Los Impactos podrían haber hecho a Marte, brevemente hospitalario para la vida

fresh-crater-near-sirenum-fossae-mars-800x600

Los cometas y asteroides que impactaron sobre la superficie de Marte hace mucho tiempo, podrían haber desencadenado intenso calor que quedó en el fondo de los cráteres de impacto y apoyó el desarrollo de vida microbiana. Este relativamente reciente cráter de impacto fotografiado el  año pasado se extiende un poco más de un kilómetro en la región Sirenum Fossae de Marte. Crédito: NASA / JPL / Universidad de Arizona

Manantiales hidrotermales como los del Parque Nacional de Yellowstone-charcos de agua humeante azul con anillos concéntricos de color verde, amarillo, naranja, rojo y esteras de próspers bacterias podrían haber salpicado la superficie  joven de Marte.

Una nueva investigación sugiere que cuando los cometas y asteroides bombardearon al planeta rojo hace cerca de 4 millones de años, el calor de los impactos más grandes transformó los cráteres, que se forjaron en manantiales hidrotermales, que son bien conocidos en nuestro planeta por ser oasis microbianos.

La vida microbiana podría haber habitado estos puntos calientes del geológicamente breve intervalo de unos pocos millones de años durante los cuales habrían existido los manantiales, propuso Oleg Abramov del US Geological Survey en Flagstaff, Ariz., y Stephen Mojzsis de la Universidad de Boulder, Colorado.

«Me gusta dibujar la analogía con una barra de buffet en Las Vegas», dice Mojzsis. «Las aguas termales dan mucha comida  prácticamente gratis.» Él y Abramov publicarrán sus hallazgos en la edición del 15 de mayo del Earth and Planetary Science Letters . El documento fue publicado en la página web de la revista de en Marzo.

Creaciónde de manantiales hidrotermaldes a partir de Impactos

Los científicos apodan «el Bombardeo Intenso Tardío» al período en que estos manantiales hidrotermales de Marte se habrían formado. En ese momento, los enjambres de cometas y asteroides golpearon las lunas y los planetas interiores del Sistema Solar en desarrollo. Algunos de los blancos, como Mercurio, la Luna y Marte-tienen abundantes heridas de batalla todavía visibles hoy en día.

En Marte, «algunos de estos impactadores eran lo suficientemente grandes, cientos de kilómetros de diámetro, para hacer una cuenca de mil kilómetros de diámetro y cubrir toda la superficie de Marte en un centenar de metros más o menos de roca fundida,» dice Mojzsis. «Es como verter el chocolate fundido muy caliente en la parte superior de su helado de vainilla. El helado se  funde después de un corto período de tiempo «.

Cualquier impacto lo suficientemente grande como para derretir la roca también  habría derretido enormes cantidades de hielo que yacía congelado en la corteza marciana, permitiendo que el agua fluyese dentro de cráteres recién formados. De hecho, la evidencia de antiguos valles fluviales y sedimentos de lago en Marte a menudo coinciden con las superficies de los cráteres más antiguos, dice Mojzsis. La roca caliente por debajo de esos ríos o lagos recién formados mantendría entonces caliente al agua lo  suficiente para crear un manantial duradero, siempre y cuando la roca se mantuviese caliente caliente.

Análogos en la Tierra?

