su observatorio  ubicado en su domicilio, en donde siempre recibía  compañeros de afición destacándose como un gran anfitrión.

Fue quién recuperó la cinta original del eclipse de México 70, la cual hoy está a disposición de todo interesado a través de nuestro Canal Youtube, y además entrevistó a Juan Diego Sans y Juan Ángel Viera (fundadores de la Asociación), documentando para la eternidad lo que significó para sus vidas la fundación de nuestra Institución y cómo ese vínculo perduró hasta el final de sus vidas. En el video se relata a su vez cómo fue que la Asociación, compró su primer telescopio, el mismo que hoy atesoramos en nuestra sede social.

Asimismo fue organizador  de las  excursiones al cerro Arequita, que se organizaron a principios de este siglo, y que  culminaron en su sexta edición en 2010,  excursiones que también fueron registradas por su cámara la cual era infaltable cada vez que se organizaba alguna actividad.

Integró la Comisión Directiva por muchos años, siendo presidente en uno de sus momentos más cruciales, en 2002 la Asociación cumplió 50 años de existencia y Romeo la presidió además de tocarle como presidente, inaugurar el observatorio de la Asociación en Los Molinos, El Sans-Viera, contó con su discurso inaugural, así como también lo hizo en el cincuentenario de la Institución, y por supuesto no falta un video realizado por él, en donde los protagonistas cuentan cómo fue la construcción del observatorio y otro, que detalla los festejos de aquel tan importante cumpleaños.

 

Foto tomada durante el Discurso del Presidente de la A.A.A. Romeo Giudici en la Celebración de los 50 años de la Asociación – año 2002. Archivo Fotogáfico de la AAA.

En 2007 con la mudanza de la sede social a la planta baja del Planetario, Romeo una vez más, se puso al hombro la titánica labor de hacer la mampostería de la nueva sede, hoy, allí gracias a él, tenemos instalada la biblioteca, así como también construyó el mueble para la computadora de uso social; ya había sido el responsable de construir el mueble que cubre el pilar del telescopio Fitz unos años antes.

Para 2009 con el “Año Internacional de la Astronomía” a cuestas, se presentó un serio problema, la Asociación tenía asignado recorrer el interior del país llevando sus telescopios para divulgar la Ciencia, y el problema de cómo evitar que se rompieran en el traslado, lo presentó y resolvió Romeo, construyendo 3 cajas, que aún hoy se siguen utilizando para transportar los telescopios.

Los años fueron pasando, así como las personas pasan por la vida de la Asociación, en 2009 la Comisión Directiva, decidió entregarle una plaqueta en reconocimiento por sus aportes a la Institución, Romeo visiblemente conmovido agradeció el gesto que nunca hubiera esperado; siempre se mantuvo cerca, decidió retirarse de la Comisión Directiva en 2012 ya que cada vez el trabajo le demandaba más tiempo y por ende no podía asumir el compromiso de seguir ligado a la responsabilidad de ser parte de esa Comisión, no obstante ello, se puso a disposición para cada vez que fuera necesario, presentarse a filmar las actividades por nosotros organizadas. Ese año, al cumplir 60 la Asociación, nos sorprendió con un video, en el cuál todos los presidentes de nuestra historia saludaban a la misma por su sexagésimo cumpleaños, una nueva tarea titánica que sólo Romeo podía llevar a cabo.

Y en ese marco fue requerido para el “Encuentro de Aficionados a la Astronomía Nº 9 y Nº 10″ celebrados en 2013 y 2015 respectivamente, filmó todas las exposiciones, las cuáles gracias a él se pueden seguir disfrutando a través de nuestro Canal Youtube.

Su última labor  fílmica de estilo documental, fue la transformación del Jardín del Planetario, lugar en donde se encuentra nuestro principal observatorio, en el “Parque de la Amistad”; ese filme, fue presentado en el 63 aniversario de la Asociación, y está dedicado al Planetario y sus funcionaros; digna labor, que terminó siendo una bella forma de despedirse de ese lugar que tanto había significado en su vida.

El trabajo siempre fue su “leimotiv” y cada vez le dedicaba más horas, ya que trabajaba en forma independiente como vidrierista, varias veces se lo consultó si se pensaba jubilar, y su respuesta siempre fue “nunca”; es así como a los 72 años, seguía adelante en largas jornadas laborales que lo enriquecían aún más como persona. Padre de dos hijos y esposo por 50 años de su compañera de vida (Ana), siempre con su buen humor característico seguía adelante sin pensar en detenerse; hace poco más de un mes le diagnosticaron cáncer de páncreas e hígado, y en este breve lapso de tiempo nos dejó.

Se fue una parte más que importante de la Asociación, y con él, un verdadero irreemplazable.

Comisión Directiva
Noviembre de 2017

Die Schwachen kämpfen nicht.

Die Stärkeren kämpfen vielleicht eine Stunde lang.

Die noch stärker sind, kämpfen viele Jahre.

Aber die Stärksten kämpfen ihr Leben lang.

Diese sind unentbehrlich.

Bertolt Brecht

Los débiles no pelean.

Los más aptos podrían luchar durante una hora.

Aquellos que son aún más fuertes luchan por muchos años.

Pero los más fuertes luchan sus vidas.

Estos son indispensables.

Los cielos brumosos refrescan Plutón

Las capas de neblina de Plutón son visibles en esta imagen tomada por la New Horizons y generadas por computadora para replicar el color verdadero. La temperatura de la atmósfera de Plutón es  sólo de unos 70 grados Celsius sobre el cero absoluto. Crédito: NASA/JHUAPL/SwRI.

La atmósfera de Plutón es aún más escalofriantemente fría de lo que cabría esperar a 5 mil millones de kilómetros del Sol. Una nueva investigación sugiere que es por el smog que envuelve al planeta enano .

“La neblina es responsable de todo el enfriamiento atmosférico”, dice Xi Zhang, un científico planetario de la Universidad de California en Santa Cruz. Él y sus colegas describen los hallazgos en la edición del 16 de Noviembre de Nature 1 .

Cuando la nave espacial New Horizons de la NASA sobrevoló Plutón en julio de 2015 , descubrió que la atmósfera era de -203 ºC, solo 70 grados sobre el cero absoluto 2 . Eso es alrededor de 30 grados más frío de lo predicho, y un gran misterio para los científicos planetarios.

Descubrir cómo funciona la atmósfera de Plutón es crucial para entender las atmósferas en otros grandes mundos helados del Sistema Solar y más allá. “Hasta que sepamos la razón de las bajas temperaturas, no podremos extrapolar a otras estaciones en Plutón, y mucho menos a otros cuerpos”, dice Leslie Young, un científico planetario del Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder, Colorado, que no participó en el estudio.

Manta de smog

La atmósfera de Plutón está compuesta principalmente de Nitrógeno, con cantidades más pequeñas de compuestos como el Metano. En lo alto de la atmósfera, entre 500 y 1.000 kilómetros sobre la superficie, la luz del Sol desencadena reacciones químicas que transforman algunos de estos gases en partículas sólidas de hidrocarburos.

Las partículas luego se desplazan hacia abajo y, a unos 350 kilómetros por encima de la superficie de Plutón, se agrupan con otras para formar largas cadenas químicas. Para cuando alcanzan los 200 kilómetros de altitud, las partículas se han transformado en gruesas capas de neblina, que la nave espacial New Horizons vio cubriendo dramáticamente a Plutón.

Plutón y su brumosa atmósfera, tomada por la Ralph/Multispectral Visible Imaging Camera (MVIC) de la sonda New Horizons de la NASA.Se observan alrededor de 20 capas de neblina; las capas se  extienden  horizontalmente sobre cientos de kilómetros, pero no son estrictamente paralelas a la superficie. Por ejemplo, los científicos señalan la capa de neblina de unas 3 millas (5 kilómetros) sobre la superficie (zona inferior izquierda de la imagen), que desciende a la superficie en la parte  derecha. El pequeño tamaño de Plutón y su baja gravedad hacen que  mantenga  su atmósfera mucho más débilmente que los planetas más grandes como la Tierra (que tiene 16 veces más gravedad que Plutón). Antes del encuentro de New Horizons, se esperaba que esto produjera una atmósfera que se extendiera mucho y escapara rápidamente al espacio. Pero resultó que la atmósfera superior es mucho más fría de lo que se pensaba que sería y, por lo tanto, más compacta: la atmósfera no se extiende tan lejos en el espacio como se esperaba y la tasa de escape de los gases atmosféricos es extremadamente lenta. Pero por qué la atmósfera es tan fría, sigue siendo un enigma que ahora estamos tratando de explicar. Crédito:  NASA/JHUAPL/SwRI/Gladstone et al./Science (2016).

Zhang y sus colegas compararon los efectos de calentamiento y enfriamiento de las moléculas de gas de la atmósfera con las de sus partículas de neblina. Estudios anteriores han sugerido que la presencia de moléculas de gas, como el cianuro de hidrógeno, podría ayudar a explicar por qué la atmósfera de Plutón es tan fría 3 . Pero el equipo de Zhang descubrió que incluir la neblina era la única forma de hacer que su modelo coincidiera con las temperaturas que midió New Horizons mientras volaba por el planeta enano.

“La diferencia fundamental es el tamaño”, dice Zhang. Las moléculas de gas tienen típicamente menos de un nanómetro de ancho, mientras que las partículas de neblina tienen varios cientos de nanómetros de ancho. Eso significa que el gas y la neblina se comportan de forma muy diferente en la forma en que absorben y vuelven a irradiar energía del Sol. Resulta que la neblina puede calentarse y enfriarse más eficientemente que el gas, dice Zhang.

“Es una buena idea”, dice Sarah Hörst, científica planetaria de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland.

Los científicos probablemente no habían pensado en la neblina como la culpable de enfriamiento porque las capas de neblina no bloquean la luz, dice Tanguy Bertrand, un científico planetario del Laboratorio de Meteorología Dinámica de París que estudió la atmósfera de Plutón con su colega François Forget 4 . “Encuentro este estudio muy convincente”, dice Bertrand.

