El debate sobre la existencia de antiguos océanos en la historia de Marte

DDos escenarios atmosféricos en Marte joven

aeo.jpg Posibles océanos en el Marte jóvenDesde el comienzo de la exploración de Marte con las naves Mariners y Vikings en la década del 70, se identificaron signos de existencia de antiguos flujos de agua, que hicieron sospechar de la presencia de un océano primitivo en el Marte joven. Entre ellos, las grandes planicies del hemisferio norte de Marte son tierras bajas contrastando con las tierras altas del resto del planeta, situación similar a la encontrada en la Tierra con los  lechos oceánicos y los continentes. Apoyando esta idea menciono 3 estudios, el primero referente a la identificación de líneas de costa  de dicho océano (ver figura a la izquierda), el segundo referente a la identificación de formas geométricas (polígonos) y estructuras sedimentarias similares a las que se encuentran  en el lecho oceánico terrestre y también la existencia de piedras grandes distribuidas en dicho terreno, el tercero referente a la abundancia de agua en el Marte joven deducida a partir de estudios de la composición isotópica del agua contenida en la atmósfera actual. Por otro lado el estudio del paleoclima de Marte, o sea de su atmósfera primitiva a partir de modelos, indica que el escenario que mejor se ajusta a lo observado en cuanto a las características de drenaje y erosión, no es el de un Marte cálido y húmedo, como se requiriría para sostener un océano, sino  la condición de un planeta frío con el agua en forma de hielo  (ver figura superior). La existencia en el pasado de un océano implicaría también la presencia de una atmósfera cálida y gruesa con abundancia de anhídrido carbónico  para garantizar el efecto invernadero necesario, lo cual implicaría la existencia actual de depósitos de carbón (carbonatos) como resultado de las reacciones químicas de éste con las rocas así como el secuestrado por el supuesto océano, depósitos que no han sido encontrados en la cantidad suficiente para respaldar este escenario. Otra línea de investigación sugiere que la presencia de hidrógeno en la paleoatmósfera marciana junto al anhídrido carbónico potenciaría el efecto invernadero a los niveles necesarios para mantener el agua líquida. El problema está en buscar cómo se originó el hidrógeno y cómo se mantuvo su ritmo de producción, de modo de reponer la pérdida del mismo hacia el espacio.  Indicación: hacer click sobre las palabras resaltadas en color para ir a los artículos correspondientes . Fuentes : University of Arizona (UA); European South Observatory (ESO); The Geological Society of America (GSA); American Geophysical Union (AGU); Lunar and Planetary Institute (LPI); Planetary Science Institute (PSI); NASA/JPL; Pennsylvania State University (PennState).

Los comentarios están cerrados.