Grand_Prismatic_Spring_and_Midway_Geyser_Basin_from_above

Grand Prismatic Spring and Midway Geyser Basin. Crédito: Wikipedia 

Dos cráteres de impacto masivo en la Tierra proporcionan una prueba definitiva de que los fondos de los cráteres pueden acunar fuentes hidrotermales. Tanto el cráter de Sudbury en Canadá y el cráter de Vredefort en Sudáfrica muestran signos de alteración hidrotermal, en el que el agua caliente cambia químicamente la naturaleza de la roca, una firma que permanece visible mucho tiempo después de que el agua haya desaparecido. Por ejemplo, el cráter Haughton en el Ártico no sólo muestra evidencia de alteración hidrotermal , sino también las comunidades microbianas fosilizadas que una vez vivieron allí.A pesar de que los cráteres de Marte muestran alteración hidrotermal similar (pero no se han encontrado aún comunidades microbianas ), los científicos no pueden estar seguros si la alteración se debió a impactos o a vulcanismo anterior. Mojzsis piensa que la mejor evidencia proviene de las edades de los fondos de los cráteres.Muestras medidas in situ por el rover Curiosity actualmente en itinerancia en torno a uno de los mayores cráteres de impacto muestran que la edad de la roca data desde el inicio del último bombardeo pesado. Sólo un impacto lo suficientemente grande como para derretir la superficie y crear una zona caliente hidrotermal podría haber borrado firmas de edad anterior al bombardeo, que de otro modo habrían sido dejadas en la roca por la desintegración de isótopos radiométricos, explicó Mojzsis.Otra prueba podría venir del rover Curiosity o tal vez de la misión a Marte del 2020, si su equipo elige un sitio dentro de otro cráter de impacto masivo.

Cocinando una atmósfera gruesa

Para explorar los efectos de los bombardeos en el antiguo Marte, Abramov y Mojzsis utilizan un superordenador para modelar cada impacto que golpeó la superficie del Planeta Rojo durante todo ese tiempo. Aunque los científicos no pueden saber los detalles exactos de la población de los asteroides y cometas que azotó al planeta rojo en ese entonces, piensan que esos objetos es probable que se pareciesen a los habitantes del Cinturón de Asteroides actual (es decir, objetos masivos intercalados con muchos objetos pequeños) .

Al final, Abramov y Mojzsis modelaron cuatro escenarios diferentes de bombardeo. Tantos impactos,  habrían suministrado suficiente energía térmica para cocinar la superficie del planeta y liberar gran cantidad de vapor de agua en la atmósfera. La mayor temperatura, una atmósfera más densa, y el agua que fluye,  podrían haber creado un entorno global propicio a la vida por lo menos durante un tiempo.

Nosotros somos marcianos?

Norman Sleep, un geofísico de la Universidad de Stanford, que no participó en la investigación, cree que la posibilidad de que las condiciones marcianas podrían haber soportado temporalmente la vida en todo el planeta refuerza la hipótesis planteada hace unos años que las semillas de la vida realmente se pusieron en Marte. Los impactos posteriores de asteroides  sobre el planeta rojo habrían arrojado a continuación, trozos de roca en el espacio, llegando potencialmente a la superficie de la Tierra.

Steven Benner, un astrónomo del Instituto Westheimer de Ciencia y Tecnología en Gainesville, Fla., propuso la idea hace 3 años. Si la vida en Marte habría sobrevivido al bombardeo, su supervivencia prolongada, gracias al persistente suministro de aguas termales, hace a esta intrigante hipótesis más probable.

También no hay ninguna razón para pensar que la vida no podría haber surgido en estos entornos acuosos calientes. «Es ampliamente aceptada la hipótesis de que la vida en la Tierra se inició en un ambiente hidrotermal, en aguas termales,» dice Henry Melosh, un geofísico de la Universidad de Purdue en West Lafayette, Indiana., que tampoco participó en la investigación. Esta hipótesis se basa en el árbol de la vida, una diapositiva que indica la evolución de todas las cosas, lo que apunta de nuevo a un ancestro común: un organismo endémico de estos entornos calientes.

Aunque el estudio no prueba que la vida comenzó en Marte, y mucho menos en las fuentes hidrotermales, dice Melosh, podría ampliar el pensamiento de los científicos acerca de en dónde la vida podría haber comenzado.

Fuente: American Geophysical Union (AGU).  Artículo original: «Impacts might have made ancient Mars briefly hospitable to life» -Shannon Hall, escritor independiente

Cita:  Hall, S. (2016),»Impacts might have made ancient Mars briefly hospitable to lifeEos, 97, doi: 10.1029 / 2016EO051515. Publicado el 28 de abril de 2016.

Artículos relacionados:

Paspermia:

Cratering:

Videos:

       En Español:

       En Inglés:

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.