Ideas competitivas

Pero otros investigadores han propuesto diferentes ideas sobre por qué la atmósfera de Plutón es tan fría. Roger Yelle, un científico planetario de la Universidad de Arizona en Tucson, informó sobre uno de estos enfoques en una conferencia en Letonia en Septiembre. El modelo de su equipo sugiere que una combinación de Cianuro de Hidrógeno, Acetileno y gas Etano puede enfriar las cosas. Se sabe que los tres gases existen en la atmósfera de Plutón.

El equipo de Zhang y el equipo de Yelle todavía tienen que reconciliar sus conclusiones contradictorias. Pero después de su lanzamiento en 2019, el Telescopio Espacial James Webb de la NASA podría probar la propuesta de Zhang. Si las partículas de neblina son de hecho el principal factor que enfría la atmósfera de Plutón, harían que el planeta enano parezca relativamente brillante en las longitudes de onda del infrarrojo medio. Zhang espera observar a Plutón con el telescopio Webb para ver si su equipo tiene razón.

Fuente del Artículo: Nature.  Artículo original: “Hazy skies cool down Pluto“. Alexandra Witze. Nov. 15, 2017.

  doi : 10.1038 / nature.2017.22996

Referencias

  1. Zhang, X. , Strobel, DF e Imanaka, H. Nature 551 , 352 – 355 ( 2017 )
  2. Gladstone, GR y col . Science 351 , aad8866 ( 2016 ).
  3. Lellouch, E. y col . Ícaro 286 , 289 – 307 ( 2017 ).
  4. Bertrand, T. & Forget, F. Icarus 287 , 72 – 86 ( 2017 ).

Material relacionado:

De Nature.com

 

 

 

Documentales:

Videos de Conferencias y Charlas Públicas:

 

Conferencia: ‘Arte y Ciencia’ este próximo Viernes 17 de Noviembre en el Planetario de Montevideo

Conferencia: ‘Arte y Ciencia’

 

arte_y_ciencia.jpg

El Planetario de Montevideo y la Asociación de Aficionados a la Astronomía tienen el agrado de anunciar la conferencia de la Prof. Rosario de Mattos:

Arte y Ciencia
Viernes 17 de Noviembre · 20 hs.
Planetario de Montevideo
Entrada libre y gratuita

Desde el inicio de los tiempos, los creadores de arte han estado relacionados con la curiosidad del hombre que lleva al desarrollo científico.

El arte es comunicación, carece de sentido sin alguien a quien transmitir el mensaje. Este llega fundamentalmente por el oído y la vista que se accionan a través de ondas.

La física estudia las ondas, los elementos a través de los que nos comunicamos, por eso está en el principio de la comunicación y los artistas la han sabido utilizar en todos los tiempos.

¿Destruyó Tritón a las primeras lunas de Neptuno?

Esta imagen generada por computadora muestra a Neptuno tal como aparecería cerca de su luna más grande, Tritón. Crédito: NASA / JPL / USGS.

El sistema lunar de Neptuno no es lo que esperaríamos de un gigante de gas en nuestro Sistema Solar. Los científicos ahora han explorado la posibilidad de que Neptuno comenzara su vida con un sistema ordinario de lunas que luego fue destruido por la captura de su luna gigante actual, Tritón.

Un sistema raro

Nuestra comprensión actual de la formación de planetas gigantes predice un período de acumulación de gas para construir el gran tamaño de estos planetas. Según los modelos, los discos de gas circumplanetarios que rodean a los planetas durante este tiempo se convierten en los lugares de nacimiento de los sistemas satelitales de los planetas gigantes, produciendo sistemas de planetas coplanares y progrado (es decir, orbitando en la misma dirección que la rotación del planeta) satélites similares a los sistemas de muchas lunas de Júpiter o Saturno.

Neptuno, sin embargo, es peculiar. Este gigante de gas tiene sorprendentemente pocos satélites, solo 14 en comparación con, digamos, las casi 70 lunas de Júpiter, y la mayoría de ellos son extremadamente pequeños. Sin embargo, una de las lunas de Neptuno es una excepción a esto: Tritón, que contiene el 99.7% de la masa total del sistema satelital de Neptuno.

La órbita de Tritón tiene una serie de propiedades inusuales. La órbita es retrógrada: Tritón orbita en la dirección opuesta a la rotación de Neptuno, que es un comportamiento único entre las lunas grandes de nuestro Sistema Solar. La órbita de Tritón también está muy inclinada, y sin embargo, la trayectoria de la luna es casi circular y se encuentra muy cerca de Neptuno.

La órbita de Tritón está inclinada en relación con las órbitas de los satélites Neptunianos internos. Crédito: NASA, ESA y A. Feild (STScI).

¿Cómo obtuvo este enorme satélite estas extrañas características, y por qué el sistema de Neptuno es tan extraño comparado con lo que esperaríamos de los satélites de un gigante de gas? Dos científicos, Raluca Rufu (Instituto de Ciencia Weizmann, Israel) y Robin Canup (Instituto de Investigación del Suroeste), proponen una explicación en la que Tritón causó estragos hace mucho tiempo en un antiguo sistema de satélites alrededor de Neptuno.

Destrucción después de la captura

Rufu y Canup exploran el escenario en el que Neptuno alguna vez tuvo un sistema regular de lunas progrado a su alrededor que se parecía a los de los otros gigantes gaseosos. Tritón, sugieren los autores, puede haber sido un antiguo objeto del Cinturón de Kuiper que luego fue capturado por Neptuno. Las interacciones subsiguientes entre Tritón, retrogrado, y el sistema satelital original progrado de Neptuno, pueden haber resultado en la destrucción de este sistema original, dejando atrás sólo a los otros satélites actuales de Tritón y Neptuno.

Utilizando simulaciones de N cuerpos que modelan un Tritón recién capturado y un sistema progrado de lunas probablemente primordial, Rufu y Canup muestran que si las lunas tienen una relación de masa similar a la del sistema de Urano o menor, las interacciones de Tritón con él tienen una probabilidad sustancial de reproducir el sistema satelital neptuniano actual. Incluso demuestran que las interacciones disminuyen el eje semimajor inicial de Tritón lo suficientemente rápido como para evitar que los satélites externos más pequeños como Nereida sean expulsados ​​del sistema.

La distribución de las velocidades de impacto en las simulaciones de los autores para las interacciones satelitales primordiales con Tritón, en tres casos con diferentes relaciones de masa de satélite. En el caso de baja masa, un tercio de la relación de masa del sistema de satélite de Urano, el 88% de las simulaciones terminaron con la supervivencia de Tritón en su órbita de alta inclinación. La tasa de supervivencia fue sólo del 12% en el caso de masas elevadas. [Adaptado de Rufu et al. 2017].

Si la propuesta de los autores es correcta, entonces explica claramente por qué el sistema satelital de Neptuno parece tan inusual comparado con el de Júpiter o el de Saturno, lo que significa que nuestros modelos de cómo se forman los sistemas primordiales de las lunas alrededor de los gigantes gaseosos aún se mantienen fuertes.

Fuente del artículo: AAS Nova.  Artículo oiginal:Did Triton Destroy Neptune’s First Moons?”  Susanna Kohler . 

Para citar el artículo: Raluca Rufu y Robin M. Canup 2017 AJ 154 208. doi: 10.3847 / 1538-3881 / aa9184

Artículos relacionados.

Sobre el encuentro de la nave espacial Voyager 2 con Neptuno: (Nota: toda la información sobre las Voyagers la encuentra en el apartado “Material relacionado” del siguiente artículo: “Desde el borde del Sistema Solar, las sondas Voyager siguen hablando con Australia después de 40 años.” AAA.)

Libros:

Videos:

Videos de Charlas Públicas y Conferencias:

Observando los grandes movimientos solares con ojos pequeños.

Las observaciones con pequeños telescopios han proporcionado esta hermosa vista de la Corona Solar durante un eclipse solar en el 2013. Estos datos han ayudado a los investigadores a comprender mejor qué es lo que le da forma a la estructura a gran escala de la Corona. Crédito: Alzate et al., 2017. Agrandar imagen.

Parece que la ciencia se está utilizando cada vez más, detectores avanzados en enormes telescopios terrestres y espaciales. Uno podría preguntarse: ¿queda algo por aprender de las observaciones realizadas con cámaras digitales montadas en telescopios de ~ 10 cm?.

La respuesta es sí, ¡bastante! Para ilustrar este punto, un nuevo estudio que utiliza tales equipos, informa recientemente sobre la estructura y la dinámica de la Corona del Sol durante dos eclipses solares.

Una vista completa de la Corona

La Corona Solar es la parte superior de la atmósfera del Sol, que se extiende millones de kilómetros en el espacio. Este plasma es dinámico, con estructuras cambiantes que surgen en respuesta a la actividad en la superficie del Sol, tales como enormes eyecciones de energía conocidas como Eyecciones de Masa Coronal (CME. abreviación de Coronal Mass Ejection). Estudiar la Corona es, por lo tanto, importante para comprender qué es lo que impulsa su estructura y cómo se libera la energía del Sol.

Aunque existen varios telescopios basados ​​en el espacio que observan la Corona del Sol, a menudo tienen campos de visión limitados. El AIA del Observatorio de Dinámica Solar, por ejemplo, tiene una resolución espectacular, pero solo imágenes a 1/3 de un radio solar sobre la extremidad del Sol. El coronógrafo LASCO C2 basado en el espacio, por otro lado, proporciona una amplia vista de las regiones exteriores de la Corona, pero sólo imágenes de hasta 2.2 radios solares sobre la extremidad del Sol. Por lo tanto, juntar las observaciones de estos telescopios deja un espacio que impide una imagen completa de la corona a gran escala y cómo se conecta con la actividad en la superficie solar.

Figura a la derecha: Imágenes tomadas durante el eclipse solar total en el 2012. El compuesto de color central de la superficie solar eclipsada fue capturado por SDO, la vista de la luz blanca de la corona solar a su alrededor fue tomada por los autores, y el fondo, campo amplio negro y -vista blanca es de LASCO. Las flechas blancas marcan la estructura “atípica”. Crédito: Alzate et al., 2017. Agrandar imagen.

Para proporcionar esta imagen amplia y continua, un equipo de científicos utilizó cámaras digitales montadas en telescopios de ~ 10 cm para capturar imágenes de luz blanca desde la superficie solar a varios radios solares de distancia, usando un coronógrafo natural: un eclipse solar. El equipo realizó dos series de observaciones: una durante un eclipse en 2012 en Australia y otra durante un eclipse en 2013 en Gabón, África. En una publicación reciente dirigida por Nathalia Alzate (Honolulu Community College), el equipo ahora informa lo que aprendieron de estas observaciones.

Construcción de estructuras atípicas

El procesamiento de imágenes de los autores reveló dos estructuras “atípicas” a gran escala con bordes filosos, algo similares en apariencia a lo que se ve cerca de los límites de los agujeros coronales polares en rápida expansión. Pero estas estructuras, visibles en el cuadrante sudeste de las imágenes tomadas durante ambos eclipses, no estaban ubicadas cerca de los polos.

Figura a la izquierda: Igual que la figura anterior, pero para el eclipse en 2013. Crédito: Alzate et al., 2017. Agrandar imagen.

Al analizar sus imágenes junto con las imágenes espaciales tomadas al mismo tiempo, Alzate y sus colaboradores pudieron determinar que la forma que tomaron las estructuras fue  una consecuencia directa de una serie de brillos repentinos debidos a eventos de ulguraciones (explosiones) de bajo nivel en la superficie solar. Estos sucesos fueron seguidos por pequeños chorros, y luego CMEs muy débiles, como puff que de otro modo podrían haber pasado desapercibidos.

El hecho de que tales sucesos transitorios inocuos en la atmósfera inferior del Sol puedan ser suficientes para influir en la estructura a gran escala de la Corona durante escalas de tiempo de 12-48 horas es un descubrimiento significativo. Hay aproximadamente 3 CMEs por día durante el Máximo solar, lo que sugiere que las estructuras atípicas como las descubiertas en estas imágenes son muy comunes. Por lo tanto, estos resultados tienen un impacto significativo en nuestra comprensión de la Corona solar, lo que demuestra que todavía hay mucho que podemos aprender con telescopios pequeños.

Figura a la derecha: Impacto del paso de una serie de CMEs similares a una bocanada de humo de cigarro (que se muestran en la secuencia de tiempo de LASCO en los paneles inferiores) en estructuras coronales. Crédito: Alzate et al., 2017. Agrandar imagen.

 

Fuente del artículo: AAS Nova. Artículo original: “Little Eyes on Large Solar Motions”Susanna Kohler.  .

Para citar la publicación: Nathalia Alzate et al., 2017 ApJ 848 84. doi: 10.3847 / 1538-4357 / aa8cd2.

Artículos relacionados.

Otras contribuciones Pro-Am (entre Profesionales y Amateurs):

Ciencia y Arte:

Sobre la Corona Solar:

¿Por cuánto tiempo más podremos observar eclipses solares totales desde la Tierra?:

  • A Field Guide to the Stars and Planets Jay M. Pasachoff. Peterson Field Guides. June 2016. Contiene  la información sobre los últimos eclipses así como también la correspondiente al eclipse total de Sol del 21 de Agosto de 2017. Existe una versión en Español de esta última edición.

  • Jay Pasachoff’s PublicationsUna lista de los excelentes libros del Dr. Pasachoff, cubriendo todos los niveles de audiencia, desde los destinados a los más jóvenes , a los universitarios y a los profesionales.

Videos:

 

 

Jornada Observacional de Primavera

Jornada Observacional de Primavera

Chacra de Antonio Labrador

Parador Tajes

 

Sábado 11 de Noviembre

 

Jornada observacional de Otoño, el 25 de Marzo de 2017, en la Chacra del Profesor Antonio Labrador (Parador Tajes). Preparando los telescopios en el atardecer.  A pesar de que el cielo se ve nublado en la foto, los pronósticos no fallaron y sobre las 21 horas se despejó completamente. Crédito: AAA /Carlos Costa.

 

Nuestra salida está prevista para las 17:00hs del sábado desde nuestra sede en el Planetario de Montevideo. Regresaremos pasada la medianoche.

 

El itinerario será el siguiente: Se prevé llegar a las 18:30hs, con suficiente tiempo para armar los telescopios e implementos que se utilizarán en la Jornada.

 

La idea es aprovechar el parrillero para hacer unas hamburguesas mientras esperamos la noche.

 

Por tal motivo, les solicitamos que se registren a la brevedad y realicen un depósito de $u 200 para la compra de los insumos necesarios. Es fundamental saber la cantidad de gente que va a asistir.

 

A los interesados: Rogamos inscribirse en Secretaría a la brevedad, para organizar mejor la jornada (martes y viernes de 19:00 a 22:00hs) por e-mail: administracion@aaa.org.uy o en horarios de oficina por el tel: 2622-1531.

 

ES URGENTE QUE LOS INTERESADOS NOS LO HAGAN SABER, Y NOS INFORMEN SI CUENTAN CON VEHÍCULO O NO PARA EL TRASLADO.

 

Se recomienda llevar: Repelente, Abrigo, Linterna con celofán rojo, cartas astronómicas y lo que usted entienda para hacer la jornada más amena.

 

La actividad se suspenderá en caso de mal tiempo, y pasará automáticamente para el sábado 18 de noviembre.

 

Como forma de preparar mejor las actividades de la Asociación; adjuntamos el calendario de futuras jornadas observacionales dependiendo del tiempo, y con el lugar de la misma a determinar. La primer fecha del mes, es la establecida; en caso de mal tiempo se posterga a la siguiente: 9 de diciembre o 16 de diciembre.

 

 

Secretaría A.A.A.

Suministrando energía al océano de Encélado, la luna activa de Saturno.

Un estudio reciente ha proporcionado nuevos conocimientos sobre cómo el cálido interior de la luna geológicamente activa de Saturno, Encélado, podría mantenerse durante miles de millones de años. En la imagen se pueden ver más de 30 jets individuales de diferentes tamaños  y más de 20 de ellos no se habían identificado antes. Al menos un chorro que salpica prominentemente en imágenes anteriores ahora parece menos potente. Este mosaico fue creado a partir de dos imágenes de alta resolución capturadas por la cámara de ángulo estrecho cuando la nave Cassini de la NASA sobrevoló Encélado y atrvesó los jets, el 21 de Noviembre de 2009. (Para otras imágenes capturadas durante el mismo sobrevuelo, vea PIA11686 y PIA11687 ). Las sucesivas imágenes de los jets a lo largo del tiempo permitió a los científicos de la Cassini estudiar la consistencia de su actividad. El polo sur de la luna se encuentra cerca del limbo en el cuadrante superior izquierdo del mosaico, cerca del gran chorro que está en segundo lugar desde la izquierda. El terreno iluminado que se ve aquí está en el hemisferio conductor de Encelado (cuya cara mira en la dirección del movimiento de Encélado) (504 kilómetros, 313 millas de ancho).La vista se obtuvo a una distancia aproximada de 14,000 kilómetros (9,000 millas) de Encélado y en un ángulo de fase solar de Encelado-nave espacial de 145 grados. La escala de la imagen es de 81 metros (267 pies) por píxel. Crédito: NASA / JPL-Caltech / Space Science Institute.

El calor generado por la fricción podría impulsar la actividad hidrotermal en la luna de Saturno Encélado durante miles de millones de años si la luna tuviese un núcleo altamente poroso, según un nuevo estudio de modelado realizado por investigadores europeos y estadounidenses que trabajan en la misión Cassini de la NASA.

El estudio, publicado hoy en la revista Nature Astronomy, ayuda a resolver una pregunta que los científicos han abordado durante una década: ¿De dónde viene la energía para alimentar la extraordinaria actividad geológica en Encélado?
Cassini descubrió que Encélado arroja enormes chorros de vapor de agua y partículas heladas, como géiseres, incluso compuestos orgánicos simples, desde las fracturas cálidas cerca de su Polo Sur. Investigaciones adicionales revelaron que la luna tiene un océano global debajo de su corteza helada, del cual los chorros están saliendo al espacio. Varias líneas de evidencia de Cassini indican que la actividad hidrotermal -agua caliente que interactúa químicamente con la roca- tiene lugar en el lecho marino.
Una de esas líneas fue la detección de pequeños granos de roca inferidos como el producto de la química hidrotermal que tiene lugar a temperaturas de al menos 194 grados Fahrenheit (90 grados Celsius). La cantidad de energía requerida para producir estas temperaturas es más de lo que los científicos creen podría ser proporcionada por la descomposición de elementos radiactivos en el interior.
“De dónde proviene el suministro  sostenido de energía en Encélado para mantenerse activo, siempre ha sido un misterio, pero ahora hemos considerado con mayor detalle cómo la estructura y la composición del núcleo rocoso de la luna podrían desempeñar un papel clave en la generación de la energía necesaria”. dijo el autor principal del estudio, Gaël Choblet de la Universidad de Nantes en Francia.
Choblet y coautores encontraron que un núcleo suelto (se refiere a no rígido, es decir un apilamiento de rocas) y rocoso con un espacio vacío del 20 al 30 por ciento haría el truco. Sus simulaciones muestran que a medida que Encélado orbita a Saturno, las rocas en el núcleo poroso se flexionan y se frotan juntas, generando calor. El interior suelto también permite que el agua del océano se filtre en el fondo, donde se calienta al contacto con la roca caliente, luego se eleva e interactúa químicamente con las rocas. Los modelos muestran que esta actividad debería ser máxima en los polos de la luna. Columnas de agua cálida y cargada de minerales brotan del fondo marino y viajan hacia arriba, reduciendo la capa de hielo de la luna desde abajo hasta un espesor muy pequeño de entre  media milla a 3 millas (1 a 5 kilómetros) en el Polo Sur. (Se cree que el espesor global promedio del hielo es de aproximadamente 12 a 16 millas, o de 20 a 25 kilómetros.) Y esta misma agua es expulsada al espacio a través de las fracturas en el hielo.

Este gráfico de ESA (Agencia Espacial Europea) ilustra cómo se puede calentar el agua dentro de la luna de Saturno, Encelado. Créditos: ESA / NASA / JPL-Caltech / SSI / LPG-CNRS / U. Nantes / U. Enojo.
El estudio es el primero en explicar varias características clave de Encélado observadas por Cassini: el océano global, el calentamiento interno, el hielo más delgado en el polo sur y la actividad hidrotermal. No explica por qué los polos norte y sur son tan diferentes. A diferencia del tortuoso y geológicamente fresco paisaje del sur, los extremos del norte de Encelado están fuertemente cubiertos de cráteres lo que indica que es un terreno antiguo. Los autores señalan que si la capa de hielo era un poco más delgada en el sur en los comienzos, provocaría un calentamiento descontrolado en el transcurso del tiempo.
Esta vista en primer plano de la luna de Saturno, Encélado, mira hacia el terminador de la luna (la transición del día a la noche) y muestra un patrón distintivo de fallas continuas, rugosas, ligeramente curvas y paralelas dentro de las latitudes polares del sur de la luna. Estas características de la superficie han sido informalmente referidas por los científicos de imágenes como “rayas de tigre” debido a su apariencia distintivamente similar a una banda cuando se ven en falso color (ver Encelado en color falso ). Es de destacar la ausencia de cráteres en esta área, indicando un terreno nuevo, geológicamente activo, muy fracturado en donde se originan los géisers. La imagen se obtuvo en luz visible con la cámara de ángulo estrecho de la nave Cassini el 14 de Julio de 2005, a una distancia de aproximadamente 20,720 kilómetros (12,880 millas) de Encélado, y en un ángulo de fase Sol-Encélado-nave espacial de 46 grados. La escala de la imagen es de 122 metros (400 pies) por píxel. El contraste de la imagen se ha mejorado para ayudar a la visibilidad de las características de la superficie. Crédito: NASA / JPL / Space Science Institute. Más información.

 

Un equipo de investigadores independientes ahora ha tomado todos los datos sobre Enceladus recogidos por la nave espacial y ha construido una simulación por computadora de la luna que incluye el espesor de la corteza de hielo. Esta imagen de Encélado ha sido creada usando datos tomados por la cámara de alta resolución de Cassini . El grosor de la corteza de hielo, indicado por el color, se trazó sobre la superficie de la luna. Según el modelo, el espesor varía entre aproximadamente 35 km en las regiones ecuatoriales con cráteres (amarillo) y menos de 5 km en el terreno  polar activo (azul). En términos astronómicos, esto es muy fino. El modelo predice que la luna de 505 km de ancho contiene un núcleo de 360-370 km de diámetro. El resto es océano y la corteza de hielo, con la misma corteza de hielo con un espesor promedio de 18-22 km. Crédito ESA/El Espacio en Imágenes.

 

Los investigadores estiman que, con el tiempo (entre 25 y 250 millones de años), todo el volumen del océano de Encélado pasa a través del núcleo de la luna. Se estima que esta es una cantidad de agua igual al dos por ciento del volumen de los océanos de la Tierra.
La flexión de la corteza helada de Encelado debido a la atracción mareomotriz de Saturno había sido considerada previamente como una fuente de calor, pero los modelos demostraron que esto no produciría suficiente energía sostenida. El océano en Encelado se habría congelado dentro de 30 millones de años. Aunque estudios pasados ​​modelaron cómo la fricción de las mareas podía generar calor en el núcleo de la luna, hicieron suposiciones más simples o simularon la luna en sólo dos dimensiones. El nuevo estudio aumentó la complejidad del modelo y simuló Encélado en 3-D.
Aunque el equipo científico de Cassini había sospechado durante años que un núcleo poroso podría tener un papel importante en el misterio del interior cálido de Encélado, este estudio reúne varias líneas de evidencia más recientes de una manera muy elegante, según Linda Spilker, Directora Científica del Proyecto Cassini de la NASA en el Laboratorio de Propulsión a Chorro  en Pasadena, California. “Esta poderosa investigación hace uso de detalles más nuevos, a saber, que el océano es global y tiene actividad hidrotérmica, información que no teníamos hasta los últimos años. Es una idea de que la misión necesitaba tiempo para construir, un descubrimiento sobre otro “, dijo ella.
Lanzada en 1997, la nave espacial Cassini orbitó Saturno desde el 2004 al 2017. Cassini realizó numerosos descubrimientos dramáticos, incluida la sorprendente actividad en Encélado y los mares de metano líquido en la luna más grande de Saturno, Titán. Cassini finalizó su viaje con una inmersión dramática en la atmósfera de Saturno el 15 de Septiembre de 2017, devolviendo datos científicos únicos hasta que perdió contacto con la Tierra.
La misión Cassini-Huygens es un proyecto cooperativo de la NASA, la ESA (Agencia Espacial Europea) y la Agencia Espacial Italiana. El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, una división de Caltech en Pasadena, administra la misión del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington. JPL diseñó, desarrolló y ensambló el orbitador Cassini.
Más información sobre Cassini:
https://www.nasa.gov/cassini
https://saturn.jpl.nasa.gov
Fuente: NASA/JPL-Calthec.  Artículo original:Powering Saturn’s Active Ocean MoonNov. 6, 2017.
Material relacionado:
Toda la información sobre Encélado, ya sean: sitios calificados, artículos, libros, y videos de conferencias y charlas públicas ofrecidas por científicos de la misión Cassini, la encuentra en el apartado “Material relacionado” del siguiente artículo:
Un océano se encuentra a pocos kilómetros por debajo de la superficie helada de Encélado. AAA.
Desde la detección de los chorros  de vapor en el Polo Sur de Encélado al descubrimiento de un océano global bajo la corteza  de hielo de dicha luna, hubo un extenso proceso de investigación que pretendemos mostrar en forma suscinta al lector mediante una reseña de artículos:
La nave Cassini arribó a Saturno a finales del 2004, sobrevolando de ahí en adelante el sistema de Saturno . Los primeros resultados de los sobrevuelos iniciales están en el siguiente artículo:
Cassini Observes the Active South Pole of Enceladus. C. C. Porco, P. Helfenstein, P. C. Thomas, A. P. Ingersoll et al. Science, Vol 311. March 10, 2006.
Las observaciones subsiguientes de las características geológicas de Encélado y sus permanentes cambios en la región del Polo Sur están descritos en el siguiente artículo: 
Saturn’s Dynamic Moon Enceladus Shows More Signs Of Activity. CICLOPS. Dec. 15, 2008.
El estudio de la variación de actividad observada en los chorros de vapor y su relación con las distintas posiciónes de Encélado en su órbita:
Saturn moon’s mystery plume influenced by tides Anne Ju. Cornell Chronicle. July 31, 2013.
Las primeras evidencias de la existencia de un mar de agua líquida debajo del Polo Sur de Encélado (pero no de un océano global):
Saturn moon reveals a cosmic, crust-covered sea. Blaine Friedlander. Cornell Chronicle.  
El paciente y meticuloso estudio que detectara libraciones en Encélado, proporciona la prueba definitiva de que la corteza de hielo y el núcleo rocoso de Encélado se desplazan uno respecto al otro, indicando la presencia de un océano global entre ambos:
Under Saturnian moon’s icy crust lies a ‘global’ ocean.  Blaine FriedlanderCornell Chronicle. September 15, 2015.
Sobre las pruebas de la existencia de actividad hidrotermal en el fondo del océano  en Encélado e implicancias acerca de la posible existencia de vida:
Hydrothermal Activity. Jay R. Thompson. Cassini Legacy. NASA/Jet Propulsion Laboratory – Calthec. April 12, 2017.

Otros estudios:

Librational response of Enceladus. Nicolas Rambaux, Julie C. Castillo-Rogez, James G. Williams, Özgür Karatekin. Geophysical Research Letters.February 24, 2010
The effect of an asymmetric core on convection in Enceladus’ iceshell: Implications for south polar tectonics and heat flux. Adam P. Showman, Lijie Han, and William B. Hubbard. GEOPHYSICAL RESEARCH LETTERS. Oct. 6, 2013.
El último trabajo recientemente publicado, con todo lo hallado e investigado sobre los chorros de vapor y el océano global de Encélado, en relación a las  condiciones adecuadas para la existencia de vida:
A Community Grows around the Geysering World of Enceladus. Carolyn C. Porco. Astrobiology. September 2017.

Videos de Conferencias y Charlas Públicas sobre los logros de la Misión Cassini y sobre Encélado:

The First 1000 Days: Cassini Explores The Saturn System. Carolyn Porco. Google Tech Talks. May 23, 2007.

Going out in a Blaze of Glory: Cassini Science Highlights and Grand Finale (public talk)Linda Spilker, Cassini Project Scientist Earl H. Maize, Cassini Program Manager. Jet Propulsion Laboratory. May 11, 2017.

Enceladus Up Close, with Carolyn Porco –. Carolyn PorcoChris McKayChuck Nice. StarTalk All-Stars. Sept. 11, 2017.

Enceladus: The Newest Wrinkle from Saturn’s Tiger-Striped Moon .Dr. Amanda Hendrix .The von Kármán Lecture Series. NASA/JPL/Calthec.  2008.

Earth-Europa-Enceladus: Ocean/Rock Interactions and Prospects for Life. Dr. Christophe SotinKeck Institute for Space Studies (KISS). Oct. 11, 2017.

Searching for Life on Mars, Europa, and Enceladus (Titan, too).  Chris McKay,

Google Tech Talks. May 22, 2007

Looking for Life As (we think) We Know It: Enceladus and EuropaJonathan Lunine. Keck Institute for Space Studies (KISS). Sept. 17, 2015.

 Enceladus – A second genesis of life at Saturn?. Jonathan Amos, talks with Cassini’s scientist. BBC. January 18, 2016.

 The Fountains of Enceladus. Patrick Moore interviews Dr. Michelle Dougherty and Dr. John Zarnecky. BBC- The Sky at Night.  2009.

 

ALMA descubre polvo frío alrededor de la estrella más cercana

Esta ilustración muestra qué aspecto podrían tener los cinturones de polvo recién descubiertos alrededor de Próxima Centauri, la estrella más cercana al Sistema Solar. Observaciones de ALMA han revelado el resplandor procedente de polvo frío en una región que se encuentra a una distancia de Próxima Centauri que supone entre una y cuatro veces la que separa a la Tierra del Sol. Los datos también insinúan la presencia de un cinturón de polvo externo incluso más frío que puede indicar la presencia de un complejo sistema planetario. Estas estructuras son similares a los cinturones mucho más grandes del Sistema Solar y también se espera que estén formadas de partículas de roca y hielo que no lograron formar planetas.Este esquema no está a escala: para hacer visible a Próxima b con claridad se ha mostrado más lejos de la estrella y mayor de lo que es en realidad. Crédito: ESO/M. Kornmesser.

El Observatorio ALMA, en Chile, ha detectado polvo alrededor de Próxima Centauri, la estrella más cercana al Sistema Solar. Estas nuevas observaciones revelan el resplandor procedente de polvo frío en una región que se encuentra a una distancia de Próxima Centauri que supone entre una y cuatro veces la que separa a la Tierra del Sol. Los datos también insinúan la presencia de un cinturón de polvo externo incluso más frío que puede indicar la presencia de un complejo sistema planetario. Estas estructuras son similares a los cinturones mucho más grandes del Sistema Solar y también se espera que estén formadas por partículas de roca y hielo que no lograron formar planetas.

Esta imagen combina una vista de los cielos australes sobre el telescopio de 3.6 metros de ESO en el Observatorio La Silla en Chile con imágenes de las estrellas Próxima Centauri (abajo a la derecha) y la estrella doble Alpha Centauri AB (abajo a la izquierda) de la NASA / ESA Hubble Space Telescope. Próxima Centauri es la estrella más cercana al Sistema Solar y está orbitada por el planeta Próxima b, que fue descubierto utilizando el instrumento HARPS en el telescopio de 3.6 metros de ESO.
Crédito:Y. Beletsky (LCO) / ESO / ESA / NASA / M. Zamani.
Próxima Centauri es la estrella más cercana al Sol. Es una débil enana roja que se encuentra a tan solo cuatro años luz, en la constelación meridional de Centaurus (el centauro). Es orbitada por Próxima b, un planeta templado del tamaño de la Tierra descubierto en el año 2016 que es, además, el planeta más cercano al Sistema Solar. Pero en este sistema hay algo más que un solo planeta. Nuevas observaciones de ALMA revelan la emisión de nubes de frío polvo cósmico que rodean a la estrella.

Esquema de las estructuras de polvo observadas en Próxima Centauri (Crédito: Manuel López Puertas & Mayra Osorio (IAA-CSIC).)
El autor principal del nuevo estudio, Guillem Anglada [1], del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC), Granada (España), explica la importancia de este hallazgo: “El polvo alrededor de Próxima es importante porque, tras el descubrimiento del planeta terrestre Próxima b, es el primer indicio de la presencia de un complejo sistema planetario (formado por más de un único planeta) alrededor de la estrella más cercana a nuestro Sol”.
Los cinturones de polvo son los restos del material que no se incorporó a cuerpos de mayor tamaño, como pueden ser los planetas. Las partículas de roca y hielo en estos cinturones varían en tamaño: desde el más diminuto grano de polvo, más pequeño que un milímetro, hasta cuerpos tipo asteroide con muchos kilómetros de diámetro [2].
El polvo parece encontrarse en un cinturón que se extiende a unos pocos cientos de millones de kilómetros de Próxima Centauri y tiene una masa total de, aproximadamente, una centésima parte de la masa de la Tierra. Se estima que este cinturón tiene una temperatura de unos –230 grados centígrados, la misma que la del Cinturón de Kuiper en el Sistema Solar exterior.
También hay pistas, en los datos de ALMA, que apuntan a la presencia de otro posible cinturón de polvo incluso más frío unas diez veces más lejos. De confirmarse, la naturaleza de un cinturón exterior resultaría intrigante, dado su entorno muy frío lejos de una estrella que es más fría y más débil que el Sol. Ambos cinturones están mucho más lejos de Próxima Centauri que el planeta Próxima b, que orbita a sólo 4 millones de kilómetros de su estrella [3].
Guillem Anglada explica las implicaciones del descubrimiento: “Este resultado sugiere que Próxima Centauri puede tener un sistema múltiple del planetas con una rica historia de interacciones que dieron lugar a la formación de un cinturón de polvo. Estudios más profundos podrían proporcionar información para localizar la ubicación de planetas adicionales que todavía no han sido identificados”.
El sistema planetario de Próxima Centauri también es especialmente interesante porque hay planes para una futura exploración directa del sistema con microsondas conectadas a velas impulsadas por láser (el proyecto Starshot). Conocer el entorno polvoriento que rodea a la estrella es esencial para la planificación de este tipo de misión.
El coautor Pedro Amado, desde el Instituto de Astrofísica de Andalucía, explica también que esta observación es sólo el comienzo: “Estos primeros resultados muestran que ALMA puede detectar estructuras de polvo en órbita alrededor de Próxima, y más observaciones nos darán más detalles del sistema planetario de esta estrella. Combinándolas con el estudio de discos protoplanetarios alrededor de estrellas jóvenes, podremos desvelar  muchos de los detalles de los procesos que condujeron a la formación de la Tierra y del Sistema Solar hace unos 4600 millones años. ¡Lo que estamos viendo ahora es sólo una pequeña parte de lo que está por venir!”.
Notas
[1] En una coincidencia cósmica, el autor principal del estudio, Guillem Anglada, comparte su nombre con el astrónomo que dirigió el equipo que descubrió Próxima Centauri b, Guillem Anglada-Escudé, coautor del artículo científico en el que se publica esta investigación (aunque no son parientes).
[2] Próxima Centauri es una estrella vieja, de edad similar a la del Sistema Solar. Probablemente, los cinturones de polvo a su alrededor son similares al polvo residual del cinturón de Kuiper y el cinturón de asteroides del Sistema Solar y al polvo que crea la luz Zodiacal. Las imágenes obtenidas por ALMA de los espectaculares discos que rodean a estrellas mucho más jóvenes, como HL Tauri, contienen mucho más material  que está en proceso de formación de planetas.
[3] De confirmarse, la forma aparente del débil cinturón externo daría a los astrónomos una forma de calcular la inclinación del sistema planetario de Próxima Centauri. Parece elíptica debido a la inclinación de lo que se supone que es en realidad un anillo circular. Esto, a su vez, permitiría una mejor determinación de la masa del planeta Próxima b, del cual actualmente solo se conoce su límite inferior.
Información adicional
Este trabajo de investigación se ha presentado en el artículo científico titulado “ALMA Discovery of Dust Belts Around Proxima Centauri”, por Guillem Anglada et al., y aparece en la revista Astrophysical Journal Letters.
El equipo está formado por Guillem Anglada (Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC), Granada, España [IAA-CSIC]); Pedro J. Amado (IAA-CSIC); Jose L. Ortiz (IAA-CSIC); José F. Gómez (IAA-CSIC); Enrique Macías (Universidad de Boston, Massachusetts, EE.UU.); Antxon Alberdi (IAA-CSIC); Mayra Osorio (IAA-CSIC); José L. Gómez (IAA-CSIC); Itziar de Gregorio-Monsalvo (ESO, Santiago, Chile; Observatorio Conjunto de ALMA, Santiago, Chile); Miguel A. Pérez-Torres (IAA-CSIC; Universidad de Zaragoza, Zaragoza, España); Guillem Anglada-Escudé (Universidad Queen Mary de Londres, Londres, Reino Unido); Zaira M. Berdiñas (Universidad de Chile, Santiago, Chile; IAA-CSIC); James S. Jenkins (Universidad de Chile, Santiago, Chile); Izaskun Jiménez-Serra (Universidad Queen Mary de Londres, Londres, Reino Unido); Luisa M. Lara (IAA-CSIC); María J. López-González (IAA-CSIC); Manuel López-Puertas (IAA-CSIC); Nicolás Morales (IAA-CSIC); Ignasi Ribas (Institut de Ciències de l’Espai (IEEC-CSIC), Bellaterra, España); Anita M. S. Richards (JBCA, Universidad de Manchester, Manchester, Reino Unido); Cristina Rodríguez-López (IAA-CSIC) y Eloy Rodríguez (IAA-CSIC).
Fuente del artículo: ESO.  Artículo original:”ALMA Discovers Cold Dust Around Nearest Star. Nov. 3, 2017
Material relacionado:
Sobre la estrella Próxima Centaury:
Settling the Proxima Centauri Question  | Astrobites, Nov 16, 2016.
Proxima Centauri might be more Sun-like than we thoughtHarvard-Smithsonian Center for Astrophysics (CfA). Release No.: 2016-25. Oct. 11, 2016.

 

The Nearest Stars. Henry Noris Russell. Princeton University Observatory, Nov. 4, 1937. Scientific American, January 1938. Disponible en Timbó.
Sobre el exoplaneta Próxima b:
A terrestrial planet candidate in a temperate orbit around Proxima CentauriGuillem Anglada-EscudéPedro J. Amado et al. Nature 536, 437–440. Earth’s New Neighbor: Proxima b.  Joseph Schmitt /Astrobites, Aug 26, 2016.

The Space Weather Forecast for Proxima Cen B. Science update, Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics,  March 31, 2017.

Proxima Centauri b Likely a Desert World. 

 

 Can we detect auroral emission from Proxima b?.  Amber Hornsby | Astrobites, Oct 30, 2017. Tema relacionado:”Mapping Magnetic Fields with Exoplanet Transits. Erika Nesvold | Astrobites, Sep 19, 2013 .
Detecting Exoplanet Life in Our Proximity.  Mara Zimmerman | Astrobites, Aug 1, 2017 .

 

Campaña “Pale Red Dot” (Punto Rojo Pálido) de búsqueda de exoplanetas en Próxima Centaury:
Follow a live Proxima Centauri exoplanet hunt with the Pale Red Dot campaign. Astronomy Now, January 15, 2016.

 

Campaña de Breakthrough Initiatives de búsqueda de vida inteligente en Próxima b:
Breakthrough Listen searches new-found nearby planet Proxima b for signs of ET. Breakthrough Initiatives. Published  in  “Astronomy Now”, Nov. 8, 2016. Artículo relacionado: “Stephen Hawking and Russian tycoon Yuri Milner kick off new search for E.T.  Alan Boyle. GeekWire, July 20, 2015.

 

El lector encontrará toda la información ya sean sitios calificados, artículos, papers, puiblicaciones en las revistas, libros y videos, sobre los Discos Protoplanetarios y su evolución en el apatado “Material relacionado” del artículo:
Aficionados colaborando en un proyecto de la NASA, encontraron un disco protoplanetario de mucho más edad de lo habitual. AAA. Vale la pena leer el siguiente trabajo que acaba de publicarse: Trapping Dust to Form Planets” Susanna Kohler AAS NOVA, 

 

Proyectos de viajes  al sistema Alpha Centaury:
Setting (photon) sail for Alpha Centauri. Kerrin Hensley | Astrobites, May 9, 2017. Se recomienda también leer: “Shooting for the Stars (and damage of doing so).  Michael Zevin | Astrobites, Sep 23, 2016. Un nuevo Concepto de propulsión: The Electric Sail; ver:” The Conceptual Design of an Electric Sail Technology
Demonstration Mission Spacecraft”, NASA.
 Videos:
ESOcast 136 Light: ALMA Discovers Cold Dust Around Nearest Star (4K UHD) Lars Lindberg Christensen. ESO. Nov. 3, 2017
Artist’s impression of the dust belts around Proxima Centauri. M Krommesser. ESO. Nov. 3, 2017.
A Terrestrial Exoplanet at Proxima CentauriGuillem Anglada-Escudé. (SETI Talks 2016).
Sobre “Light Sails” & Electric Sails y  los proyectos de viajes interplanetarios e interestelares:
LightSail Then and Now. An interview with Dr. Carl Sagan. The Planetary Society. 1976.
Starshot Project. Avi Loeb. Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics (CfA). 2016.
 Interplanetary Exploration: Application of the Solar Sail and Falcon HeavyPlenary talk by Dr. Greg Matloff,  TVIW 2016, Chattanooga, TN, 2/28/16 – 3/1/16.
 Electric Solar Wind Sail – Propelling the Future. Pekka Janhunen.Talk given on “Finland member in Cospar for 50 years”, Finnish Meteorological Institute. June 2014.

 

 

Los mundos alienígenas del tamaño de la Tierra están allí afuera. Ahora, los astrónomos están descubriendo cómo detectar la vida en ellos.

Stephen Kane pasa mucho tiempo mirando malas imágenes de un planeta. Las imágenes tienen sólo unos pocos píxeles de ancho y casi sin rasgos distintivos. Sin embargo, Kane, un Astrónomo de la Universidad de California, Riverside, ha rastreado cambios sutiles en los píxeles a lo largo del tiempo. Son suficientes para él y sus colegas para concluir que el planeta tiene océanos, continentes y nubes. Que tiene estaciones. Y que gira una vez cada 24 horas.
Él sabe que sus hallazgos son correctos porque el planeta en cuestión es la Tierra. Kane tomó imágenes del satélite del Observatorio Climático desde el Espacio Profundo, que tiene una cámara que apunta constantemente a la Tierra desde una posición intermedia entre nuestro planeta y el Sol, y las ha degradado intencionalmente desde 4 millones de píxeles a sólo un puñado. Las imágenes son un vislumbre de un futuro en el que los telescopios podrán distinguir planetas rocosos del tamaño de la Tierra alrededor de otras estrellas. Kane dice que él y sus colegas están tratando de descubrir “lo que podemos esperar ver cuando finalmente podamos obtener una imagen directa de un exoplaneta”. Su ejercicio muestra que incluso unos pocos píxeles preciosos pueden ayudar a los científicos a hacer el diagnóstico definitivo: ¿alberga vida un planeta ?
Encontrar evidencia concluyente de vida, o biofirmas, en un planeta a años luz de distancia puede parecer imposible, dado que las agencias espaciales han gastado miles de millones de dólares enviando sondas roboticas a cuerpos mucho más cercanos que podrían ser habitables, como Marte y las lunas de Saturno, sin detectar siquiera un soplo de vida. Pero los astrónomos esperan que un verdadero gemelo de la Tierra, lleno de flora y fauna, revele sus secretos incluso a un observador distante.
Detectarlos no será fácil, considerando la escasa cosecha de fotones que los astrónomos probablemente obtendrán de un mundo tan pequeño y distante, estando su señal casi inundada por su estrella cercana mucho más brillante. La nueva generación de telescopios espaciales que se dirigen hacia la plataforma de lanzamiento, incluido el gigantesco Telescopio Espacial James Webb (JWST) de la NASA, tiene sólo una pequeña posibilidad de sondear un gemelo de la Tierra con suficiente detalle. Pero podrán tomar muestras de luz de una gama de otros planetas, y los astrónomos ya están soñando con un telescopio espacial que podría producir una imagen de un planeta similar a la Tierra tan buena como las vistas pixeladas  de la Tierra, de Kane . Para prepararse para la inminente inundación de datos de exoplanetas, y ayudar a los diseñadores de telescopios a saber qué buscar, los investigadores ahora están compilando listas de posibles biofirmas,
Es poco probable que haya una sóla biofirma. En cambio, el contexto y múltiples líneas de evidencia serán clave para la detección de vida extraterrestre. Encontrar un gas- específico,  por ejemplo oxígeno, en una atmósfera alienígena no es suficiente sin saber cómo pudo haberse  producido el gas. Saber que la temperatura promedio del planeta es compatible con el agua líquida es un comienzo, pero la duración del día y las estaciones del planeta y sus temperaturas extremas también cuentan. Incluso la comprensión de la estrella del planeta es imprescindible, para saber si proporciona luz constante y nutritiva o ráfagas impredecibles de radiación dañina.
“Cada [observación] proporcionará evidencia crucial para reconstruir y decir si hay vida”, dice Mary Voytek, directora del Programa de Astrobiología de la NASA en Washington, DC.

Una imagen (izquierda) tomada por el satélite del Observatorio Climático del Espacio Profundo , degradada a un puñado de píxeles (derecha), es un sustituto de cómo podría verse un planeta similar a la Tierra alrededor de otra estrella a través de un futuro telescopio espacial. NASA EPIC TEAM; STEPHEN KANE.
En los embriagadores días posteriores al descubrimiento del primer exoplaneta alrededor de una estrella normal en 1995, las agencias espaciales trazaron planes para misiones extremadamente ambiciosas y costosas para estudiar gemelos terrestres que podrían albergar vida. Algunos conceptos para el Buscador de Planetas Terrestres de la NASA y la misión Darwin de la Agencia Espacial Europea contemplaron múltiples telescopios gigantes volando en formación precisa y combinando su luz para aumentar la resolución. Pero ninguna de las misiones salió de la mesa de dibujo. “Era demasiado pronto”, dice Voytek. “No teníamos los datos para planificarlo o construirlo”.
En cambio, los esfuerzos se centraron en explorar la diversidad de exoplanetas, utilizando tanto telescopios terrestres como misiones como la nave espacial Kepler de la NASA. En total, han identificado más de 3500 exoplanetas confirmados, incluidos unos 30 mundos del tamaño de la Tierra capaces de retener agua líquida. Pero tales encuestas les dan a los investigadores solo la información física más básica sobre los planetas: sus órbitas, tamaño y masa. Para descubrir cómo son los planetas, los investigadores necesitan espectros: luz que ha pasado a través de la atmósfera del planeta o ha sido reflejada desde su superficie, y descompuesta  en sus longitudes de onda componentes.
La mayoría de los telescopios no tienen la resolución necesara para separar un diminuto y oscuro planeta de su estrella, que es al menos mil millones de veces más brillante. Pero incluso si los astrónomos no pueden ver un planeta directamente, aún pueden obtener un espectro si el planeta transita o pasa frente a la estrella en el curso de su órbita. A medida que el planeta transita, la luz de la estrella brilla a través de su atmósfera; los gases allí absorben longitudes de onda particulares y producen caídas (descensos pronunciados) en ciertas longitudes de onda características en el espectro de la estrella.
Los astrónomos también pueden estudiar un planeta en tránsito observando la luz de la estrella mientras la órbita del planeta lo lleva detrás de la estrella. Antes de que el planeta se eclipse, el espectro incluirá la luz de la estrella y la luz reflejada desde el planeta; después, la contribución del planeta desaparecerá. Restar los dos espectros debería revelar rastros del planeta.
Tomar una señal reconocible de los datos no es nada fácil. Debido a que sólo una pequeña fracción de la luz de la estrella atraviesa la atmósfera de un exoplaneta, la señal espectral es minúscula y difícil de distinguir de las irregularidades en la luz estelar y de la absorción de la atmósfera de la Tierra. La mayoría de los científicos estarían “sorprendidos de cuán horribles son los datos”, dice la investigadora de exoplanetas Sara Seager del Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge.
A pesar de esos obstáculos, los telescopios espaciales Hubble y Spitzer, más algunos otros, han utilizado estos métodos para detectar gases atmosféricos, incluidos sodio, agua, monóxido y dióxido de carbono y metano, de entre un puñado de los objetivos más fáciles. La mayoría de los exoplanetas estudiados son “Júpiter calientes“: grandes planetas en órbitas muy cercanas a su estrella, con sus atmósferas infladas por el calor de la estrella.

Representación artística, en donde se muestra un dispositivo con bordes en forma de pétalos que vuela a una distancia de decenas de miles de kilómetros de un telescopio espacial y bloquea la luz de una estrella, permitiendo una clara visión de sus planetas. NASA/JPL.
El enfoque pagará dividendos mucho mayores después del lanzamiento del JWST en 2019. Su espejo de 6.5 metros recogerá mucha más luz de las estrellas candidatas que los telescopios existentes, lo que le permitirá extraer “firmas” de exoplanetas más débiles, y sus espectrógrafos producirán mucho mejores datos. Y será sensible a las longitudes de onda infrarrojas donde las líneas de absorción de moléculas como el agua, el metano y el monóxido y el dióxido de carbono son las más prominentes.
Una vez que los astrónomos tienen tales espectros, uno de los principales gases que esperan encontrar es el Oxígeno. No sólo tiene líneas de absorción fuertes y distintivas, sino que muchos creen que su presencia es la señal más fuerte de que la vida existe en un planeta.
La fotosíntesis productora de oxígeno convirtió a la Tierra en lo que es hoy en día. Las primeras cianobacterias en los océanos y luego otros microbios y plantas han bombeado oxígeno durante miles de millones de años, de modo que ahora constituye el 21% de la atmósfera, una abundancia que sería fácilmente detectable desde lejos. La fotosíntesis es la “aplicación asesina” de la evolución, dice Victoria Meadows, directora del Virtual Planet Laboratory (VPL) patrocinado por la NASA en la Universidad de Washington en Seattle. Utiliza una fuente prolífica de energía, la luz solar, para transformar dos moléculas, que se cree que son comunes en la mayoría de los planetas terrestres (agua y dióxido de carbono), en combustible azucarado para la vida multicelular. Meadows cree que es una apuesta segura que algo similar ha evolucionado en otros lugares. “El oxígeno sigue siendo lo primero que hay que buscar”, dice.
Hace quince años, cuando los exoplanetas eran nuevos y los investigadores comenzaron a pensar en cómo escanearlos para buscar vida, “Champagne habría fluido” si se hubiera detectado oxígeno, recuerda Meadows. Pero desde entonces, los investigadores se han dado cuenta de que las cosas no son tan simples: los planetas sin vida pueden tener atmósferas llenas de oxígeno y la vida puede proliferar sin producir el gas. Ese fue el caso en la Tierra, donde, durante 2 mil millones de años, los microbios practicaron una forma de fotosíntesis que no produjo oxígeno u otros  gases. “Hemos tenido que hacernos más conscientes de cómo podríamos ser engañados”, dice Meadows.
Para saber cómo se vería una auténtica firma biológica y qué podría ser una falsa alarma, Meadows y sus colegas del VPL exploran modelos de computadora de atmósferas de exoplanetas, basados ​​en datos de exoplanetas y observaciones de planetas más familiares, incluida la Tierra. También hacen experimentos físicos en cámaras de vacío. Recrean los cócteles gaseosos que pueden rodear a los exoplanetas, los iluminan con luz estelar simulada de varios tipos y observan lo que se puede medir.
En los últimos años, los investigadores de VPL han utilizado dichos modelos para identificar procesos no biológicos que podrían producir oxígeno y producir una señal de “falso positivo”. Por ejemplo, un planeta con abundante agua superficial podría formarse alrededor de una estrella que, en sus primeros años, aumenta de brillo, tal vez calentando al joven planeta lo suficiente para hacer hervir  sus océanos. La intensa luz ultravioleta de la estrella bombardearía el vapor de agua resultante, tal vez dividiéndolo en hidrógeno y oxígeno. El hidrógeno más ligero podría escapar al espacio, dejando una atmósfera rica en oxígeno alrededor de un planeta desprovisto de vida. “Conoces tu estrella, conoces tu planeta”, recuenta Siddharth Hegde, del Instituto Carl Sagan de la Universidad de Cornell.
Sin embargo, descubrir Metano en el mismo lugar en que se dtecta  Oxígeno fortalecería el caso de la posible existencia de vida. Aunque los procesos geológicos pueden producir metano, sin necesidad de vida, la mayoría del metano en la Tierra proviene de microbios que viven en vertederos y en las entrañas de los rumiantes. El Metano y el Oxígeno forman juntos un par redox: dos moléculas que reaccionarán fácilmente intercambiando electrones. Si ambos existieran en la misma atmósfera, se combinarían rápidamente para producir dióxido de carbono y agua. Pero si persisten en niveles lo suficientemente altos como para ser detectables, algo debe reponerlos. “Se acepta ampliamente que si se tienen moléculas redox en gran abundancia, ellas deben producirse  por la existencia de vida”, dice Hegde.
Algunos argumentan que al centrarse en el Oxígeno y el Metano, típicos de la vida en la Tierra, los investigadores están ignorando otras posibilidades. Si hay algo que los astrónomos han aprendido sobre los exoplanetas hasta el momento, es que los planetas familiares son una guía deficiente para la enorme diversidad de tamaño y naturaleza de los exoplanetas. Y los estudios de extremófilos, microbios que prosperan en ambientes inhóspitos en la Tierra, sugieren que la vida puede surgir en lugares improbables. La exobiología puede ser completamente diferente de su contraparte en la Tierra, por lo que sus subproductos gaseosos también pueden ser radicalmente diferentes.
Pero, ¿qué gases buscar? Seager y sus colegas compilaron una lista de 14,000 compuestos que podrían existir como un gas a temperaturas “habitables”, entre los puntos de congelación y ebullición del agua; para mantener la lista manejable, la restringieron a moléculas pequeñas, con no más de seis átomos que no son hidrógeno. Alrededor de 2500 están hechos de átomos biogénicos de carbono, nitrógeno, oxígeno, fósforo, azufre e hidrógeno, y alrededor de 600 son en realidad producidos por la vida en la Tierra. La detección de altos niveles de cualquiera de estos gases, si no pueden explicarse mediante procesos no biológicos, podría ser un signo de biología extraterrestre, sostienen Seager y sus colegas.

Crédito: A. Cuadra / SCIENCE
La luz que brilla a través de las atmósferas de los exoplanetas en tránsito es probable que sea el pilar de las búsquedas de biofirmas en los años venideros. Pero la técnica tiende a muestrear los tramos superiores delgados de la atmósfera de un planeta; mucha menos luz estelar puede penetrar la gruesa capa de gases que envuelven a la superficie, donde es probable que ocurra la mayor actividad biológica. La técnica de tránsito también funciona mejor para los Júpiter Calientes, que por naturaleza tienen menos probabilidades de albergar vida que los pequeños planetas rocosos con atmósferas más delgadas. El JWST puede extraer espectros atmosféricos de pequeños planetas si orbitan alrededor de estrellas pequeñas y tenues como las enanas rojas, cuya luz no inundará el espectro del planeta. Pero estas enanas rojas tienen la costumbre de arrojar bengalas que dificultarían el establecimiento de la vida  en un planeta cercano a ellas.
Para buscar signos de vida en un planeta terrestre alrededor de una estrella similar al Sol, los astrónomos probablemente tendrán que capturar su luz directamente, para formar un espectro o incluso una imagen real. Eso requiere bloquear el fulgor abrumador de la estrella. Los telescopios terrestres equipados con “coronógrafos”, que enmascaran con precisión una estrella para que se vean los objetos cercanos, ahora sólo pueden capturar los exoplanetas más grandes en las órbitas más anchas. Ver planetas terrestres requerirá un telescopio equipado de manera similar en el espacio, por encima del efecto distorsionador de la atmósfera.El Telescopio de Reconocimiento Infrarrojo de Campo Amplio de la NASA (WFIRST), que se espera que se lance a mediados de la década de 2020, está destinado a satisfacer esa necesidad.
Mejor aún, WFIRST podría usarse en concierto con una “Bloqueador de estrella”, una nave espacial separada estacionada a 50,000 kilómetros del telescopio, que despliega una máscara circular de decenas de metros para bloquear la luz de las estrellas. Este dispositivo es más efectivo que un coronógrafo para limitar la cantidad de luz que entra al telescopio. No sólo bloquea la estrella directamente, sino que también suprime la difracción utilizando un borde petalado elaborado. Eso reduce la luz dispersa que puede hacer que sea difícil detectar planetas débiles. Sin embargo, unbloqueador es un dispositivo mucho más costosa que un coronógrafo, y alinear el telescopio y la estrella en grandes distancias será un desafío.
Las imágenes directas proporcionarán espectros mucho mejores que las observaciones de tránsitos porque la luz pasará a través de la profundidad total de la atmósfera del planeta dos veces, en lugar de pasar por los bordes exteriores. Pero también abre la posibilidad de detectar la vida directamente, en lugar de a través de sus gases residuales en la atmósfera. Si los organismos, ya sean plantas, algas u otros microbios, cubren una gran proporción de la superficie de un planeta, sus pigmentos pueden dejar una huella espectral en la luz reflejada. La luz de la Tierra contiene una huella evidente de este tipo. Conocido como el “borde rojo”, es el cambio dramático en la reflectancia de las plantas verdes a una longitud de onda de aproximadamente 720 nanómetros. Debajo de esa longitud de onda, las plantas absorben tanta luz como sea posible para la fotosíntesis, reflejando solo un pequeño porcentaje. En longitudes de onda más largas, la reflectancia salta a casi el 50%, y el brillo del espectro se eleva abruptamente, como un acantilado. “Un observador alienígena podría decir fácilmente si hay vida en la Tierra”, dice Hegde.
No hay ninguna razón para suponer que la vida extraterrestre tomará la forma de plantas verdes. Así que Hegde y sus colegas están compilando una base de datos de espectros de reflectancia para diferentes tipos de microbios. Entre los cientos que el equipo ha registrado hay muchos extremófilos, que ocupan nichos marginales en la Tierra pero que pueden ser una forma de vida dominante en un exoplaneta. Muchos de los microbios en la lista no han medido sus espectros de reflectancia, por lo que el equipo de Cornell está completando esos vacíos. Detectar pigmentos en una superficie de exoplanetas sería extremadamente desafiante. Pero un color revelador a la tenue luz de un mundo distante podría unir otras pistas -las líneas de absorción espectral de los gases atmosféricos, por ejemplo- para formar “un rompecabezas que en general nos dé una idea del planeta”, dice Hegde.
Ninguno de los telescopios disponibles ahora o en la próxima década está diseñado específicamente para exoplanetas de imágenes directamente, por lo que las búsquedas de biofirmas deben competir con otras ramas de la astronomía por el escaso tiempo de observación. Lo que los investigadores realmente anhelan es un gran telescopio espacial diseñado especialmente para crear imágenes de mundos alienígenas similares a la Tierra, una nueva encarnación de la idea detrás del funesto Terrestrial Planet Finder de la NASA.
La Misión Habitable Exoplanet Imaging, o HabEx, un concepto de misión que ahora está siendo estudiado por la NASA, podría ser la respuesta. Su telescopio tendría un espejo de hasta 6.5 metros de diámetro, tan grande como el JWST, pero estaría armado con instrumentos sensibles a un rango de longitud de onda más amplio, desde el ultravioleta hasta el infrarrojo cercano, para capturar la más amplia gama de biofirmas espectrales. El telescopio estaría diseñado para reducir la luz dispersada y tener un coronógrafo y una estrella para permitir la visualización directa de exoplanetas del tamaño de la Tierra.
Tal misión revelaría planetas similares a la Tierra a un nivel de detalle con el que los investigadores ahora solo pueden soñar: sondear atmósferas, revelar cualquier pigmento de superficie e incluso ofrecer el tipo de imágenes de superficie cuadradas que Kane ha estado simulando. ¿Pero será suficiente para concluir que no estamos solos en el universo? “Hay mucha incertidumbre sobre lo que se requeriría para poner el último clavo en el ataúd”, dice Kane. “Pero si HabEx se construye de acuerdo con su diseño actual, debería proporcionar un caso bastante convincente”.
Fuente del artículo: Science Magazine. Artículo original: “Earth-sized alien worlds are out there. Now, astronomers are figuring out how to detect life on them”

 

Material relacionado:
El lector econtrará los principales sitios, bibliografía, videos y también astronomía amateur, referidos a exoplanetas en el apartado “Material relacionado” del artículo:
A sólo 20 años del descubrimiento del primer exoplaneta. AAA.
Otros artículos en relación a los temas tratados en la publicación:
Los planetas que orbitan estrellas enanas rojas, dentro de la zona habitable, enfrentan un clima espacial hostil. AAA.
Extendiendo la zona de habitabilidad de estrellas enanas rojas. AAA.
La enana ultrafría y los siete planetas.  AAA. Ver también: “El Arte de los exoplanetas“. AAA.
Sondeando la posibilidad de vida en las “Súper-Tierras” AAA.

 

Investigando el misterio de la migración de los Júpiter Calientes.  AAA.

 

Sobre los “Starshades” o dispositivos en el espacio para bloquear la luz de las estrellas:

Incredible Technology: Giant Starshade Could Help Find an Alien Earth.  Miriam Kramer, Space.com Staff Writer | 
Sobre la determinación de la composición de la atmósfera de un exoplaneta:
Seeing Starlight Through a Planet’s Rim. NASA/JPL-Calthec. Sept. 23, 2014.
Exoplanets, Research.  Sara SeagerMIT

El próximo Rover a Marte tendrá 23 “ojos”

Cámaras en el Mars  2020 Rover. Esta imagen presenta una selección de las 23 cámaras del rover de Marte 2020 de la NASA. Muchas son versiones mejoradas de las cámaras en el rover Curiosity, con algunas nuevas adiciones también. Crédito: NASA – JPL-Calthec.
Cuando el Mars Pathfinder de la NASA descendió en Marte en 1997, tenía cinco cámaras: dos en un mástil del módulo de aterrizaje, y tres en el primer receptor remoto de la NASA, Sojourner.
Desde entonces, la tecnología de la cámara ha dado un gran salto. Los sensores de fotos que fueron mejorados por el programa espacial se han vuelto comercialmente omnipresentes. Las cámaras se han reducido de tamaño, han aumentado en calidad y ahora se transportan en todos los teléfonos celulares y computadoras portátiles.
Esa misma evolución ha vuelto al espacio. La misión Mars 2020 de la NASA tendrá más “ojos”que cualquier rover anterior: un total de 23, para crear panoramas de gran amplitud, revelar obstáculos, estudiar la atmósfera y ayudar a los instrumentos científicos. Proporcionarán vistas espectaculares durante el descenso del rover en Marte y serán los primeros en capturar imágenes de un paracaídas cuando se abre en otro planeta. Incluso habrá una cámara dentro del cuerpo del rover, que estudiará las muestras mientras están almacenadas y se dejarán en la superficie para su recolección en una misión futura.

Una instantánea de algunas cámaras de Marte 2020

> Cámaras de ingeniería mejoradas: Color, mayor resolución y campos de visión más amplios que las cámaras de ingeniería de Curiosity.

> Mastcam-Z: una versión mejorada de MASTCAM de Curiosity con un objetivo zoom 3: 1.

> SuperCam Remote Micro-Imager (RMI): la cámara de imágenes remota de más alta resolución tendrá color, un cambio con respecto a la cámara de imágenes que voló con Curiosity’s ChemCam.

> CacheCam: Observará cómo se depositan muestras de roca en el cuerpo del rover.

> Cámaras de entrada, descenso y aterrizaje: Seis cámaras registrarán el proceso de entrada, descenso y aterrizaje, proporcionando el primer video de la apertura de un paracaídas en otro planeta.

> Cámara del sistema Lander Vision: utilizará la visión por computadora para guiar el aterrizaje, utilizando una nueva tecnología llamada navegación relativa al terreno.

> SkyCam: un conjunto de instrumentos meteorológicos incluirá una cámara orientada hacia el cielo para estudiar las nubes y la atmósfera.

Todas estas cámaras se incorporarán cuando el rover Mars 2020 se construya en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. Representan una progresión constante desde Pathfinder: después de esa misión, los rovers Spirit y Opportunity  fueron diseñados con 10 cámaras cada uno, incluso en sus módulos de aterrizaje; El rover Curiosity del Mars Science Laboratory tiene 17.
“La tecnología de la cámara sigue mejorando”, dijo Justin Maki de JPL, científico de imágenes de Marte 2020 e Investigador Principal adjunto del instrumento Mastcam-Z . “Cada misión sucesiva puede utilizar estas mejoras, con un mejor rendimiento y menor costo”.
Esa ventaja representa un círculo completo de desarrollo, desde la NASA hasta el sector privado y viceversa. En la década de 1980, JPL desarrolló sensores de píxeles activos que usaban menos energía que la tecnología anterior de cámaras digitales. Estos sensores fueron comercializados posteriormente por Photobit Corporation, fundada por el ex investigador del JPL Eric Fossum, ahora en Dartmouth College, Hanover, New Hampshire.
Visión 20/20
Las cámaras en 2020 incluirán más imágenes en color y en 3-D que en el Curiosity, dijo Jim Bell de la Universidad Estatal de Arizona, Tempe, Investigador Principal para 2020 Mastcam-Z. La “Z” significa “zoom”, que se agregará a una versión mejorada de la MastCam de alta definición del Curiosity, los ojos principales del rover.
Las cámaras estereoscópicas de Mastcam-Z pueden admitir más imágenes tridimensionales, que son ideales para examinar las características geológicas y explorar posibles muestras a largas distancias. Las características como la erosión y las texturas del suelo se pueden ver a lo largo de un área equivalente a la de un campo de fútbol. Documentar detalles como estos es importante: podrían revelar pistas geológicas y servir como “notas de campo” para contextualizar muestras para futuros científicos.
“Usar rutinariamente imágenes 3-D de alta resolución podría dar sus frutos a lo grande”, dijo Bell. “Son útiles para objetivos científicos tanto de largo alcance como de campo cercano”.
Finalmente, en color
Los rovers Spirit, Opportunity y Curiosity fueron diseñados con cámaras de ingeniería para planear recorridos (Navcams) y evitar peligros (Hazcams). Estas producen imágenes de 1 megapíxel en blanco y negro.
En el nuevo rover, las cámaras de ingeniería se han actualizado para adquirir imágenes en color de alta resolución de 20 megapíxeles.
Sus lentes también tendrán un campo de visión más amplio. Eso es fundamental para la misión 2020, que tratará de maximizar el tiempo dedicado a la ciencia y la recolección de muestras.
“Nuestras Navcams anteriores tomaban varias fotos y las unían”, dijo Colin McKinney de JPL, gerente de entrega de productos para las nuevas cámaras de ingeniería. “Con el campo de visión más amplio, obtenemos la misma perspectiva de una vez”.
Eso significa menos tiempo dedicado a panoramizar, tomar fotos y coser. Las cámaras también pueden reducir el desenfoque de movimiento, por lo que pueden tomar fotos mientras el móvil está en movimiento.
Un enlace de datos a Marte
Hay un desafío en todas estas actualizaciones: Significa transmitir más datos a través del espacio.
“El factor limitante en la mayoría de los sistemas de imágenes es el enlace de telecomunicaciones”, dijo Maki. “Las cámaras son capaces de adquirir muchos más datos de los que pueden enviarse a la Tierra”.
Para abordar ese problema, las cámaras del rover se han vuelto “más inteligentes” con el tiempo, especialmente en lo que respecta a la compresión.
En Spirit y Opportunity, la compresión se realizó usando la computadora de a bordo; en Curiosity, gran parte de esto se hizo usando componentes electrónicos integrados en la cámara. Eso permite obtener más imágenes tridimensionales, color e incluso videos de alta velocidad.
La NASA también ha mejorado en el uso de naves espaciales en órbita como relés de datos. Ese concepto fue pionero en misiones  Spirit y Opportunity. La idea de utilizar relés comenzó como un experimento con el orbitador Mars Odyssey de la NASA, dijo Bell.
“Esperábamos hacer esa misión en solo decenas de megabits por día de Marte o sol”, dijo. “Cuando obtuvimos el primer sobrevuelo de Odyssey, y teníamos aproximadamente 100 megabits por sol, nos dimos cuenta de que era un juego de pelota completamente nuevo”.
La NASA planea usar las naves espaciales existentes que ya están en órbita en Marte, el Marte Reconnaissance Orbiter, MAVEN y la Trace Gas Orbiter de la Agencia Espacial Europea, como relevos para la misión Mars 2020, que apoyará a las cámaras durante los primeros dos años del rover.
Más información sobre las cámaras del Mars 2020 en:
https://mars.nasa.gov/mars2020/mission/rover/cameras/
Más información sobre la misión  Mars 2020 está en:
https://mars.nasa.gov/mars2020/
Fuente: NASA/JPL- Calthec,.   Artículo original: “Next Mars Rover Will Have 23 ‘Eyes’. ” Andrew GoodOctober 30, 2017.
Material relacionado:
Sitios de descenso del Mars 2020 Rover . AAA.
Entry, Descent, and Landing System. Mars 2020 Rover.